Promote Rectitud

Vida_en_Tensión_front_20200102

Honrada aquéllos que han sido perseguidos por causa de la justicia, 

pues de ellos es el reino de los cielos. (Matt 5:10)

Por Stephen W. Hiemstra

Para muchos cristianos, la persecución plantea una pregunta desconcertante: “¿Por qué se persigue a las buenas personas?” (Graham 1955, 98)⁠1, a lo que responde el libro de James:

Tengan por sumo gozo, hermanos míos, cuando se hallen en diversas pruebas (tentaciones), sabiendo que la prueba de su fe produce paciencia (perseverancia), y que la paciencia tenga su perfecto resultado, para que sean perfectos y completos, sin que nada les falte. (Jas 1:2-4)

La paradoja del siervo sufriente en el corazón de la cosmovisión cristiana fue expresada por primera vez por el profeta Isaías:“Debido a la angustia de su alma, el lo verá y quedará satisfecho. Por su conocimiento, el justo, mi siervo, justificará a muchos, y cargará las iniquidades de ellos.” (Isa 53:11) En efecto, lo que dice Santiago es que la persecución por causa de la justicia nos forma en santificación y nos marca como discípulos de Cristo, quien fue perseguido hasta la muerte.

Aquí la palabra griega para persecución significa: “hostigar a alguien, especialmente debido a las creencias, perseguir” (BDAG 2059.2)⁠2 y a menudo se asocia en el Antiguo Testamento con un compromiso militar perseguido vigorosamente (e.g. Deut 11:4).  La palabra griega para rectitud significa: “la cualidad o característica del comportamiento recto, la rectitud, la justicia.” (Guelich 1982, 93) ⁠3 Al igual como que tenemos hambre y sed de justicia, esperamos los demás persecutirnos, como las escrituras nos recuerdan (1 Pet 4:16).

La injusticia de la persecución de Jesús es notada por uno de los otros hombres que fueron crucificados (también Isa 53) como lo registra el Evangelio de Lucas:

 Uno de los malhechores que estaban colgados allí le lanzaba insultos (blasfemias), diciendo: ¿No eres tú el Cristo? ¡Sálvate a ti mismo y a nosotros! Pero el otro le contestó, y reprendiéndolo, dijo: ¿Ni siquiera temes tú a Dios a pesar de que estás bajo la misma condena? Nosotros a la verdad, justamente, porque recibimos lo que merecemos por nuestros hechos; pero éste nada malo ha hecho. Y añadió: Jesús, acuérdate de mí cuando vengas en tu reino. Entonces Jesús le dijo:“En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso. (Luke 23:39-43)

Observe que esta historia menciona tanto la idea de persecución justa como la recompensa del cielo, como citó en la octava Bienaventuranza.

La persecución (hasta la muerte) en el Antiguo Testamento empieza con la historia de Caín y Abel, donde Caín mata a Abel porque Dios aceptó el sacrificio justo de Abel y rechazó el suyo (Gen 4:3–9).  La persecución después la resurrección en el Nuevo Testamento comienza con la lapidación de Esteban quien acusó al Sanedrín de adoración falsa, persecución de las profetas, y asesinato del Mesías de Dios (Acts 7:48–53).  La persecución es probablemente también nuestro destino, como el apóstol Pablo nos recuerda:

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada? Tal como está escrito: Por causa tuya somos puestos a muerte todo el día; somos considerados como ovejas para el matadero. Pero en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de Aquél que nos amó. (Rom 8:35-37)

La persecución a menudo se edita de este pasaje en lecturas públicas, pero es fundamental para nuestra vida en Cristo.

Jesús nos recuerda que un estudiante no es mejor que su maestro—el fue perseguido; nosotros seremos persecutado (Matt 10:24–25). Pero incluso en medio de la persecución, Jesús nos exhorta a—“amen a sus enemigos y oren por los que los persiguen” (Matt 5:44)—sugiriendo que persecución es una oportunidad de ministerio.

Notas

1 “Why are good people persecuted?”  (Graham 1955, 98)

2 Here the Greek word for persecution means: “to harass someone, esp. because of beliefs, persecute” (BDAG 2059.2)

3 The Greek word for righteousness means: “the quality or characteristic of upright behavior, uprightness,  righteousness.“ (Guelich 1982, 93).

References

Bauer, Walter (BDAG). 2000. A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature. 3rd ed. ed. de Frederick W. Danker. Chicago: University of Chicago Press. <BibleWorks. v.9.>.

BibleWorks. 2015. Norfolk, VA: BibleWorks, LLC. <BibleWorks v.10>.

Graham, Billy. 1955. The Secret of Happiness. Garden City, NY: Doubleday and Company, Inc.

Guelich, Robert. 1982. The Sermon on the Mount: A Foundation for Understanding. Dallas: Word Publishing.

Promote Rectitud

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Norm2020

 

You may also like

Leave a Reply