Lamento de la Noche

Vida_en_Tensión_front_20200102

Por Stephen W. Hiemstra

Bendito Señor Jesús,

Pon tu seto de protección a mi alrededor, Señor, porque estoy confundido y miedo.

Mi fuerza me falla; me duele el cuerpo; mis hijos aún están perdidos; y es de noche, cuando los chacales corren libremente y la hiena compite con el león con mucha carroña.

Ten piedad de los niños, Señor.

Ahórrame sus voces en la noche; ahórrame el llanto de las almas olvidadas y perdidas, ya sean familiares, cercanas y queridas.

Porque el trabajador no puede salvarlos de la locura ni decirles lo que los oídos no escucharán.

Sin embargo, tú, Dios, escucha nuestras oraciones; Tus bendiciones florecen más allá de la medida diaria.

Desde los días de mi juventud, me has consolado y me has dado vida, esperanza y gozo, para cantar, bailar y aplaudir con mis manos por el gozo de tu salvación que está cerca.

Pero ahora, déjame descansar con seguridad hasta que el nuevo día aguarde bajo el sol de la mañana con bendiciones y esperanza de descansar contigo, ahora y siempre.

En el nombre del Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, Amén.

Lamento de la Noche

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/TestWater_2020

 

 

Continue Reading

Persecución se Convierte Personal

Vida_en_Tensión_front_20200102

Honrado serán cuando los insulten y persigan, 

y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, 

por causa de mí.  (Matt 5:11)

Por Stephen W. Hiemstra

La Ninta Bienaventurza es la ultima Bienaventurza, que repite la octava Bienaventurza enfáticamente en contenido, intensidad, y posición. El paralelo en el evangelio de Lucas es aún más explícito: “Honrado son ustedes cuando los hombres los aborrecen, cuando los apartan de sí, los colman de insultos y desechan su nombre como malo, por causa del Hijo del Hombre.” (Luke 6:22) Un comentarista interpreta:⁠1

Las diferencias entre Mateo y Lucas reflejan diferentes escenarios en la misión de la Iglesia. La persecución es una expresión más general del comportamiento antagónico experimentado por la Iglesia en la misión, mientras que la exclusión bien puede referirse a la misión anterior y más específica dentro del entorno de la sinagoga. (Guelich 1982, 94) 

Observe los verbos: insultar, perseguir, calumniar: el énfasis nos grita, la tensión con los demás se intensifica y el objeto de este vitriolo cambia de la rectitud (en general) hacia mí (específicamente). La persecución genérica se  ha convertido en un ataque personal (Wilkins 2004, 211). La tensión se amplifica por el cambio de la tercera persona (ellos) a la segunda persona (usted) (Neyrey 1998, 168). Esta intensificación se suma a la repetición de la octava Bienaventuranzas y además de ser la bienaventuranza final. El énfasis aquí simplemente grita.

 El verbo griego, insultar, significa:⁠2 “Para encontrar la culpa de manera que menosprecia a otra, reprochar, injuriar, burlarse,  insultos como forma de avergonzar” (BDAG 5316.1). La forma del sustantivo significa: ⁠3“Pérdida de posición relacionada con el discurso despectivo, la desgracia, el reproche, el insulto.” (BDAG 5318)

El significado de estas palabras quizás fue intensificado por el lenguaje corporal de Jesús. Jesús mira a sus discípulos a los ojos y se dirige a ellos como amigos, como un comandante sabiendo que cuando comience la batalla, sus ayudas estarán critical—este es un momento intenso. (Rom 5:6-8) Sin embargo, la analogía del pep-talk del comandante se rompe porque los discípulos últimatamente no le ayudan y Jesus sabe que él va solo a la cruz. Sin embargo, la cruz que viene da urgencia e intensidad a esta discusión. Los discípulos se quedarán atrás y deben lidiar con la persecución y la repulsión por su cuenta, especialmente cuando involucra a sus familiares y amigos más cercanos.

Reprochado se uso bíblicamente en algunas contextos específicamente:

1. Ella concibió y dio a luz un hijo, y dijo: Dios ha quitado mi afrenta. (Gen 30:23)

2. Si alguien toma a su hermana, hija de su padre o hija de su madre, viendo la desnudez de ella, y ella ve la desnudez de él, es cosa abominable; serán exterminados a la vista de los hijos de su pueblo. El ha descubierto la desnudez de su hermana, lleva su culpa. Lev 20:17)

3.  El destruirá la muerte para siempre. El Señor DIOS enjugará las lágrimas de todos los rostros, y quitará el oprobio de su pueblo de sobre toda la tierra, Porque el SEÑOR ha hablado. (Isa 25:8)

4. Pero yo soy gusano, y no hombre; Oprobio de los hombres, y despreciado del pueblo. (Ps 22:6)

5. Entonces les dije: Ustedes ven la mala situación en que estamos, que Jerusalén está desolada y sus puertas quemadas a fuego. Vengan, reedifiquemos la muralla de Jerusalén para que no seamos más motivo de burla. (Neh 2:17)

La idea dominante en la repulsión es dejarse expuesto al ridículo público por esterilidad, desnudez, o debilidad. Es como una mujer atrapada sin ropa o una ciudad sin paredes o, en un contexto contemporáneo, como la persona sin hogar sufre exposición, ridículo y abuso. Los adictos y los pacientes psiquiátricos pueden sufrir abusos similares, pero su exposición es menos física y más metafórica. Jesús cita varios de los pasajes mesiánicos anteriores, como cuando cita el Salmo 22 desde la cruz  (Mark 15:34).

En estos pasajes, Jesús se dirige a los discípulos en una cultura comunitaria, de honor y vergüenza. Las Bienaventuranzas abordan las temas comun—pobreza, hambre, y dolores—compartido de discípulos expulsado y desheredado por sus familias y comunidades (Neyrey 1998, 168–169). Los tres verbos—insultar, perseguir y calumniar—involucran temas similares de estigma social y expulsión, solo que con más intensidad.

En nuestro propio contexto, la intensidad de la respuesta al ser vilipendiado subraya la naturaleza fundamental de nuestra decisión de fe.  Jesús dice:

El hermano entregará a la muerte al hermano, y el padre al hijo; y los hijos se levantarán contra los padres, y les causarán la muerte. Y ustedes serán odiados de todos por causa de mi nombre, pero el que persevere hasta el fin, ése será salvo. (Mark 13:12–13)

“Jesús asume que tal cambio de lealtades resultará en consecuencias relacionales significativas.” (Hellerman 2001, 66) ⁠4

La fe en Cristo no es una decisión incremental, como si pudiéramos acercarnos a Dios ajustando nuestro horario de los domingos por la mañana, o dando más a la iglesia, u ocasionalmente mejorando nuestra conducta personal. La fe en Dios es más como un wise-guy que renuncia a la mafia o un luchador rebelde que responde a un programa de amnistía con dejar las armas. Dejar las armas requiere una ceremonia pública donde las personas de ambos lados observen. La ceremonia pública del bautismo se celebra como un sacramento de limpieza (bautismo por aspersión) y como un sacramento de muerte y renacimiento (bautismo de inmersión total) que enfatiza la transición a la fe.

La intensidad de esta transición a la fe en la iglesia primitiva es a menudo se descarta como un simple ejemplo de unidad: “Todos los que habían creído estaban juntos y tenían todas las cosas en común; vendían todas sus propiedades y sus bienes y los compartían con todos, según la necesidad de cada uno.” (Acts 2:44-45)  Si bien este pasaje es un ejemplo de unidad, también es emblemático de un estrés significativo para los discípulos, quienes normalmente compartirían esos momentos principalmente con la familia. En ausencia de comunión familiar, la imagen de la unidad aquí es como una alianza de personas de la calle que se cuidan mutuamente durante el invierno frente a la intensa privación.

La persecución intensa marca alguien como cristiano, lo que también marca alguien para la salvación (Rev 22:4).

Notas

1 “The differences between Matthew and Luke reflect different settings in the Church’s mission. Persecution is a more general expression for the antagonistic behavior experienced by the Church in mission, while exclusion may well refer to the earlier, more specific mission within the synagogue setting.” (Guelich 1982, 94)

2 The verb in Greek is revile which means: “to find fault in a way that demeans the other, reproach, revile, mock, heap insults upon as a way of shaming” (BDAG 5316.1).

3 The noun form means: “loss of standing connected with disparaging speech, disgrace, reproach, insult.” (BDAG 5318)

4 “Jesus assumes that such a shift of loyalties will result in significant relational fallout.” (Hellerman 2001, 66).

Referencias

Bauer, Walter (BDAG). 2000. A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature. 3rd ed. ed. de Frederick W. Danker. Chicago: University of Chicago Press. <BibleWorks. v.9.>.

BibleWorks. 2015. Norfolk, VA: BibleWorks, LLC. <BibleWorks v.10>.

Guelich, Robert. 1982. The Sermon on the Mount: A Foundation for Understanding. Dallas: Word Publishing.

Neyrey, Jerome H. 1998. Honor and Shame in the Gospel of Matthew. Louisville: Westminster John Knox Press.

Wilkins, Michael J. 2004. The NIV Application Commentary: Matthew. Grand Rapids: Zondervan.

Persecución se Convierte Personal

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/TestWater_2020

 

Continue Reading

Oración de Alabanza 

Vida_en_Tensión_front_20200102

Por Stephen W. Hiemtra

Dios de Todas las Maravillas,

Los cielos declaran tu gloria y somos testigos de ellos. Nuestros ojos han visto y nuestros oídos han oído hablar del esplendor de tu creación.

Damos testimonio del amor que nos arrojaste cuando Jesús murió una muerte cruel en nuestro lugar y para nuestra salvación resucitó de entre los muertos.

¿Cómo pueden entonces nuestros labios estar en silencio?

Somos ciudadanos del cielo y peregrinos en esta tierra.

Enseñanos, Señor, a testigar en humildad a tu amor por nosotros; a abstener de las pasiones de esta vida que hace un guerra por nuestros almas; y compartir tu pasion por nuestras vidas y salvación con gentileza y respeto.

Si entonces sufriéramos, que sea por tu reino y tu rectitud y no por nuestro propio pecado.

En el poder de tu Espíritu Santo, ayúdanos a ser sal y luz.

En el precioso nombre de Jesús y por su gloria, Amén.

Oración de Alabanza

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/TestWater_2020

 

Continue Reading

Bendigan a los que los Persiguen

Vida_en_Tensión_front_20200102

Bendigan a los que los persiguen. 

Bendigan, y no maldigan. 

(Rom 12:14)

Por Stephen W. Hiemstra

Cada vez más en los Estados Unidos, los cristianos se encuentran el blanco del aislamiento, la discriminación, la persecución y los disparos. Pocos olvidarán los disparos de una joven estudiante   de secundaria en 1999 por profesar fe en Jesucristo, pero se pasó otra vez en 2015⁠1. Solo en 2015, una mujer fue encarcelada por defender públicamente los puntos de vista bíblicos sobre el matrimonio (Ellis y Payne, 2015); una iglesia fue el sitio de un tiroteo masivo (Wikipedia 2015a); y los cristianos fueron decapitados públicamente por extremistas islámicos. De la cruz, “Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen.” (Luke 23:34) Al igual que la crucifixión, la persecución nos recuerda quiénes somos, a quién pertenecemos y de qué se trata.

Quiénes Somos

La persecución vincula nuestra identidad con Cristo, como Jesús nos recuerda: “Regocíjense y alégrense, porque la recompensa de ustedes en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que ustedes.” (Matt 5:12) La persecución por causa de rectitud valida nuestra fe y nos coloca en compañía de los profetas.

A Quién Pertenecemos

Al igual como los profetas, somos ciudadanos del cielo (Phil 3:20) y extranjeros indocumentados aqui en la tierra, como el apóstol Pedro escribir:

Ustedes en otro tiempo no eran pueblo, pero ahora son el pueblo de Dios; no habían recibido misericordia, pero ahora han recibido misericordia. Amados, les ruego como a extranjeros y peregrinos, que se abstengan de las pasiones carnales que combaten contra el alma. Mantengan entre los Gentiles (incrédulos) una conducta irreprochable, a fin de que en aquello que les calumnian como malhechores, ellos, por razón de las buenas obras de ustedes, al considerarlas, glorifiquen a Dios en el día de la visitación (del juicio). (1 Pet 2:1012)

La conducta honorable y las buenas acciones nos marcan como cristianos para que el cuerpo de Cristo la gente vea algo diferente sobre nosotros, especialmente en la persecución (Isaías 51: 1).

De Qué Se Trata

La persecución es parte de la mezcla de pruebas que debemos esperar experimentar (Rom 8: 34-39), como escribe el apóstol Pedro:

¿Y quién les podrá hacer daño a ustedes si demuestran tener celo por lo bueno? Pero aun si sufren por causa de la justicia, dichosos son. Y no tengan miedo por temor a ellos ni se turben, sino santifiquen a Cristo como Señor en sus corazones, estando siempre preparados para presentar defensa ante todo el que les demande razón de la esperanza que hay en ustedes. Pero háganlo con mansedumbre y reverencia, teniendo buena conciencia, para que en aquello en que son calumniados, sean avergonzados los que hablan mal de la buena conducta de ustedes en Cristo. Pues es mejor padecer por hacer el bien, si así es la voluntad de Dios, que por hacer el mal. (1 Pet 3:1317)

¿Somos entusiasta de lo que es bueno? ¿Sufrimos por causa de rectitud? 

La persecución nos entrena para apoyarnos en Cristo, la fuente de nuestra bondad y rectitud, y no de nuestras propias abilidades, prejuicios y fortaleza.

Cuando Jesús nos enseña acerca de ser sal, se adjunta a una advertencia: “Ustedes son la sal de la tierra; pero si la sal se ha vuelto insípida, ¿con qué se hará salada otra vez? Ya no sirve para nada, sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres.” (Matt 5:13) Si perdemos el toca con Cristo, somos como una aspiradora desconectada que muestra potencial, pero no tiene poder: pisotear es una buena analogía para la persecución de una iglesia que ha perdido el rumbo.

Notas

1 http://www.CassiereneBernall.org. Also: (Saslow, Kaplan, and Hoyt, 2015).

Bendigan a los que los Persiguen

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Norm2020

 

 

Continue Reading

Oración de Rodney

Vida_en_Tensión_front_20200102

Por Stephen W. Hiemstra

Padre Amoroso,

Damos gracia por la vida y muerte de Jesús quien vivió una vida humilde y llevó nuestros pecados en la cruz. 

Ayúdanos a practicar humildad y hospitalidad con todas las personas. 

Ayúdanos a ponernos en la rectitud de Cristo y defender tu honor, no el nuestro. 

Ayúdanos a pagar nuestras cuentas y nuestros impuestos, poner la otra mejilla, tratar a nuestros enemigos con amor y respeto, y juzgar las acciones, no las intenciones, de quienes nos rodean. 

En todo lo que hacemos, ayúdanos a practicar la igualdad racial, étnica, de clase y de género. 

En el poder de su Espíritu Santo, que el conflicto, las disputas y los chismes terminen con nosotros. 

En el nombre de Jesús, Amén.

Oración de Rodney

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Norm2020

 

Continue Reading

Paradoja Cristiana

Vida_en_Tensión_front_20200102

El mismo llevó (cargó) nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, 

a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, 

porque por sus heridas fueron ustedes sanados. 

(1 Pet 2:24)

Por Stephen W. Hiemstra

Jesús nos enseña a practicar la humildad mientras buscamos rectitud aúnque si sufrimos vergüenza, persecución, y muerte., como lo hizo en la cruz. Debido a que la muerte es la pena por pecado (Gen 3:3), la  muerte recta de Jesús en la cruz le permitió a pagar la pena de nuestro pecado  (1 Pet 2:24; 1 Cor 15:3)  y su resurrección lo identificó como el hijo de Dios. Vincular del pecado con la pena de muerte es crítica para entender la obra expiatoria de Cristo en la cruz.

Jesús se refirió a sí mismo como el hijo de hombre. De los ciento ochenta y nueve versículos de la Biblia que usan este término, ochenta y nueve se encuentran en Ezequiel, que se refieren al profeta mismo. El término en hebreo literalmente significa “hijo de Adán” (Ezek 2:1). En le passaje mas famoso en Daniel 7:13, la expresión hebrea es el más familiar “hijo de hombre.”

La muerte expiatoria de Cristo va en contra de nuestra suposición habitual de que nuestra deuda por el pecado no es contra Dios sino contra nuestro prójimo. Por ejemplo, la discrimination, una forma depersecución contra nuestro prójimo, genera tensiones sobre la igualdad racial, étnica, de clase y de género, como el apóstol Pablo enseñó 

 Porque todos los que fueron bautizados en Cristo, de Cristo se han revestido. No hay Judío ni Griego; no hay esclavo ni libre; no hay hombre ni mujer, porque todos son uno en Cristo Jesús. (Gal 3:27-28)

Being one in Christ means that we model our lives after both Christ’s humble life and death so that humility replaces pride, discrimination, and persecution in our own lives, as evidenced in our treatment of others.

Modelando la humildad, Jesús ofrece muchas alternativas a la violencia para enfrentar la persecución, incluyendo:

1. Pero Yo les digo: no resistan al que es malo; antes bien, a cualquiera que te abofetee en la mejilla derecha, vuélvele también la otra. (Matt 5:39)

2. Pero Yo les digo: amen a sus enemigos y oren por los que los persiguen, (Matt 5:44)

3. Y cualquiera que te obligue a ir un kilómetro, ve con él dos. (Matt 5:41)

4. No juzguen para que no sean juzgados. (Matt 7:1)

5. Pues den al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios (Matt 22:21)

Negarse a defenderse (el honor de uno) podría conducir a resultados peligrosos en un contexto legal del primer siglo porque se esperaba que uno ofreciera su propia defensa, pero es absolutamente necesario si la persecución se convierte en una oportunidad de ministerio, como se nos dice:

Pero antes de todas estas cosas, a ustedes les echarán mano, y los perseguirán, entregándolos a las sinagogas y cárceles, llevándolos ante reyes y gobernadores por causa de mi nombre. Esto les dará oportunidad de testificar. (Luke 21:12-13)

Vemos este principio ilustrado de primera mano cuando Esteban se negó a ofrecer su propia defensa ante el Sanedrín y eligió en su lugar defender a Cristo (Acts 7). 

Esteban fue el primero entre muchos mártires cristianos (Foxe 2001, 10), pero otros primeros cristianos arriesgaron sus vidas en el testimonio vivo a través del servicio, ya que durante una plaga en Alejandría en el tercero siglo, los cristianos se negaron a abandonar la ciudad y se quedaron para cuidar de los enfermos. Un ejemplo reciente de un servicio sin temor se observó entre los médicos cristianos que trabajaban durante el brote de ébola en África occidental. Menos con la epidemia del SIDA⁠1  (Kinnaman and Lyons 2007, 110).

Una vida de servicio sin temor es possible porque en la resurrección de Cristo la vida sigue la muerte—el origen de la paradoja cristiana.

Notas

1 Síndrome de Inmunodeficencia Adquirida (SIDA). En ingles se dice AIDS.

Referencias

Foxe, John and Harold J. Chadwick. 2001. The New Foxes’ Book of Martyrs (Orig Pub 1563). Gainsville, FL: Bridge-Logos Publishers.

Kinnaman, David with Gabe Lyons. 2007. UnChristian: What a New Generation Really Thinks About Christianity…and Why It Matters. Grand Rapids: BakerBooks.

Neyrey, Jerome H. 1998. Honor and Shame in the Gospel of Matthew. Louisville: Westminster John Knox Press.

Paradoja Cristiana

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Norm2020

 

Continue Reading

Prayer for Health

Life_in_Tension_revision_front_20200101

By Stephen W. Hiemstra

Eternal and Compassionate God,

We thank you, Lord, for visiting us when we are afflicted and suffer unjustly.

For you are a God who cares, who understands our grief, our wounds, our sorrows, our diseases.

We lay our afflictions before you for we cannot bear them alone.

Heal our wounds, comfort us in our griefs, and purge us of disease.

Restore us; redeem us; save us.

Teach us to bear the wounds, griefs, and diseases of those around us and to point them to you.

Teach us to intercede for the people around us in action and in prayer.

For you are our God and we are your people.

You are with us; you are for us; and you have given your name to us. In the power of your Holy Spirit, let our security reside only in you, now and always.

In Jesus’ name, Amen.

Prayer for Health

Also see:

Believer’s Prayer

Other ways to engage online:

Author site: http://www.StephenWHiemstra.net

Publisher site: http://www.T2Pneuma.com.

Newsletter: http://bit.ly/Norm2020

 

Continue Reading

Pida por Salud

Vida_en_Tensión_front_20200102

Por Stephen W. Hiemstra

Dios Eterno y Compasivo,

Te agradecemos, Señor, por visitarnos cuando estamos afligidos y sufrimos injustamente.

Porque eres un dios que se preocupa, que entiende nuestro dolor, nuestras heridas, nuestros dolores, nuestras enfermedades.

Ponemos nuestras aflicciones ante ti pues no podemos soportarlas solas.

Cura nuestras heridas, consuélanos en nuestras penas y puganos de la enfermedad.

Restauranos, redimianos, salvanos. Enséñanos a soportar las heridas, las penas y las enfermedades de quienes nos rodean y a señalarte.

Enseñanos a interceder por las personas que nos rodean en acción y oración. Porque tú eres nuestro Dios y somos tu pueblo.

Tú estas con nosotros; eres para nosotros; y nos has dado tu nombre.

En el poder de tu Espíritu Santo, deja que nuestra seguridad resida solo en ti, ahora y siempre.

En el nombre de Jesús, Amén.

Pida por Salud

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Norm2020

 

Continue Reading

Sufrimiento Justo

Vida_en_Tensión_front_20200102

Y el SEÑOR dijo: Ciertamente he visto la aflicción 

de mi pueblo que está en Egipto, y he escuchado su clamor a causa 

de sus capataces, pues estoy consciente de sus sufrimientos. (Exod 3:7)

Por Stephen W. Hiemstra

La experiencia judía de Dios surge con frecuencia en el contexto del sufrimiento. En los libros de la Ley, Moisés sufrió viviendo como refugiado en el desierto y pastoreando las ovejas de su suegro lejos de su hogar y familia en Egipto. Exiló de Egipto, avergonzado por su propio inepto liderazgo, y temeroso de ser procesado legalmente por asesinato, Moisés se encontró ante una zarza ardiente en la presencia de Dios (Exod 3:1), quien lo llamó para una nueva misión: “Ahora pues, ven y te enviaré a Faraón, para que saques a mi pueblo, a los Israelitas, de Egipto.” (Exod 3:10)  

Egipto está en su corazón y en su mente, pero Moisés no salta a la idea de regresar a Egipto porque, después de haber asesinado a un egipcio, regresar implica un riesgo personal obvio. Mitigar los riesgos son tres garantías importantes que Dios le da a Moisés, que toma la forma de su presencia, su nombre, y su pacto (la Ley).

Presencia

La seguridad de la presencia de Dios es una bendición en la forma de consuelo, provisión, y protección—las cosas que Moises carecía  cuando intentaba dirigir a su pueblo sin la ayuda de Dios.  Al revelar su presencia a Moisés, la incertidumbre de la misión en Egipto se reduce de inmediato (Rom 8:31) y su éxito está asegurado: “Ciertamente y o estaré contigo” (Exod 3:12). La presencia de Dios está más seguido cuando Dios revela su nombre y, más tarde, ofrece un pacto a Moises. 

El Nombre

La seguridad de conocer el nombre de Dios no era poca cosa en el mundo antiguo. Los antiguos creían que conocer el nombre de un dios le daba poder sobre ese dios. Cuando Dios le dio Moises su nombre, estaba, como mínimo, lo ofrecer una linea directa de comunicación—oración personal—con Dios.

El significado del nombre del pacto de Dios también fue importante. En hebreo YHWH significa: “Yo seré quien yo seré” o “yo soy quien yo soy.” (Exod 3:14–15) La implicación aqui es que Dios es: UN REAL DIOS (quien que realmente existe) con REAL PODER (soberano en todo el universo, no solo del  barrio). Dioses del barrio eran la norma en el anciano mundo, en parte, porque líderes querían reclamar sus terrenos y buscaban su intervención (generalmente a través de sacrificios) en el mundo espiritual (e.g. Judg 11:30–40; 1 Kgs 12:26–29) 

Las intervenciones de Dios por ayuda de Moises no era inusuales desde la perspectiva anciana, pero lo que fue inusual fue que Dios viajó con Moisés fuera de Egipto y hacia la Tierra Prometida.

Pacta Ley

El pacto ayudó a asegurar la experiencia de Moisés de la presencia de Dios porque en el pacto Dios reveló su voluntad al pueblo de Israel, algo poco común en el mundo antiguo. La oración es realmente difícil cuando uno no sabe el nombre de un dios ni lo que ese dios desea. Dios le reveló a Moisés que él era tanto un hacedor de pacto como un guardián de pacto.

El pacto de Moisés comienza con un preámbulo: “Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre (de la esclavitud).” (Exod 20:2). El preámbulo deja en claro que Dios se preocupa por el pueblo de Israel lo suficiente como para intervenir en su nombre y la Ley los instruye sobre cómo vivir en paz y justicia, haciendo que la presencia de Dios sea concreta en la vida diaria.

En los libros de los Profetas, nadie sufre más que Job a pesar de que el es un hombre justo: “Hubo un hombre en la tierra de Uz llamado Job. Aquel hombre era intachable (íntegro), recto, temeroso de Dios y apartado del mal.“ (Job 1:1) 

Job es tan justo que incluso Dios se jacta de él ante Satanás: “¿Te has fijado en Mi siervo Job? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra; es un hombre intachable (íntegro) y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.” (Job 1:8)  A lo que Satanás le pide permiso a Dios para probarlo y Dios le otorga permiso para que Satanás se lleve todo lo que Job tiene y lo aflija con un sufrimiento horrible (Job 1–2). En sufrimiento justo, Job siente un necesidad a buscar y confiar en Dios, en lugar de su propios recursos, y, en su miseria, a buscar un salvador: “Yo sé que mi Redentor (Defensor) vive, y al final se levantará sobre el polvo.” (Job 19:25) Algunos creen que Moisés usó la historia del sufrimiento justo de Job para convencer el pueblo de Israel de que abandonara la esclavitud en Egipto, lo que haría del libro de Job el libro más anciano de la Biblia (Geisler 2007, 189–195).

Este tema de la redención, de confiar únicamente en Dios, se repite en la historia de los amigos de Daniel, Shadrach, Meshach y Abednego. Cuando los amigos de Daniel se niegan a adorar al ídolo de oro del rey Nabucodonosor en lugar del único Dios verdadero, son arrojados al horno de fuego, como leemos:

Pero estos tres hombres, Sadrac, Mesac y Abed Nego cayeron, atados, en medio del horno de fuego ardiente. Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y levantándose apresuradamente preguntó a sus altos oficiales: ¿No eran tres los hombres que echamos atados en medio del fuego? Así es, oh rey, respondieron ellos. ¡Miren! respondió el rey. Veo a cuatro hombres sueltos que se pasean en medio del fuego sin sufrir daño alguno, y el aspecto del cuarto es semejante al de un hijo de los dioses.” (Dan  3:23-25)

El sufrimiento justo no solo nos lleva a confiar en Dios, sino que da testimonio de la gloria de Dios. Más tarde, Jesús vincula el sufrimiento justo a la vida eterna: “El que ha hallado su vida, la perderá; y el que ha perdido su vida por mi causa, la hallará.” (Matt 10:39)

Referencias

Geisler, Norman L. 2007. A Popular Survey of the Old Testament. Grand Rapids: BakerBooks.

Sufrimiento Justo

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Norm2020

 

Continue Reading

Sermón por El Shadai DC, Manassas, Virginia, 30 Agosto 2020

Stephen_W_Hiemstra_20200125b
Stephen W. Hiemstra 2020 (Ken Burtram Photography)

Por Stephen W. Hiemstra (Escucha)

¡Buenas tarde! Me llama Stephen W. Hiemstra. Soy pastor voluntario y autor cristiano. Vivo con mi esposa, Maryam, de más que trente años en Centreville, Virginia.

El Espíritu Santo nos habla especialmente a través de nuestra vida cotidiana y de las personas quien nos rodean. Durante el mes pasado, perdí a mi madre, quien fue mi inspiración para ser pastor y autor. Parte de mis palabras de hoy provienen del funeral por ella.

Vamos a orar. Sean gratas las palabras de mi boca y la meditación de mi corazón delante de Ti, Oh SEÑOR, roca mía y Redentor mío. (Salmo. 19:14 NBH) Amén.

Escuchan a la palabra de Dios del evangelio de Juan 20:11-18:

Pero María estaba fuera, llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó y miró dentro del sepulcro; y vio dos ángeles vestidos de blanco, sentados donde había estado el cuerpo de Jesús, uno a la cabecera y otro a los pies. Mujer, ¿por qué lloras? le preguntaron. Porque se han llevado a mi Señor, y no sé dónde Lo han puesto, les contestó ella. Al decir esto, se volvió y vio a Jesús que estaba allí, pero no sabía que era Jesús. Mujer, ¿por qué lloras? le dijo Jesús.¿A quién buscas?” Ella, pensando que era el que cuidaba el huerto, Le dijo: Señor, si usted Lo ha llevado, dígame dónde Lo ha puesto, y yo me Lo llevaré.  ¡María! le dijo Jesús. Ella, volviéndose, Le dijo en Hebreo: ¡Raboní! (que quiere decir Maestro). Jesús le dijo: Suéltame (No Me agarres) porque todavía no he subido al Padre; pero ve a Mis hermanos, y diles: Subo a Mi Padre y Padre de ustedes, a Mi Dios y Dios de ustedes. María Magdalena fue y anunció a los discípulos: ¡He visto al Señor!, y que El le había dicho estas cosas.

La palabra del Señor. Gracias a Dios.

El cristianismo empezó en un cementerio con la resurrección (Sal 16:10). La resurrección no podría haber sucedió sin la crucifixión y muerte de Jesucristo que estaba, a su vez, asociado con su vida y ministerio. Debido a que la vida y ministerio de Jesucristo fueron registraron después la resurrección, cada frase en el Nuevo Testamento debiera estar precedido por las palabras: Jesús resucitó de la muerte, por lo tanto … La vida, ministerio, sufrimiento, muerte, y resurrección de Jesús es el evangelio. Que sabemos este porque después de los evangelios mismos, sermones por Pedro (Hch 2:14–41; 10:34–43) y Pablo (Hch 13:16–41) enfocan en la historia de la vida de Jesucristo.

Desde la prisión antes su muerte, el apóstol Pablo escribe:

y conocerlo a el, el poder de su resurrección y la participación en sus padecimientos, llegando a ser como el en su muerte, a fin de llegar a la resurrección de entre los muertos.(Flp 3:10–11)

En otras palabras, la historia de Jesús—vida, ministerio, sufrimiento, muerte, y resurrección—fue por Pablo una plantilla para el viaje cristiano de fe que comienza con el fin en mente. Todavía, sabemos que el fin de la historia, como su comienzo, es en Cristo y provee la esperanza cristiana (1 Pe 1:3).

Mientras prosigamos hacia la meta (Flp 3:14) y con expectativas para los últimos días, nuestra relación con cada miembro de la Trinidad nos sustenta cotidianamente. El Espíritu Santo queda con nosotros, nos da poder, y así mismo rompe el poder de pecado. La vida y ministerio de Jesucristo modelan una vida fiel en un mundo estresante. Dios, nuestro padre, demuestra amor, gracia, y soberanía sobre cualquier poder terrenal. Por razón del soberano poder y la presencia de Dios, nuestra esperanza de la resurrección se convierte a nuestra esperanza en cristo (Col 1:24).

La Fin en Mente

En consecuencia, la resurrección influyó como leían los tempranos cristianos las Beatitudes, como en: [Jesús resucitó de la muerte, por lo tanto,] honorado son los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos. (Mt 5:3) Notamos que la Beatitud refiere explícitamente al reino de los cielos—un lugar de sanar y descansar donde los resucitados se cree a ir. Debido a que tempranos cristianos leían las Beatitudes en vista de la resurrección, posmodernos deberían también leer como se explica.

Más típicamente, los posmodernos leen las Bienaventuranzas como «pasteles en el cielo,» poco realista y imposible de obtener. Pero, ¿cuanto riesgo hay a comprar una acción si ya tiene el informe de acciones de mañana? ¿Si el informe de mañana eliminara el riesgo de hoy, porqué demora de comprar la acción? Metas poco realista y imposible de obtener inmediatamente se convierten a realistas y accesible—por la luz de la resurrección pescadores comunes se convierten en apóstoles extraordinarios.

Tensión no Fue el Diseño

Por causa de nuestra reconciliación con Dios, sabemos que nuestra naturaliza pecaminosa que impulsa esta tensión no fue parte del diseño original de Dios. A romper el diseño de Dios, pecado surgió en el Jardín de Edén cuando Adán y Eva se apartaron de Dios y le permiten al pecado entrar a sus vidas (Gen 3:6). Todavía, aunque pecado entró al mundo y tensó nuestras vidas, Dios proveyó para nuestra restauración por media de la muerte y resurrección de Jesucristo (Gen 3:15).

Jesús resucitó de la muerte, por lo tanto, nuestra fe comienza con Dios, no con nosotros.

Los cristianos, como María Magdalena, son los que corren desde el cementerio para decirle al resto del mundo que Jesús vive (Mateo 28:8). ¿Por qué? Pues el futuro está en Cristo; la muerte es solo una transición, no la ultima palabra. Por esta razón, el evangelio se describe como las buenas noticias.

Por favor únete a mí en oración:

Padre Todopoderoso, Hijo Amado, Espíritu Siempre Presente,

Agradecemos por la obra de Jesucristo, quien vivió, ministró, sufrió, murió, y resucitó de los muertos para que el evangelio pudiera vivir en nosotros. Que podamos conocerlo a él y su poder; compartir en su sufrimiento y su muerte; para que podamos estar también vivo con él en la nueva vida (Flp 3:10–11). Rompe el poder de pecado en nosotros; empodéranos a vivir en reconciliación unos con otros; y concédenos palabras para levantarnos en oración todos los días de nuestras vidas. En el precioso nombre de Jesucristo, Amén.

Sermón por El Shadai DC, Manassas, Virginia, 30 Agosto 2020

 

Continue Reading
1 2 3 22