¿Quien es Dios?

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

Los cielos proclaman la gloria de Dios, y la expansión anuncia la obra de sus manos. Un día transmite el mensaje al otro día, y una noche a la otra noche revela sabiduría. No hay mensaje, no hay palabras; no se oye su voz. (Salmo 19:1-3 LBA)

Por Stephen W. Hiemstra

Como una persona joven, quiere ser piloto.  Aprendia que leer un mapa, trabajar con un compass, y siguen las estrellas por direcciones para perseguir mi sueno.  La idea que Díos usaría una Estrella a guiar por magos al niño Jesús me encanta.  Igualmente fascinante es cómo Dios se nos revela en la cuenta de la creación.  La Biblia empezo diciendonos que:   “En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” (Génesis1:1 LBA)  ¿Qué nos dicen estas sencillas palabras acerca de Dios?

La frase—en el principio—nos dice que Díos es eterna.  Si la creación tiene un principio, entonces también debe tener un final. Se implicita es que creación no es eternal, sino que el Dios quien la creada necesita ser.  Si nuestro Dios eternal creó el tiempo, tanto al principio y como al final, entonces todo lo que Dios creó es suya.  Asi como el alfarero es senior sobre la vasija que hace, Dios es soberano sobre creacíon (Jeremias 18:4–8).  Dios no ganó creacíon en un partido pulseada o comprar en línea o encontrar en la calle, la creó—Dios es un trabajador[1].

El soberano de Dios esta reforzada en la secunda parte de esta frase cuando la dice:  creó Dios los cielos y la tierra. Allí las dos palabras, los cielos y la tierra, forma una estructura poetica llamado un merismo.  Esta estructura hecho como a una línea definida por sus puntos extremos. Entonces, la expression, los cielos y la tierra, significa que Dios creó todo[2]. Porque él creó todo, Díos es soberano creacíon, y la soberanía implica la propiedad[3].

Entonces, de la primera frase en la Biblia sabemos que Díos es eternal y soberano. Sabemos tambien que Díos es santo.  ¿Porque? ¿Son el cielo y la tierra igual?  No.  El cielo es la residencia de Díos. De la historia de Moisés y su encuentra con Díos acerca de la zarza ardiente (Exodo 3:5), aprendimos que cualquiera lugar donde Dios es estaria santo en la sensacíon de apartada (dedicada) o sagrada (santificada).  Porque Dios vive en el cielo, debe ser santo.  La tierra no esta.  Aún así, Díos los creó y es soberano sobre ambos (Apocalisis 4:11).

Génesis da dos otras imaginas importante de Díos.

La imágina primera viene en Génesis 1:2; aquí, el espiritu de Dios (o el aliento) es representaba como un aves que se movia sobre las aguas[4].  Revoloteando require tiempo y esfuerzo que suguiere participacíon activa y cuido para la creacion. La Biblia habla extensivamente sobre Dios y su provision para nosotros—la provision de Dios. El aliento traduce como Espiritu Santo en los lenguas original de la Biblia—ambos  Hebreos (Antiguo Testamento) y Griego (Nueva Testamento)[5].

La imágina segunda aparece en Génesis 2, donde dijo la historía de creación en términos más personales. Como el alfarero trabaja con barro (Isaias 64:8), Díos forma Adán y lo puso en un jardin. Luego, él habla con Adán y lo dirige a dar nombres a los animales.  Y cuando Adán era solo, Díos crea a Eva de una costilla o del lado de Adán—un lugar cerca de su corazon.

En consecuencia, Génesis 1 y 2 da tres imágines de Díos: 1. Díos como un creador poderosa; 2. Díos a quien cuida meticulosamente de su creación; y 3. Dios a quien camina con nosotros como un buen amigo.  Mientras la Trinidad no esta articulado en la escritura hasta el Testamento Nuevo, la autorrevelación de Dios como la Trinidad aparece desde hace el principio (Chan 1998, 41).

La Oración del Señor da un perspective nuevo sobre Genesis 1:1 cuando Jesus dice:  “Venga tu reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo.” (Mateo 6:10 LBA) Porque estamos creado en la imagina de Dios, queramos lo mismo que nuestro hogar a estar como la casa de Dios en el cielo.

[1] Hugh Whelchel (2012, 7).

[2] El cielo y la tierra pueda tambien ser interpretado como indicadores de los atributos de Dios tales como la trascendencia y la inmanencia (Jeremias 23:23–24; Dyck 2014, 99).

[3]La naturaleza de Díos eternal es tambien descrito con un merismo:  “Yo soy el Alfa y la Omega” – dice el Señor Dios – “el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.” (Apocalisis 1:8 LBA)

[4] Esta imagen de díos como un aves (aviar) aparece también en las cuentas del bautismo de Jesús. Por ejempo, en Mateo 3:16 leemos:  “Después de ser bautizado, Jesús salió del agua inmediatamente; y he aquí, los cielos se abrieron, y él vio al Espíritu de Dios que descendía como una paloma y venía sobre Él.” (Mateo 3:16 LBA)

[5]El aliento mismo es necesario para la vida—una parte de la provision de Díos.

REFERENCIAS

Chan, Simon. 1998. Spiritual Theology: A Systemic Study of the Christian Life. Downers Grove, IL: IVP Academic.

Dyck, Drew Nathan. 2014. Yawning at Tigers: You Can’t Tame God, So Stop Trying. Nashville: Thomas Nelson.

Whelchel, Hugh. 2012. How Then Should We Work? Rediscovering the Biblical Doctrine of Work. Bloomington, IN: WestBow Press.

You may also like

Leave a Reply