¿Que es Adoración?

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

. . . los veinticuatro ancianos se postran delante de Aquél que está sentado en el trono, y adoran a Aquél que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo: Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque Tú creaste todas las cosas, y por Tu voluntad existen y fueron creadas.” (Rev 4:10-11 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

Si las disciplinas espirituales nos señalan a Dios, entonces la adoración es el príncipe de las disciplinas espirituales. De hecho, hemos ido creado para el culto (Calhoun 2005, 25).

Desafortunadamente, el primero foto en la Biblia de culto también nos muestra un imagen de culto impropia. Caín trajo ofrenda del fruto a Dios; Abel mató el primogénito de sus ovejas y él trajo a Dios las partes de grasa. Dios honró el sacrificio de Abel, pero no lo de Caín (Gen 4:3-5). El culto impropia es como invitando su jefe en su hogar y lo sirviendo sobras a cenar—no se podría estar disparó pero se degrada la relación.

Uno de los diacones de la iglesia, Esteban, fue arrestado en Jerusalén y fue acusado antes la sanedrín. Allí, el los acuso de limitar el acceso de Dios en la templo, de matar los profetas, de traicionar y de asesinar Cristo, y entonces, de no guardar la ley. El culto impropia—limitar acceso de Dios—fue la primer cargo. Por esta y otra cosas, se llevaron a cabo Esteban y lo apedrearon (Acts 7:48-58).

La queja de Esteban no era los altar sacrificios. Cuando los Israelitas vivían en Egipto, ellos necesitaron a ir en el desierto a ofrecer los sacrificios, en parte, porque sacrificaban los animales que se eran sagrados a los Egipcios (Exod 8:26). El punto de los sacrificios era a demostrar lealtad a Dios por abandonar las ídolas que eran típicas del día (Lev 17:7) [1]. Sin embargo, en el tiempo estos sacrificios perdieron su significado, se convirtieron en rutina, o, más peor, empezó a parecer se como los sobornos divinos—impropia culto [2]. Haciendo eco el Profeta Isaías (Isa 1:16), el Rey David escribe: “Los sacrificios de Dios son el espíritu contrito; Al corazón contrito y humillado, oh Dios, no despreciarás.” (Ps 51:17 NBH) El contenido de culto, no su forma, es lo que hace la adoración propia o impropia.

Un cuadro importante de la adoración apropiada se da en Apocalipsis 4:10-11 donde el veinticuatro ancianos echan abajo sus coronas delante el trono de Dios. En el cielo,los ancianos echan abajo las coronas que les dio Dios, sin embargo, todavía humildemente se echan (e.g. Rev 2:10). Por la tierra, una corona esta un símbolo (un ídolo) de nuestra vanidad—una ostentación de la riqueza, poder, y autoridad personal; no se necesita ser una tiara de oro! Cuando yo echo mis coronas a los pies del rey de reyes, me abandono todas mis ídolas—la plata, poder, y autoridad—a Dios. “En la Tierra Como en el Cielo”—es lo que el ultimo acto de adoración.

¿Cómo podemos entonces colocamos adecuadamente nuestras coronas delante el Señor?

La adoración apropiada es un ídolo-estrellarse evento [3]. En adoración, demostramos nuestra lealtad a Dios por abandonar a Dios los ídolos que mas típicamente captan nuestras corazones—nuestra plata, nuestro poder, y nuestra autoridad. Por algunos, se significa la emisión de cheques; para otros, puede ser el tiempo donado; para aún otros, puede ser simplemente para presentarse en la adoración limpia y sobria. Para la mayoría de nosotros, que significa traer a lo largo de nuestras familias. Por todos de nosotros, se significa a unirse en las adoraciones de Dios. La adoración es un smorgasbord de alabanzas.

Cuando buscamos fuera de nuestro orgullo y de los ídolos a Dios, nosotros echamos abajo nuestras coronas y ofrecer verdadera adoración.

[1] Por mayor discusión, vea (Hahn 2009, 150).

[2] Por ejemplo, el Profeta Isaías (Isa 1:13) escribe: .”No traigan más sus vanas ofrendas, El incienso Me es abominación. Luna nueva y día de reposo, el convocar asambleas: ¡No tolero iniquidad y asamblea solemne!” (Isa 1:13 NBH) Por simular manera, el Profeta Malachi escribe: “Y cuando presentan un animal ciego para el sacrificio, ¿no es eso malo?” (Mal 1:8 NBH)

[3] El Profeta Mohammed (1934, 21.51-.66) escribió que el padre de Abraham fue un fabricante de ídolos. Un día cuando su padre estaba fuera, Abraham destrozó todos los ídolos en la tienda sino el más grande. Cuando su padre regresó y enfrentó a él, Abraham dijo a su padre para pedirle al ídolo restante lo que pasó. Su padre respondió—ya sabes que los ídolos no pueden hablar. A lo que respondió Abraham—entonces ¿porque se adora cualquiera cosa otra que el Dios vivo?

REFERENCIAS

Calhoun, Adele Ahlberg. 2005. Spiritual Disciplines Handbook: Practices that Transform Us. Downers Grove, IL: IVP Books.

Hahn, Scott W. 2009. Kinship by Covenant: A Canonical Approach to the Fulfillment of God’s Saving Promises. New Haven, CT: Yale University Press.

You may also like

Leave a Reply