Las Bienaventuradas

Vida_en_Tensión_front_20200102Adoren al señor con reverencia, y alégrense con temblor.

 Honren al hijo para que no se enoje y perezcan en el camino, 

Pues puede inflamarse de repente su ira. 

¡Cuán bienaventurados son todos los que en el se refugian!

(Ps 2:11-12)

Por Stephen W. Hiemstra

Las Bienaventuradas introducen poéticamente el Sermón de la Monte (Matt 5-7), que establecen prioridades, redefinen honra entre discípulos, y encargan su discípulos.  El sermón ofrece la declaración más larga de la enseñanza de Jesus y la iglesia primitiva la citó más frecuentemente que cualquiera otra pasaje en las escrituras (Guelich 1982, 14). Como una introducción, las Bienaventuradas interpretan el Antiguo Testamento de manera que sorpresó sus discípulos entonces y continúan a sorpresernos ahora, que sugir que las Bienaventuradas merecen un estudio cuidadoso.

Contexto del Evangelio

En ambos Mateo y Lucas, las Bienaventuradas aparecen inmediatamente despues Jesús llamó sus discípulos y se dirige a los discípulos, sirviendo como un preámbulo para el sermon que sigue.

El sermón se dirge a los disciples personalmente, al igual que el anterior llamado de Jesus al ministerio—“Vengan en pos de mí, y yo los haré pescadores de hombres” (Matt 4:19). No es un llamado pasivo a ser espectadores, sino un activo llamado para discípulos quienes compartirán en su sufrimiento, en un momento en que el arresto y decapitación de Juan (quien baptizó Jesús) fue todavía fresco en sus mentes (Matt 4:12; 14:10). Sufrimiento—tensión extrema—es un tema obvio en el sermón tanto por el muerte reciénte de Juan como por razón de las continuas amenazas a la vida de Jesus que empezaran aun antes su nacimiento (Matt 1:18-25; 2:1-13).

Sufrimiento, como aprendimos en las Bienaventuradas, es parte de ser un discípulo fiel y sabemos que los discípulos fieles recibieron esta mensaje porque diez de los once discípulos murieron como mártires (Fox and Chadwick, 2001, 10).

Contexto Literario

En inglés, las Bienaventuradas (Beatitudes) toman su nombre de la traducción de latin (beati) de la palabra en griego para honra (μακάριος) que significa “humanos privilegiados receptores del favor divino” o “favorecidos, bendicido, afortunados, felices, privilegiado” (BDAG 4675, 2, 2a). Jesus repite μακάριος por nueve veces.

La Biblia usa la repetición para enfatizar—dos veces es enfasis; tres veces es muy enfatico; y nueve veces no tiene precedentes.

Esta enfatica repetición refuerza el contenido del sermón.  El sermón en Mateo representa Jesús como el nuevo Moisés quien emite un nuevo ley sobre la montaña (después el Monte de Sinaí), mientras en Lucas el sermón presenta ambas bendeciones y maldecienes (problemas), un patrón como del pacto (Deut 28). En otras palabras, el estilo literario y contenido del texto atraerían la atención de un público judío.

Contexto del Antiguo Testamento

El uso repetido de Jesús de μακάριος en el sermon alude a Salmo 1 en la traducción de griego (el más familiar para los lectores del primer siglo), donde dice:

¡Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche! (Ps 1:1-2)

Salmo 1 presenta la paz de Dios, un llamado a la santidad, y una integración (lo opuesto a tensión) dentro de nosotros mismos, con Dios (a través de la obediencia a la ley), y con los demás con una sorprendente economía de palabras. 

Otras referencias de μακάριος hablan, no a integración, sino de tensión, como la tensión política (Salmo 2) y  la aflicción (Isaiah 30). En Isaías 30, por ejemplo, Dios hace una promesa interesante a los que esperan por él.

Aunque el Señor les ha dado pan de escasez y agua de opresión, el, tu maestro, no se esconderá más, sino que tus propios ojos contemplarán a tu maestro. (Isa 30:20)

El maestro aquí es el Mesías quien bendica los quienes sufren “el pan de escasez y la agua de opresión”—una expresión poética que significa persecución, mientras la palabra por maestro (‎מוֹרֶ֔יךָ) también significa la lluvia temprana, una forma de bendición en una región desértica como Israel.

Propósito de Comisionar

En su sermon, Jesus redefine la significado de honra que es una importante, pero neglectada, translación de μακάριος (Neyrey 1998, 164). Si Jesús hubiera querido transmitir la idea de bendito, la traducción habitual de μακάριος, entonces la palabra más convencional en griego sería eulogetos (France 2007, 161). Honrado es una translación más apropriado porque el mundo antiguo tenía una cultura de honor y vergüenza donde incluso un pequeño insulto require una respuesta inmediata y ya veces mortal—Jesús prohíbe tales respuestas. Cuando Jesús enseñó el perdón, el amor enemigo y poner la otra mejilla, él confrontó radicalmente la cultura de honor y vergüenza, donde los amos tuvieron el honor y los esclavos tuvieron la  vergüenza.

Deshonra en el mundo antiguo Jesús redefinió como honor entre sus discípulos. Jesús dijo:

Honrados serán cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de mí. Regocíjense y alégrense, porque la recompensa de ustedes en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que ustedes. (Matt 5:11–12)

En otras palabras, las recompensas celestiales siguen de la persecución terrenal. En una cultural obsesionada con la gloria y honor—especialmente honor de la familiar—la traducción preferida para μακάριος aqui es honor, no bendición. Este es más consistente con el resto del sermón de Jesus y menos consistente con la ley de Moisés con bendiciones y maldiciones como en Salmo 1.

Las Bienaventurada

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Corner_2020  

You may also like

Leave a Reply