Por qué Dedicar Tiempo a Oración Habitual?

Albrecht Durer, 1508
Albrecht Durer, 1508

Toda la ciudad se había amontonado a la puerta. Y sanó a muchos que estaban enfermos de diversas enfermedades, y expulsó muchos demonios; y no dejaba hablar a los demonios . . . Levantándose muy de mañana, cuando todavía estaba oscuro, Jesús salió y fue a un lugar solitario, y allí oraba. (Mark 1:33-35 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

Jesús modelaba oración cotidiana.

El Evangelio de Lucas registra la mayor cantidad de casos en los que Jesús oró. La primera instancia de oración fue durante su bautismo cuando Jesús fue ungido por el Espíritu Santa en la forma de una paloma (Luke 3:21-22). Cuando multitudes se reunieron después de milagros de sanidad, Jesús se retiraba a una lugar desolada a orar (Luke 5:15). Cuando los fariseos lo atacaron para la curación en el Sábado, Jesús fui arriba una montana y oraba todo la noche. Después, en lo que fue una decisión entre las más importante en su ministerio, él escogió a los Doce Apóstoles (Luke 6:21). Mientras orando sólo entre los apóstoles,Jesús preguntó: “¿Quién dicen las multitudes que soy Yo?” (Luke 9:18 NBH) Mientras orando con Pedro, Juan, y Santiago por la cima de una montana, Jesús se transfiguró (Luke 9:28). Jesús fue orando cuando los discípulos le pidan: “Señor, enséña nos a orar” (Luke 11:1 NBH). Por la noche antes su muerto, Jesús oró en la Jardín de Getsemani (Luke 22:41).

Dos cosas que las oraciones de Jesús tienen en común en el Evangelio de Lucas son que él a menudo oraba a solas y siempre rezaba en las puntas críticas en su ministerio. Es significativo que Dios era visiblemente y de modo audible presente en dos de los siete incidencias de las oraciones de Jesús registradas en Lucas. En el Libro de Hechos, Pedro y Pablo practicar el hábito de la oración y experimentando visiones importante durante oración [1]. A partir de estos ejemplos, sabemos que Dios responde de oración.

Jesús no es nuestro único modelo para oración. Nuestro primero modelo por oración surge en el Libro de Génesis. Dios aparecía a un rey pagano, Abimelech, en un sueño donde Dios lo instruya a él para volver Sara a Abraham ya a Abraham para orar por su curación. Abimelech obedeció las instrucciones de Dios. Entonces Abraham intercede a Abimelech en oración y Dios lo se cura (Gen 20:7-17). Claro que Dios cuida por los paganos y nos pide, como Abraham,a orar a ellos. Y esta es la primera oración en la Escritura.

La oración es importante en los salmos. Por ejemplo, Salmo 51 es una oración de confesión. El Rey David pide Dios para perdón siguiendo su adultero con Betsabé y el muerte de su esposo, Urías el Hitita (2 Sam 11). Salmo 51 es importante por Cristianos [2] porque Jesús desciende del Rey David (Matt 1:6-17).

El Apóstol Pablo también de oración por nosotros amonestar a: “Oren sin cesar.” (1Thes 5:17 NBH) La oración cesando es un nombre inapropiado. Lo que realmente queremos decir por la oración habitual es oración por la mañana, oración durante cenas, y oración antes dormir. La oración mientras correr, oración mientras deliberando decisiones, oración mientras caminando a trabajar . . .

La oración significa abrirnos a Dios. Y, a veces, incluso palabras se hablan.

[1] Por ejemplo, Acts 10:9 y Acts 9:11.

[2] Ps 51 es también importante por los Judíos porque es un ejemplo de pecado intencional no cubierta por sacrificas bajo el pacto de Moisés. Tanto el adulterio de David y su muerte de Urías eran intencional. Bajo la ley, solamente pecados no intencional podrían ser expiado con sacrificios.

 

You may also like

Leave a Reply