Santifica el Sábado (El Cuarto Mandamiento)

Photo by Stephen W. Hiemstra
Photo by Stephen W. Hiemstra

`Guardarás el día de reposo para santificarlo, como el SEÑOR tu Dios lo ha mandado.`Seis días trabajarás y harás todo tu trabajo, mas el séptimo día es día de reposo para el SEÑOR tu Dios; no harás en él ningún trabajo, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ninguno de tus animales, ni el extranjero que está contigo, para que tu siervo y tu sierva también descansen como tú. `Acuérdate que fuiste esclavo en la tierra de Egipto, y que el SEÑOR tu Dios te sacó de allí con mano fuerte y brazo extendido; por tanto, el SEÑOR tu Dios te ha ordenado que guardes el día de reposo. (Deut 5:12-15 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

La origina divina del Sábado es bien atestiguado—tanto en los Antiguo y Nuevo Testamentos. En el Antiguo Testamento, es la única mandamiento que aparece también en el relato de creación y es también el mandamiento más largo—una indicación de énfasis. En el Nuevo Testamento, Jesús se refiere a si mismo como el Señor del Sábado (Matt 12:8; Luke 6:5) y lleva a cabo varios milagros específicamente por el Sábado. ¿Por que toda esta atención que el día de reposo?

Un clave que entender Sábado se encuentra en Hebreo 4, que enumera cuatro aspectos del reposo de Sábado: descanso físico de obra, reposo en el séptimo día, reposo en la Tierra Prometido, y celestial resto—nuestro retorno a la Jardín de Edén.

Descanso físico de obra es subestimado por muchos cristianos. Jesús dice: “Vengan a Mí, todos los que están cansados y cargados, y Yo los haré descansar.” (Matt 11:28 NBH) Que podemos a amar Dios y amar nuestro prójimo cuando somos agotado físicamente todo el tiempo? Reposo de Sábado permitamos a construir la capacidad físicamente, emocionalmente, y espiritualmente a experimentar Dios y a tener compasión para nuestros prójimo.

Vemos una pista a esta interpretación de Sábado cuando comparamos la representación de Éxodo y Deuteronomio del cuarto mandamiento. Deuteronomio da la frase: “Acuérdate que fuiste esclavo en la tierra de Egipto, y que el SEÑOR tu Dios te sacó de allí con mano fuerte y brazo extendido; por tanto, el SEÑOR tu Dios te ha ordenado que guardes el día de reposo.” (Deut 5:15 NBH) La gente libre descansan; esclavos trabajan. ¿Somos, Americanos, verdaderamente libre? El reposo de Sábado es un símbolo de nuestra libertad cristiana.

La Tierra Prometida, prometido reposa (Ps 95:11), el cielo, y el nuevo Edén (Rev 22:1) todo muestra y reforzar la imagen de Sábado. La imagen de nuestro Pastor Divino es uno quien da reposo celestial: “En lugares de verdes pastos me hace descansar; Junto a aguas de reposo me conduce.” (Psa 23:2 NBH) Lamentablemente, esta imagen poética de resto sólo parece surgir durante los funerales. ¿Por que no empieza ahora?

You may also like

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.