Resolver la Tensión en la Identidad

Vida_en_Tensión_front_20200102Pero los humildes poseerán la tierra y 

se deleitarán en abundante prosperidad. 

(Ps 37:11)

Por Stephen W. Hiemstra

Una resolución de las tensiones de la vida es que son absorbidas por nuestra identidad, definiendo nuestra propia imagen, relaciones, y esperada acciones y reacciones. Por ejemplo, una identidad pastoral implica pasar tiempo con Dios, interpretar las escrituras, orar con otras,  predicar el evangelio, y ofrecer consuelo a todos; estas actividades se esperan de pastores y son una parte esencial de las capacitación de pastores. Igualmente, capacitar en humildad nos hace manso, una parte de nuestra identidad como los discipulados de Cristo.

Mansedumbre es Única

La tercera Beatitud es única de Mateo: “Honrado los humildes, pues ellos heredarán la tierra” (Matt 5:5) . Manso significa: “no [es] demasiado impresionado por una sentido de auto-importancia, gentil, humilde, considerado” (BDAG 6132).⁠1 El manso es como humildad aplicada (pobre en espíritu)—un rasgo de carácter de ser humilde (Guelich 1982, 82), sugerido por no menos de tres versículos en Mateo:

1. “Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que yo soy manso y humilde de corazón, y hallaran descanso para sus almas” (Matt 11:29).

2. “Digan a la hija de sion: mira, tu rey viene a ti, humilde y montado en un asna, y en un pollino, hijo de bestia de carga” (Matt 21:5).

3. “Entonces el sumo sacerdote, levantándose, le dijo:¿No respondes nada? ¿Qué testifican éstos contra Ti? Pero Jesús se quedó callado. Y el sumo sacerdote le dijo: te ordeno por el Dios viviente que nos digas si tú eres el Cristo (el Mesías), el hijo de Dios” (Matt 26:62-63).

En estos tres eventos—la invitación de Jesús al discipulado, su humilde desfile hacia Jerusalém, y su silencio durante el juicio—Jesús  exhibió su mansedumbre. Sedler (2003, 92) observa lo que “cualquier que Jesús dijó [a su juicio] habría sido retorcido, vuelta, y rechazado.”⁠2 La mansedumbre de Jesús se observa también en los escritos de los apóstoles Pedro, Santiago, y Pablo (e.g. 1 Pet 3:13–17, Jas 1:21, and 2 Cor 10:1).

Honra y Mansedumbre

En su escrito Neyrey (1998, 181–182) describe honra en mansedumbre en estos términos:⁠3

Puede claro entenderse como motivo de elogio por negarse a ser una víctima…según una coreografía a los desafíos de honra, el manso podría ser una persona quien no hace reclamos de honra (e.g. Matt 21:5), o más probablemente, alguien quien no da una riposte [respuesta] a los desafíos y no respuesta con ira a los insultos. Desde este punto de vista, un manso se quita por completo de los juegos de honra típico del pueblo… no busca venganza.

La implicación aquí es que el manso elige sabiamente a permanecer en silencio, especialmente cuando hablar escalariá conflicto con una otra persona.

La problema de escalación se mencionó en el Sermón de la Monte cuando Jesus dijó:

1. Pero Yo les digo que todo aquél que esté enojado con su hermano será culpable ante la corte; y cualquiera que diga:`Insensato (Inútil)’ a su hermano, será culpable ante la corte suprema (el Sanedrín); y cualquiera que diga:`Idiota,’ será merecedor del infierno de fuego. (Matt 5:22)

2. Antes bien, sea el hablar de ustedes: sí, sí o no, no; porque lo que es más de esto, procede del mal (del maligno). (Matt 5:37)

3. Pero Yo les digo: no resistan al que es malo; antes bien, a cualquiera que te abofetee en la mejilla derecha, vuélvele también la otra. Al que quiera ponerte pleito y quitarte la túnica, déjale también la capa. Y cualquiera que te obligue a ir un kilómetro, ve con él dos. (Matt 5:39-41)

Mansedumbre como Estrategia

Savage (1996, 57–61) sugiere una estrategia de no resistir el mal, “nublando” [fogging] que consiste en encontrar algo en la critica a estar de acuerdo con para frustrar el agressor y no estar defensivo, como cuando Jesús respuesta cuando se le preguntó acerca de los impuestos (Matt 22:17-22). Más generalmente, el manso refugará a buscar vindicación, no ofrecerá una respuesta cuando le ceba actuar impudencialmente, o simplemente haga paz. Debemos preservar una identidad humilde al negarse a disputir, menospreciar, o participar en una respuesta a palabras duras. En otras palabras, defiende tu mansedumbre con el silencio y la humildad.

Ortberg (2012, 107) illustra la mansedumbre de Jesús por imaginer una charla que Jesús podría haberles  dado los discípulos:⁠4

Aquí está nuestra estrategia. No tenemos dinero, influencia, estatus, edificios, o soldatos…Les diremos [líderes judíos y romanos, zelotes, colaboradores, esenios] todo lo que están en el camino equivocado … Cuando nos odian—y muchos de ellos lo harán—no nos defenderemos, no escaparemos y no nos rendiremos. Seguiremos amándolos. Está mi estrategia.

La mansedumbre es una estrategia, no una debilidad, que nos identifica como cristianos, avanza el reino, y roba el trueno de nuestros adversarios.

Notas

1 Meek means to: “not [be] overly impressed by a sense of one’s self-importance, gentle, humble,  considerate” (BDAG 6132).

2 Sedler (2003, 92) observes that “anything Jesus said [at his trial] would have been twisted, turned, and rejected.”

3 It can indeed be understood as grounds for praise for refusing to be a victim…according to the choreography of honor challenges, the ‘meek’ person could be one who makes no honor claims (e.g. Matt 21:5), or, more likely, one who does not give a riposte [response] to challenges and does not respond in anger to insults. In this light, a ‘meek’ person disengages entirely from the typical honor games of the village…failure to seek revenge (Neyrey 1998, 181–182).

4 Here’s our strategy. We have no money, no clout, no status, no buildings, no soldiers…We will tell them [Jewish and Romans leaders, Zealots, collaborators, Essenes] all that they are on the wrong track…When they hate us—and a lot of them will…we won’t fight back, we won’t run away, and we won’t give in. We will just keep loving them…That’s my strategy. (Ortberg 2012, 107)

Referencias

Bauer, Walter (BDAG). 2000. A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature. 3rd ed. ed. de Frederick W. Danker. Chicago: University of Chicago Press. <BibleWorks. v.9.>.

Guelich, Robert. 1982. The Sermon on the Mount: A Foundation for Understanding. Dallas: Word Publishing.

Neyrey, Jerome H. 1998. Honor and Shame in the Gospel of Matthew. Louisville: Westminster John Knox Press.

Ortberg, John. 2012. Who Is This Man? The Unpredictable Impact of the Inescapable Jesus. Grand Rapids: Zondervan.

Savage, John. 1996. Listening and Caring Skills: A Guide for Groups and Leaders. Nashville: Abingdon Press.

Resolver la Tensión en la Identidad

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo:  https://bit.ly/Meet_2020

You may also like

Leave a Reply