¿Cuál son las Preguntas Grande de la Fe?

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que dio a Su Hijo unigénito (único), para que todo aquél que cree en El, no se pierda, sino que tenga vida eterna. (John 3:16 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

Cómo responde los Cristianos a las cuatro grandes preguntas de fe? [1] El Credo de los Apóstolos, el Padre Nuestro, y los Diez Mandamientos ofrecen percepciones reales.

¿Quien es Dios? En el Credo de los Apóstolos, Dios es un dios en tres personas—el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo—quien podemos conocer a través de la historia de Jesús como reveló en las Escrituras. En el Padre Nuestro, Dios, por medio de su gobierno sobre toda de la creación, modela nos en su imagen día tras día como caminamos en obedecía a Él. En los Diez Mandamientos, Dios es el supremo pacto fabricante quien expresa Su amor para nosotros vía la orientación concreta. El Dios Trino es vivo y obra en el mundo para formar la iglesia, a perdonar pecados, y nos conceda la vida recreada.

¿Quien somos? En el Credo de los Apóstolos, hemos sido invitado a relación con el Dios Trino y de participar en la historia de Jesús. En el Padre Nuestro, somos vistos como creados en la imagen de Dios que luego ofrece nos dignidad y valor intrínseco en. Sin embargo, nuestra reflexión de la imagen de Dios es imperfecta debido a la influencia del pecado. En los Diez Mandamientos, Dios inicia una relación de pacto con nosotros lo que nos proporciona una guía clara para vivir en una manera que Él le agrada.

¿Que debemos Hacer? En el Credo de los Apóstolos, se nos presenta un cuadro detallado de Dios, especialmente en la vida y obra de Jesucristo, en quien se nos exhorta para creer y para emular en la vida, muerte, y resurrección (Phil 3:9-11). En el Padre Nuestro, tenemos capaces de comunicarse directamente con Dios en oración y para llevar la imagen de Dios que esta visto en el mundo. En los Diez Mandamientos, la ley nos guía en la vida diaria a través de la acción concreta.

¿Como lo Sabemos? El Credo de los Apóstolos nos recuerda que estamos unidos con la iglesia durante todas las épocas delante un Dios santo y amoroso. Las Escrituras registran los Diez Mandamientos y el Padre Nuestro. El Espíritu Santo inspiró a los autores y ilumina nuestras lecturas. La divinidad de Cristo ancla las Escrituras porque Jesús expresó su confianza en él (Matt 5:18). Como Jesús profetizó —”Pero El respondió:`Les digo que si éstos se callan, las piedras clamarán.’”—investigaciones arqueológica validaron de muchos eventos y lugares en las Escrituras (Luke 19:40 NBH) [2].

Nuestro fe en Dios es paradójica [3]. Al igual como un niño quien es capaz de jugar con confidencia debido del ojo vigilante de un padre o madre, somos libre en Cristo a vivir entre la voluntad de Dios para nuestras vidas. En Cristo, la brecha de tiempo, espacio, y santidad entre nosotros y Dios se puentea. La libertad en Cristo entonces trae descanso para nuestras almas [4].

[1] Como se menciono anteriormente, las cuatro grande preguntas en filosofía son: metafísica (¿Quien es Dios?), antropología (¿Quien somos?), ética (¿Que hacemos?), y epistemología (¿Que lo sabemos?) (Kreeft 2007, 6).

[2] Si no esta convencido. Lea unas historias encuentro en le NIV Archaeological Study Bible (Zondervan, 2005).

[3] Apóstol Pablo escribió: “Porque ciertamente El fue crucificado por debilidad, pero vive por el poder de Dios. Así también nosotros somos débiles en El, sin embargo, viviremos con El por el poder de Dios para con ustedes.” (2 Cor 13:4 NBH)

[4] Jesus dijo: “Tomen Mi yugo sobre ustedes y aprendan de Mí, que Yo soy manso y humilde de corazón, y HALLARAN DESCANSO PARA SUS ALMAS.” (Matt 11:29 NBH)

REFERENCIAS

Kreeft, Peter. 2007. The Philosophy of Jesus. South Bend, IN: Saint Augustine’s Press.

Zondervan. 2005. NIV Archaeological Study Bible: An Illustrated Walk Through Biblical History and Culture. Grand Rapids, MI: Zondervan.

You may also like

Leave a Reply