Tensión entre Nosotros Mismo

Vida_en_Tensión_front_20200102Porque lo que hago, no lo entiendo. 

Porque no practico lo que quiero hacer, 

sino que lo que aborrezco, eso hago. 

(Rom 7:15)

Por Stephen W. Hiemstra

Como norte-americanos, somos la generación mejor alimentado y más mimada de todo tiempo; sin embargo, nuestros jóvenes y personas mayores se suicidan a tasas históricamente alto y “los hijos comunes de hoy día tienen más temor que los pacientes psiquiátricos durante los 1950s anos.”⁠1  ¿Porque?

Aisolado de Nosotros Mismo

Una respuesta es que nos hemos estado dolorosamente aisolado de nosotros mismo: “Vivimos en una sociedad en la que la soledad se ha convertido en la heridas humanas más dolorosas.”⁠2 Nuestra aisoladidad ha estado magnificado por la perdida de fe y comunidad, dejándonos vulnerables a la ansiedad y la depresión.

La gente aisolada a menudo rumia sobre el pasado. Por causa de esta rumia, obsesionarse con un leve personal, real o imágenado, amplificando pequeños insultos en grandes. Por los pacientes psiquiátricos, quienes no tienen facilidad a diferenciar realidad y ilusión, esta constante repetición, desaires personales son no solo se amplifica sino que también se recuerda como eventos separados. A través de esta proceso de amplificación y separación, una sola zurra por edad ocho podría por edad veinte  se memorar como palizas diarias.

La Rumia

Ampliado en esta manera, la rumia absorta el tiempo y la energía que normalmente seria enfocar en enfrentar los desafíos diarios y planificar para la futura. Por interferir con actividades normales de reflexión y relaciones, la rumination ralentiza el normal proceso de emocional y relacional desarrollo y el ruminator se convierte increasiamente aislado de si mismo, de Dios, y los demás cerca a él.

¿Porqué tenemos interés? Nos importa porque todo el mundo rumia y la tecnología lídenos a ruminar más que generaciones previas. Los siempre-presente auriculares con música, el televisor siempre encendida, el constante textando, el videojuego que se juga cada hora del día, y el trabajo que nunca dejamos de lado—todos funcionar como rumia a guardar que pensamientos tristes nunca de entrar nuestras cabezas. Al igual que los adictos, cada hora del día nos distraemos del procesamiento de las emociones normales y nos sentimos ansiemos y molestamos cuando nos vemos obligados a sintonizar de nuestras propias vidas, un tipo de comportamiento de escalada en la lengua de psiquiátricos. La rumination, adicción de estreso, y otras obsesiones se convierten a estilos de vida convencionales que dejarnos temerosos cuanto somos solos y en la sociedad de hoy somos solos frecuentemente incluso en compañía de otros. Estamos en tensión con nosotros mismos.

Una Carga Pesada

Jesús ve nuestra tensión y ofrece a aliviarla, diciendo:

Vengan a mí, todos los que están cansados y cargados, y yo los haré descansar. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que yo soy manso y humilde de corazón, y hallaran descanso para sus almas. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera. (Matt 11:28-30)

Egocéntrica rumia esta una carga pesada, no una ligera. Jesús modela el descanso sabático, oración, y perdón que rompen rumia al alentarnos nos a mirar fuera de nosotros mismo. En el descanso sabático miramos fuera de nosotros mismo para compartir la paz de Dios, a reflexionar sobre el perdón de Cristo, y a aceptar la invitación del Espíritu Santo de la oración. En la oración nos comunicamos con Dios donde nuestras heridas puedan estar sanado, nuestra fuerza restaurada, y nuestros ojos abiertado a nuestros pecados, quebrantamiento, y necesidad para perdón. Cuando sentimos nuestra necesidad para perdón, también vemos nuestra necesidad a perdonar. En el perdón, valoramos relaciones por encima de nuestra propia necesidades personal lo que rompe el ciclo de pecado y retaliación en nuestras relaciones con las demás y, al emular Jesucristo, nos acercamos a Dios en nuestra fe.

La fe, el discipulado, y el ministerio requieren que dejemos de obsesionar con nosotros mismo. Por nuestra cuenta, nuestras obsesiones son demasiado fuertes, y no podemos llegar a fe, crecer en la fe, o participar en ministerio. Para la mayoría, la fe llega por media de la oración, leer las escrituras, y la participación en la iglesia, todas inspirado por el Espíritu Santo. Para los apóstoles originales, el discipulado fue realizado por Jesús mismo.

Honrados

En las Bienaventuranzas, Jesús enseña a los discípulos y dice que seremos honorado al menos de tres maneras:

Honrados son los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos. Honrados son los que lloran, pues ellos serán consolados. Honrados son los humildes, pues ellos heredarán la tierra. (Matt 5:3-5)

Jesús toma las amenazas del mundo a nuestra identidad, autoestima, y dignidad personal y las reformula como promises que receiveremos el reino de los cielos, ser consolados, y heredar la tierra. Pero, Jesús vincula estas promesas al discipulado como parte de su yugo (Matt 11:28-30) y no extiendálas al espectadores. 

Notas

1 “Ordinary children today are more fearful than psychiatric patients were in the 1950s.” (Lucado 2012, 5).

2 “We live in a society in which loneliness has become one of the most painful human wounds” (Nouwen 2010, 89)

Referencias

Lucado, Max. 2012. Fearless. Grand Rapids: Zondervan.

Nouwen, Henri J.M. 2010. Wounded Healer: Ministry in Contemporary Society (Orig pub 1972). New York: Image Doubleday.

Tensión entre Nosotros Mismo

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/XXXmas_2019

 

You may also like

Leave a Reply