Creador Todopoderoso

Cubierta por Una Guia Cristian a la Espiritualidad

Por Stephen W. Hiemstra

«Creo en Dios Padre Todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra». 

La humildad de Dios, expresada a través de la encarnación de Jesucristo, illumina su soberanía (Mt. 21:5).⁠1 Personas verdaderamente poderosas pueden ser humildes sin temor —ellos no tienen nada que probar y nadie se atreve retar su autoridad. Por razón de su poder inherente y confianza en sí mismos, se hace fácil trabajar para ellos. Como analogía, un Dios todopoderoso es generoso y se puede abordar fácilmente.⁠2 ¿Por qué debemos ser diferentes?

Cuando el rey David escribió —«Los cielos proclaman la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de Sus manos» (Sal. 19:1), él no tenía sólo la belleza de la creación en mente. El orden del universo apunta a la gloria y la soberanía de Dios. En cada parte del universo que los científicos han estudiado, las mismas leyes de física aplican. ¿Por qué debe haber sólo un conjunto de leyes físicas?

Como David implica, la orden y estabilidad del universo creado testifican a existencia y soberanía de Dios. Kurt Gödel, un matemático checo, nacido en el 1906, se educó en Viena, y enseñó en la Universidad de Princeton, es famoso por su teorema incompleto publicado en 1931. Este teorema establece que la estabilidad de un sistema cerrado y lógico requiere que por lo menos una suposición se tome del sistema. Si la creación es un sistema cerrado y lógico (teniendo sólo un conjunto de leyes físicas sugiere que es así) y exhibe estabilidad, entonces necesita también una suposición externa. Dios mismo provee esta condición (Smith 2001, 89).

La soberanía de Dios asegura Su bondad por tres razones. Primero, la autoridad de Dios es legítima porque fluye de Su obra creadora, no a través de coerción, decepción, o eventos aleatorios (Jer. 18:4). La autoridad legítima es inherentemente buena.⁠3

 Segundo, la autoridad de Dios como fundador de la ley implica que si Dios dice que la creación es buena, entonces es —por autorización— buena (Gen. 1:10). Tercero, en un sentido práctico, la soberanía de Dios reduce la incertidumbre; y la estabilidad es buena.⁠4

Como hijos e hijas de Dios, debemos tomar aliento en Su soberanía porque, como herederos de Su reino, Su imagen es también nuestra imagen (Gen. 1:27). Por lo tanto, podemos estar seguros en nuestra capacidad para lidiar con los retos de la vida porque Dios está por nosotros y con nosotros (Rom. 8:28). ¿Qué mayor bendición puede haber?

anImage_2.tiff

1 Él Apóstol Pablo escribe: «porque cuando soy débil, entonces soy fuerte» (2 Cor 12,10).

2 Por lo contrario, los gerentes de segundo o tercer nivel frecuentemente compiten para obtener más autoridad y ya tienen sus cuchillos a cabo.

3 Si revertimos esta declaración —existimos solamente a través de la bondad de Dios y la existencia es buena. La autoridad que hizo que esto sucediera tienía que ser buena también.

4 El pecado de Adán y Eva en el jardín fue un acto de rebelión y destruyó este aspecto de estabilidad.

Referencias

Smith, Houston. 2001. Why Religion Matters: The Fate of the Human Spirit in an Age of Disbelief. San Francisco: Harper.

Creador Todopoderoso

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo:  https://bit.ly/Dec_2020

 

You may also like

Leave a Reply