Quién Es Dios Para Tí?

Por Stephen W. Hiemstra

The Crucifixion
The Crucifixion

La Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, Virginia, 18 Febrero 2015

Introducción

Buenos tarde.  Bienviendo al Almuerzo para el Alma aquí a la Iglesia Presbiteriana de Trinidad.

Mi nombre es Stephen Hiemstra. Soy voluntario de la Iglesia Presbiteriana de Centreville.

Hoy es miércoles de Ceniza cual es el primer día de la Cuaresma.

Cuaresma comienza cuarenta días antes de Pascua.  Tradicionalmente cuaresma es un tiempo de reflexionar sobre nuestros pecados porque Cristo murió por nuestros pecados. Por esta razón, nuestro texto de hoy, Salmo 51, centra por este tema.

Texto:  Salmo 51

 Oración

Oramos.

Padre todopoderoso, Hijo amado, Espíritu de la Verdad.  Gracias por la paz y la sanación que sentimos en tu presencia. Agradecemos por la vida, muerto, y resurrección de tu hijo, Jesucristo, que hice esta realidad posible. Abren nuestros ojos a tu presencia aquí entre nosotros esta mañana. En el precioso nombre de Jesucristo, Amen.

Yo

¿Quién es Dios para ti? (2X)

Ante pocos años tuve un jefe que necesitó a decirme malas noticias. Él no quiere que yo continúe un proyecto mío favorito. Él me lo dijo uno, dos, tres veces. Y yo oído solo buenas noticias cada vez. Se necesario que él me dijo –NO, NO, NO– otra vez muy plenamente porque mis oídos oían solamente lo contrario –Sĺ, Sĺ, Sĺ.

Muchas veces oímos y veamos solamente las cosas que queremos. El reto es que necesitamos a cambiar el enfoque de nuestras actividades para crecer, para transformar nuestras vidas.

Nosotros

¿Quién es Dios para ti? (2X)

En la historia de Moisés y la zarza ardiente, Dios habló a Moisés exactamente el dolor en su propio corazón. ¿Cuál le dijo? Dios le dijo: regrese a Egipto y diga a faraón —“Deja ir a mi pueblo…” (2X) (Éxodo 5,1). ¿Porque? Porque Moisés quiere a salvar su pueblo de la esclavitud de los Egiptos pero tuvo miedo aun a decirlo. Por esta razón, Dios envía a Moisés a Egipto para hacer la misma cosa en su propio corazón. Y a ayudar a Moisés con su temor, Dios prometido: “¡Yo estaré contigo!” (2X) (Éxodo 3,12)

¿No somos exactamente lo mismo como Moisés?  ¿Esperamos hasta Dios nos dice y desde entonces tenemos miedo?

¿Cuál reto en tu corazón es Dios recordando a ti a confrontar o a solucionar? (2X)

Dios

Tal vez tu reto es que puedes oír, pero no puedes ver (2X). Tu concepción de Dios es demasiada pequeña.  Este reto es muy común, como encontramos hoy con la historia del Rey David.

David tenía un problema. Él dormía con una mujer casada, Betsabé. Cuando ella convirtió embarazo, él asesinó su esposo, Urías el hitita, por enviarlo “al frente de la batalla” con los amonitas (2 Sam 11,15). En sus propias palabras, David “merece la muerte” (2 Sam 12,5). Entonces, el problema de David fue que su pecado era intencional y no tenía ningún perdón bajo la ley de Moisés. ¿Qué puede hacer? (2X)

Antes de Cristo, el castigo por pecado bajo la ley fue muerte. Perdón limitado era posible por sacrificio. Pero, sacrificios de animales cubrían solamente pecados no intencionales. David correctamente entendió que su pecado merecería la pena de muerto. Alguien necesita morir.  El profeta Natán ofreció David perdón, pero también profetizó que el primer hijo de David y Betsabé moriría (2 Sam 12,14). En esta manera, la ley seria satisfecha (2X).

Pero, David no fue satisfecha que la ley representa la misericordia y amor de Dios.  Él pida al Señor por siete días por la vida de su hijo (2 Sam 12,18). Salmo 51 resume la petición de David a Dios y su argumento con Dios porque la ley no es consistente con la compasión y el amor de Dios mismo.

Vamos a leer pocos versículos de Salmo 51 otra vez.  Escuchan en ello por el argumento de David con Dios:

Versículo 1: Ten compasión de mí, oh Dios, conforme a tu gran amor; conforme a tu inmensa bondad, borra mis transgresiones.

En otras palabras, perdóname Señor por razón de tu amor y tu bondad. Nota que no es por razón de mi amor o mi bondad. La compasión es un atributo de Dios que viene directamente por su identidad. ¿Cuáles atributos de Dios son más importantes a ti? (2X)

Versículo 3: Yo reconozco mis transgresiones; siempre tengo presente mi pecado.

David admite sus pecados.  El perdón siempre requiere confesión (2X).

Versículo 4: Contra ti he pecado, sólo contra ti, y he hecho lo que es malo ante tus ojos; por eso, tu sentencia es justa, y tu juicio, irreprochable.

Urías el hitita fue muerto, pero el asesino transgredió la ley de Dios.  Claramente vemos que todas nuestras relaciones incluyen tres personas—nosotros, nuestro vecino, y Dios (2X). Hay tres partidos de cada una de nuestras conversaciones.

Versículo 5: Yo sé que soy malo de nacimiento; pecador me concibió mi madre.

En otras palabras, he ido pecador desde entonces siempre. El pecado es un atributo humano.  El perdón requiere intervención divina.  No puedo ser bueno como Dios nunca. Entonces, todo el mundo humano requiere el sacrificio y el perdón (expiación) de Jesucristo.

Es interesante que en esta oración de David, unos mil años antes de Cristo, veamos la obra y la justificación de Cristo.

Usted

¿Quién es Dios para ti? (2X)

Durante las semanas que viene hasta Pascua, reflexionen ustedes sobre la historia de David y su uso de los atributos de Dios en Salmo 51.  Porque nosotros son creado en el imagen de Dios, los atributos de Dios pueden por la influencia del Espíritu Santo se convierten en atributos de nosotros también.

¿Quién es Dios para ti?

Oración

Oramos.

Padre Celestial. Gracias por la obra de Cristo. Purifícanos cotidiano. No nos alejes de tu presencia; no nos quites tu santo Espíritu. En el precioso nombre de Jesús, Amen.

 

 

 

You may also like

Leave a Reply