La Voluntad de Dios Sea Hecho

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

“Venga Tu reino. Hágase Tu voluntad, Así en la tierra como en el cielo.” (Matt 6:10 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

¿Quien es a cargo de tu vida?

Si Dios está en control de tu vida, entonces quiere participar en la avanza del reino de Dios y a hacer Su voluntad. Jesús les trata como la misma cosa. Recuerde, la poesía hebrea no rima; se duplica. La frase segunda repite la primera frase, pero en palabras diferente. La más sutil la duplicación; la más hermosa la poesía.

Para ver esta duplicación, hágase una pregunta: ¿como lo sabes que has entrada un reino? Un reino empieza donde se obedecen los edictos del rey . Jesús pidió: “Venga Tu reino. Hágase Tu voluntad” (Matt 6:10).

La frase tercera en la oración refuerza la dos primera. ¿Dónde orar Jesús que el reino será? Que sea un reino en la tierra como en el cielo. ¿Dónde orar Jesús que la voluntad de Dios se hará? Que se haga en la tierra como en el cielo. Aspiramos a que la tierra sea como el cielo.

Santiago, el hermano de Jesús, hace eco de esta distinción en la contrasta entre la fe y la acción. Escribe simplemente: “la fe sin las obras está muerta” (James 2:26 NBH). Nuestra fe puede modelar el cielo, sino en la tierra de nuestra acciones deben lo reflectar.

¿Nota el recordatorio sutil de la poder creativa de Dios en la oración de Jesús? Pista: “En el principio Dios creó los cielos y la tierra.” (Gen 1:1 NBH) La tierra está modelar después el cielo en la ordena creativa. Estaría todavía sino por la corrupción de los pecados. En orando el Padre Nuestra, Peticionamos a Dios a restaurar la creación y, en efecto, participáramos en su re-creación.

Un doblete hebreo a veces toma la forma de un contraste negativa. En Salmo 1, por ejemplo, leemos: “Porque el SEÑOR conoce el camino de los justos [sera prosperar], Pero el camino de los impíos perecerá [no sera prosperar].” (Psa 1:6 NBH) Una frase es una bendición de la ley siguió; la otra frase es una maldición de la ley quebrantada. La lógica del patrón nos invita a rellenar los piezas que faltan.

En la oración de Jesús, dos contrastes negativa se implícita. Viene tu reino; no viene mio. Se haga tu voluntad; no hará mía. La sumisión a dios implica la elección de Dios sobre sí mismo.

You may also like

Leave a Reply