La Comunión de los Santos

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

Por Stephen W. Hiemstra

La frase, la comunión de los santos, connote dos cosas: unidad y santidad. Un comunión es un amistad (o asociación o compañerismo) y, en el contexto Cristiano, implica amistad de tableos—la Cena del Señor. En griego, santo y una santa persona son la misma palabra como en Español. Unidad en santidad es raro en estos días.

La jardín de Edén era inicialmente un foto de paz y unidad. Adán, Eva, y Dios compartían paz con junto (Gen 2). Satanás rompió esa unidad con tentación que llevo a pecar (Gen 3). Después de salir de Edén, la muerte de Abel a manos de su hermano, Cain, amplificó la desunión de la familia. La desunión era magnificado aún más en la línea de Cain que llevó a Lamec, quien introdujo poligamia, además de asesinato, y asesinato por venganza. En pocas palabras, los pecados rompieron nuestra relación con Dios, con los otros, con nuestros pueblos, y con la naturaleza por si misma.

Para combatir esta desunión, Adán y Eva tuvieron un tercero hijo, Set, quien reemplazo Abel como el hijo justo de Adán (Gen 4). Set fue “engendrado” en la imagen de su padre, Adán, al igual que Adán era creado en la imagen de Dios (Gen 5:1-3). La linea recta de Set mantenían una relación especial con Dios y sera se convirtió en un testimonio vivo al mundo. Siendo este testimonio vivo era la misión de Abraham (Gen 12:2), la nación de Israel (Isa 2:1-5), y, después de Pentecostés, la misión de la comunidad del Nuevo Pacto de Jesús que se convirtió en la iglesia (Acts 1:8).

Jesús enseñó la unidad. Dijo: “`En esto conocerán todos que son Mis discípulos, si se tienen amor los unos a los otros.” (John 13:35 NBH) Él alentó los discípulos para ministrar en pares (Luke 10:1). Ministerio compartido no era sólo una lección de la evangelización; fue una lección en la unidad. Él comentario de Jesús después el informe de los setenta y dos discípulos no viene como sorpresa a oír: “Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.” (Luke 10:18 NBH)

C.S. Lewis (1973, 10–11) da una imagen visual de la desunión cuando pinta el infierno como un lugar donde la gente se mueve más y más separados. De su mejor, la iglesia está un lugar donde la gente moviera más y más cerca juntas. En la tradición de Set, la iglesia está ser creado en la imagen de Dios a través del espíritu Santo de Pentecostés. El sentido de la comunidad de la iglesia, pos Pentecostés, es el retorno metafórica a Edén (Acts 2:42-45)

El Apóstol Pablo pinto una imagen de la unidad cuando comparaba la iglesia a un cuerpo con muchas partes. Observó: “si el oído dijera:“Porque no soy ojo, no soy parte del cuerpo,” no por eso deja de ser parte del cuerpo.” (1 Cor 12:16 NBH) Todos somos especial y también diferente en los dones espiritual que traemos a la iglesia a través del Espíritu Santo. Por esta razón celebramos los dones de los demás. Por nuestra unidad es en Cristo y la misión de Cristo, no en nuestras idiosincrásicos y diferencias. Aún así, la necesidad de reconciliación está en evidencia que nuestras diferencias son real y en curso.

REFERENCIAS

Lewis, C. S. 1973. The Great Divorce: A Dream (Orig Pub 1946). New York: HarperOne.

You may also like

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.