La Disciplina Espiritual de Trabajo

May 001Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.(Colosenso 3:23-24 NVI)

Stephen W. Hiemstra, Almuerzo Para El Alma, Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, Virigina, 17 de Septiembre 2014

Oracion

Padre misericordioso. Hijo Amado.  Espíritu de verdad.  Gracias por tu presencia entre nosotros esta mañana.  Agradecemos por los alimentos que comiamos y los manos que han preparada los.  Abre nuestros corazones ahorita a recibir tu palabra.  Silenciar cualquiera voz sino la tuya.  Inspirar las palabras pronunciadas y iluminar las palabras escuchadas.  En el precioso nombre de tu hijo, nuestro Señor, Jesucristo.  Amen.

Palabras Primeras

¿A quién realmente trabajas? (2X)

Como muchos de ustedes saben, yo trabajaba en construcción durante los veranos como estudiante antes muchos años. Entre las muchas cosas que hice, un trabajo especifico en McLean, VA viene de mente cuando pienso de esos días.  Estaba 1974 cuando trabajaba total el verano a ganar plata suficiente para comprar mi carro primero—un usado 1967 Volkswagen Beetle (escarabajo).

Este trabajo viene de mente por que alli encontraban gente que estaban un poco diferente y yo aprendía lecciones  que quedo con migo como joven.  En efecto, este trabajo me convencido que debiera completar mi programa de estudios en la universidad y nunca más trabajar en construcción.

No como hoy cuando hay muchos Hispánicos que trabajar de construcción aquí, en esos días casi total los obreros cerca de McLean vienen de Virginia de Oeste. Muchas personas tenían antecedentes policiales.  Por ejemplo, en mis grupo—totales obreros—hubo dos hombres que yo recuerdo todavía después tantos años: uno fue tranquilo y el otro era ruidoso.  El tranquilo fue arrestado por causa de robo de un banco a punta de pistola; el ruidoso tenía un navaja y buscaba oportunidades a usarla durante cada día.

Mi jefe no estaba muchas mejor.  Por él, estaba una broma a promover luchas entre los obreros.  Una vez él regresada a Virginia de Oeste durante una fin de semana y estaba arrestado por ser borracho y disparando la casa de alguien.  Más frecuentemente cuando fue el día de pagar, el quedo in McLean para el fin de semana para pasar el rato, beber cerveza, y jugar cartas desde hace cualquiera obreros presente había perdida sus cheque complete por esa semana.  Como dije, mi jefe no estaba muchas mejor!

Por medio de total eso, yo estaba depresiva.  Una mañana no pude tomar cualquiera más.  No venía a trabajo, sino gastaba el día en un museo de artes en la ciudad.  Por el día próximo, mi jefe me dejes ir. Pero antes, el me dio algunos consejos—por tu  trabajo próximo, él me dijo, traer tu herramientas de carpintería, y decir a el jefe que tú eres ayudante de carpintero.  Más tarde eso día, fui a un otra lugar de trabajo, traído las herramientas, dije exactamente que él me lo dijo, y recibí trabajo mejor pagado.

¿A quién realmente trabajas? (2X)

Escritura

Nuestra  escritura de hoy viene de la carta de Pablo a la iglesia de Coloso, una ciudad pequeña de casi 110 miles este de Éfeso en que decir ahora como Turquía moderna (Garland 1998, 17-33).  Los comentaristas creen que Pablo escrito esta carta de Roma donde se estaba en arresto domiciliario.  Pablo escribe esta carta después escuchó que la iglesia  había sido fiel (vv 1:3-4), pero había bajo la presión de maestros falsos, tal vez de maestros tratando de convertirlos a ir o a regresar a Judaísmo (vv 2:8-19).  En respuesta a esta presión, Pablo escribe a ellos sobre las suficiencias de Cristo para salvación y para la vida (vv 1:17-20; 2:6-7).

Nuestro pasaje en capítulo 3 está también enfocado en la suficiencia de Cristo. Pablo escribe: Concentren su atención en las cosas de arriba, no en las de la tierra, (Colosense 3:2 NVI). Luego el comenzó a explicar cómo hacerlo en practico.

El contexto inmediata  de nuestro versículos es una sección que está referido de expertos como los códigos doméstico donde Pablo da consejo a esposos, esposas, padres, hijos, y esclavos—cada miembro de la casa antiguo (vv 3:18-22).  En efecto nuestros versículos proveen un principio general o resumen de toda la carta de Pablo.

Escuchan otra vez a nuestra escritura de hoy:

Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor. (Colosense 3:23-24 NVI)

En este sentido, nuestra actitud en nuestro trabajo resume la carta de Pablo y es un clave importante a nuestras vidas en Cristo.

¿A quién realmente trabajas? (2X)

Disciplina Espiritual

La gravedad del pecado de idolatría es obvia. Si nuestra fidelidad, tiempo, energía, y plata apuntan a las cosas que adoramos realmente (Giglio 2003, 113), entonces la Corazón de actividades idolatrías debe estar nuestro trabajo—trabajo dentro o fuera de la iglesia; trabajo dentro o fuera de la casa. El trabajo es muchas veces también una fuente de estrés, miedo, y ansiedad.

Jesús lo sabe (2X). En una punta, pintaba un retrato con palabras de lirios y reyes. Luego, aconsejó:

Así que no se afanen por lo que han de comer o beber; dejen de atormentarse. El mundo pagano anda tras todas estas cosas, pero el Padre sabe que ustedes las necesitan. Ustedes, por el contrario, busquen el reino de Dios, y estas cosas les serán añadidas. (Lucas 12:29-31 NVI)

En otras palabras, trabajo es importante; el reino de Díos es más importante.

Trabajo, como diseñado de Dios, tiene dignidad (2X). La Biblia abierta con Dios trabajando—el crea (Welchel 2012, 7). El hijo único de Dios trabajaba con sus manos! Si Cristo trabajaba primera con sus manos como carpintero, entonces trabajando con nuestras manos debe también tener dignidad. Casi todos los discípulos trabajaba como pescadores—piensa que ellos regresan a casa a noche que olor como flores? Una de las actividades más radical de Jesús estaba de comer—hoy se dice ministerio de tablas—comía y bebía con personas que trabajan por sus manos (Mateo 11:19).

La actitud de trabajo del apóstol Pablo es significado por tres razones. Primero, como leíamos antes, trabajo para jefes humanas es también trabajo para Dios! (2X; Colosense 3:23-24).Segundo, nosotros trabajamos muchas veces para hermanos y hermanas en Cristo—familia. ¿Cómo pueda alguien que no demontre respeto a su familia? (Phlm 1:16) ¡Imposible! ¡Impensable!  Tercero, Pablo también trabajaba con sus manos como hacedor de tiendas (Hechos 18:2-3).

Una de los escritores de la iglesia más importante en el campo de espiritualidad estaba un veterano quien trabajaba en una cocina. Él no escribía casi nada, pero dedicaba total su trabajo durante el día en oración a Dios. Hermano Lawrence (1982, 23) escribía: “debemos ofrecer nuestro trabajo a Él antes comencemos y agradecemos a Él después por el privilegio a había lo hecho por Él.” Él aplicó simplemente el consejo de Pablo: “oren sin cesar” (2X; 1Thess 5:17 NVI) Y los gigantes espiritual del día suya ganará a un camino a su puerta.

Una medida del potencial idólatra del trabajo es preguntar acerca de la identidad. Cuando te encuentras un vecino nuevo o alguien otra en una fiesta, ¿Cómo su cónyuge le identifica? ¿Es por su estado matrimonial, por el equipo de su deporte favorito, o por su profesión?

Como Cristianos, nuestra identidad está en Cristo.  Nuestro trabajo tiene dignidad porque alabamos a un Dios que demostrado dignidad en creación y cada cosa que venía después.

¿A quién realmente trabajas? (2X) En Cristo, nosotros sabemos la respuesta a esta cuestión.

Oracion

Padre amado.  Alabamos a ti por darnos cosas útil a hacer.  Alabamos  que  has equipado nos  por trabajo en el mundo y en tu iglesia.  Agradecemos por ojos nuevos a ver nuestro trabajo, nuestros jefes, y nuestras responsabilidades otras.  El cosecha está listo; preparamos a compartir en trabajo con los obreros.  En el nombre del Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, Amen.

Vaya con Dios.

REFERENCIAS

Garland, David E.  1998. The NIV Application Commentary:  Colossians/Philemon.  Grand Rapids:  Zondervan.

Giglio, Louie. 2003. The Air I Breathe. Colorado Springs: Multnomah Press.

Lawrence, Brother. 1982. The Practice of the Presence of God (Orig Pub 1691). New Kensington, PA: Whitaker House.May 001

Whelchel, Hugh. 2012. How Then Should We Work? Rediscovering the Biblical Doctrine of Work. Bloomington, IN: WestBow Press.

You may also like

Leave a Reply