Oración Dia 40

Espera verano 2015

Por Stephen W. Hiemstra

Padre Amoroso,

Vistes las aves que ni siegan ni recogen (Mt. 6:25-26).

Envías el sol y la lluvia sobre justos e injustos sin discriminación (Mt. 5:5).

Haces el día y la noche para bendecirnos con actividades y sueños (Gén. 1:5).

Lanzamos nuestras obsesiones y adicciones a Tus pies.

En el poder del Espíritu Santo, sana nuestras relaciones y suaviza nuestros corazones para que podamos crecer más como Tú cada día.

En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Oración Dia 40

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

Continue Reading

No Codiciarás (El Décimo Mandamiento)

Cubierta por Una Guia Cristian a la Espiritualidad

No codiciarás la mujer de tu prójimo, y no desearás la casa de tu prójimo, ni su campo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada que sea de tu prójimo.” (Deut 5:21 NBH) [1]

Por Stephen W. Hiemstra

¿Cuantos matrimonios y familias han sido destruido durante los años por ama de plata? Desacuerdos acerca de plata se citan frecuentemente como una causa principal de divorció.

La codicia es un cruce entre avaricia y envidia. Avaricia es un deseo extremo a poseer algo mientras envidia es un deseo extremo que alguien otra no poseer lo que deseamos. En cualquier caso, nuestros deseos nos llevan tratar mal a los demás.

Tanto avaricia y envidia son entre los siete pecados mortales popularizados por Tomás de Aquino en el siglo duodécimo. Aquino los enumeró como el orgullo (vanagloria), la envidia, la ira, la pereza (apatía espiritual), la avaricia, la gula y la lujuria [2]. Los describe como pecados capitales porque conducen a otros pecados y son lo contrario de virtudes particulares (Aquinas 2003, 317-20). Del mismo modo que virtud es un buen rasgo de carácter permanente, un vicio es un mal rasgo de carácter permanente.

Jesús acuñó un palabra nueva por la codicia (mamona) cuando dijo: “No pueden servir a Dios y a las riquezas (mamona).” [3]. En Ingles, el King James Versión (KJV) de la Biblia translitera el griego, mamona, que pueda también ser traducir como el dios de dinero. El Apóstol Pablo prefiere a referir a codicia como el amor de dinero. Por ejemplo, Pablo escribió:

Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores. (1Tim 6:10 NBH)

Mientras codicia es un vicio que causa dificultades relaciones, mamona es también idolatría. Algo se convierte idolatrías—convertir a un dios—cuando lo amamos más que Dios. Jesús nos advierto:

Nadie puede servir a dos señores; porque o aborrecerá a uno y amará al otro, o apreciará a uno y despreciará al otro. Ustedes no pueden servir a Dios y a las riquezas. (Matt 6:24 NBH)

Aquí entramos el terreno de obsesión y adicción como esclavos del pecado (John 8:34). Podemos ser adicto a casi cualquiera cosa. Gerald May (1988, 14) escribe: “adicción es un estado de compulsión, obsesión o preocupación que esclaviza la voluntad y deseo de una persona” [4]. Dos pruebas pueda ser aplicado a conducta potencialmente aditiva. ¿Interrumpe este comportamiento las relaciones con las persona más cercano de ti? ¿Es usted experimenta síntomas de abstinencia cuando usted lo da para arriba? En este contexto, piensas que la codicia pueda elevarse a la nivel de adicción?

Henry Cloud (2008, 154) tiene una sugerencia interesante para lidiar con el dolor: “Mirar al miseria y entonces hacer una regla personal que lo guardara de pasando.” [5] En este caso, Dios ha visto el dolor en nuestras vidas y nos ha dado una regla: no codician.

De manera más general, los Diez Mandamientos hacen tres cosas: reduce nuestro dolor, simplifica nuestras vidas, y ayudamos a nos modelar a nosotros mismos después de Aquel que reclamamos a seguir.

Notas

[1] También: Exod 20:17; Deut 7:25; Rom 7:7; Rom 13:9.

[2] Los siete pecados mortales son frecuentemente describe usando su nombres de Latín. Ellos son superbia (orgullo), invidia (envidia), ira, gula, luxuria (lujuria), avarita (avaricia), and accidia (pereza) (Fairlie, 2006, iv).

[3] Luke 16:13; Matt 6:24.

[4] “addiction is a state of compulsion, obsession, or preoccupation that enslaves a person’s will and desire.”

[5] “Look at the misery and then make a personal rule that will keep it from happening.”

Referencias

Aquinas, Thomas. 2003. On Evil (Orig Pub 1270). Translated by Richard Regan. Edited by Brian Davies. New York: Oxford University Press.

Cloud, Henry. 2008. The One-Life Solution: Reclaim Your Personal Life While Achieving Greater Personal Success. New York: Harper.

Fairlie, Henry. 2006. The Seven Deadly Sins Today (Orig Pub 1978). Notre Dame, IN: University of Notre Dame Press.

May, Gerald G. 1988. Addiction and Grace: Love and Spirituality in the Healing of Addictions. New York: HarperOne.

No Codiciarás (El Décimo Mandamiento)

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

Continue Reading

Oración Dia 39

Espera verano 2015

Por Stephen W. Hiemstra

Padre Todopoderoso, Salvador Misericordioso, Espíritu de Verdad,

Te alabamos por ser el camino, la verdad, y la vida (Jn. 14:6).

Concédenos un espíritu de discernimiento para conocer la verdad y un espíritu misericordioso para compartirla.

A ti y sólo ti sea la gloria.

En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Oración Dia 39

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

Continue Reading

No Decir Mentiras (El Novena Mandamiento)

Cubierta por Una Guia Cristian a la Espiritualidad

“No darás falso testimonio contra tu prójimo.” (Exod 20:16 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

El opuesto de una mentira es la verdad.

Adoramos el Dios de verdad. Desde la zarza ardiente, Dios le dice a Moisés que su nombre es: “YO SOY EL QUE SOY.” (Exod 3:14 NBH) Moisés creó en Dios; Faro se negó a. Cuando Dios presentaba la verdad de su existencia propia, la nación de Israel nació. Es, en consecuencia, no es sorpresa que el Dios de la verdad ordena que su pueblo no mienten.

Dando falso testimonio es más, sin embargo, que decir una cosa no verdad; es un engaño deliberado con un objetivo especifico. La exposición en Éxodo 23:1-3 esbozó tres retos especifico: distribuyendo un informe falso, pervirtiendo justicia en un tribunal, y dando la testimonia sesgado. Distribuyendo un informe falso podría ser la chismes simple o podría ser cometiendo la difamación. Es obvio que pervirtiendo justicia puede ser hecho por muchas maneras. Al ser sesgado puede ser motivado por pobreza o varios afinidades (la familia, la raza, la idioma, la clase social, la origen nacional, el credo, o aun la localidad).

Estas prejuicios y injusticias son tan comunes que estamos más a menudo sorprendidos por la integridad que por el sesgado. Por ejemplo, la reciente debate por la pena de muerte se cuelga menos como un dispute acerca de la pena y más acerca de la incredulidad que la justicia haría estar hacer. No es de extrañar que Pilato, él mismo un funcionario corrupto, pediría a Jesús: “¿Qué es la verdad?” (John 18:38 NBH)

La historia de la mujer sorprendida en adulterio es probablemente el caso de juicio de capital más celebrado en las Escrituras. La culpa de la mujer no está en cuestión; la única pregunta era la pena. Los fariseos le preguntaron a Jesús: “Y en la Ley, Moisés nos ordenó apedrear a esta clase de mujeres. ¿Tú, pues, qué dices?” (John 8:5 NBH)

Tenga en cuenta que baja la ley Judía a ambas partes en adulterio se enfrentan la misma pena de muerte (Lev 20:10). Debido a que los fariseos encubrieron la identidad del hombre, se rompieron la Novena Mandamiento cuando se presentaba este caso. En otros palabras, ofrecieron el testimonio sesgado y no buscaron la verdadera justicia.

Jesús apunta al sesgado fariseo cuando dice: “El que de ustedes esté sin pecado, sea el primero en tirarle una piedra.” (John 8:7 NBH) La ley requiere que los testigos a un criminalidad lanzan la primera piedra (Deut 17:7) Sin embargo, si alguien recoge una piedra, entonces esta persona es responsable de enjuiciamiento en virtud de la ley porque no se revela la identidad del hombre quien participó en el adulterio. Y la pena por el perjurio era la misma pena como la presunto delito (Deut 19:18-19). Los fariseos entienden su dilema y se van.

Las palabras de Jesús a la mujer son importante. El dice: “¿Ninguno te ha condenado?” “Ninguno, Señor,” respondió ella. Entonces Jesús le dijo:“Yo tampoco te condeno. Vete; y desde ahora no peques más.” (John 8:10-11 NBH) Jesús la ofrece tanto la verdad y la gracia. La verdad o la gracia solo por si mismo no son el Evangelio. La verdad sólo es demasiado duro a ser oído; la gracia sólo ignora la ley. Jesús busca nuestra transformación, no nuestra condena en virtud la ley (Rom 12:2).

No Decir Mentiras (El Novena Mandamiento)

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

Continue Reading

Oración Dia 38

Espera verano 2015

Por Stephen W. Hiemstra

Dios misericordioso,

Gracias por prodigar tu amor y generosidad sobre nosotros.

Concédenos corazones generosos y las manos que ayuden para que podamos reflejar tu imagen.

Permite que nuestra seguridad esté en ti, no en nuestras posesiones.

En el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

Oración Dia 38

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

Continue Reading

No Hurtarás (El Octavo Mandamiento)

Cubierta por Una Guia Cristian a la Espiritualidad

“No hurtarás.” (Exod 20:15 NBH) [1]

Por Stephen W. Hiemstra

La historia del joven rico parece a molestar los Estadounidenses más que otras historias bíblicas, lo más probable, porque somos una nación rico. Esta historia se encuentra en cada uno de los tres Evangélios sinópticos. La historia comience cuando el hombre pide: “Maestro, ¿qué cosa buena haré para obtener la vida eterna?” (Matt 19:16 NBH) Jesús responde de listar los mandamientos que pertenecer con ama para nuestros prójimos. El hombre responde diciendo: “Todo esto lo he guardado; ¿qué me falta todavía?” (Matt 19:20 NBH) Jesús replica: “Si quieres ser perfecto, ve y vende lo que posees y da a los pobres, y tendrás tesoro en los cielos; y ven, sé Mi discípulo.” (Matt 19:21 NBH) A esta punta, el hombre se fue triste no dispuestos a responder a la invitación de Jesús (paráfrasis) [2].

¿Qué tiene esto que ver con no robar?

No haciendo malo no es lo mismo cosa como hacer bueno. La tentación a robar es presumiblemente menos si se tiene plata que si no se tiene. Si usted es rico y se motivado por avaricia, puedes delegado pequeño actos de robo a los subordinados o convence los legisladores a cambiar la ley para hacer pequeño actos de robo legal. El joven rico sin duda contestó con sinceridad a la pregunta de Jesús acerca de los mandamientos.

Sin embargo, qué pasa si el rico joven era un subprime prestamista y se acercó a Jesús, que ¿se piensa que podría decir? ¿Es robando a vender un hipoteca a una persona pobre que probablemente no pueda repagar su préstamo? ¿Cual si la probabilidad de reembolso se reducir por un por ciento? ¿Cual acerca de cinco por ciento? Antes la crisis financieras de 2007 las reglamentos se modificaron a hacer préstamos de alto riesgo más fácil. ¿Fue suficiente para haber cumplido con tales regulaciones? ¿Qué pasa si usted trabajó por el gobierno?

La adopción de medidas positivas para ser bueno no es fácil.

El Apóstol Pablo hace esta distinción cuando enumera obras del carne (vicios) y listas de frutas del Espíritu (virtudes). Escribe:

Ahora bien, las obras de la carne son evidentes, las cuales son: inmoralidad, impureza, sensualidad, idolatría, hechicería, enemistades, pleitos, celos, enojos, rivalidades, disensiones, herejías, envidias, borracheras, orgías y cosas semejantes, contra las cuales les advierto, como ya se lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Pero el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre, dominio propio; contra tales cosas no hay ley. (Gal 5:19-23 NBH)

La lista de Pablo no incluso robo, pero todos sabemos que lista que uno pertenece a!

Es interesante que en el Sermón del Monte Jesús no habla específicamente sobre de robo en la manera que hacer acerca de asesinato y adulterio. En cierto sentido, él no necesitaba. Si avaricia lleva a engaño al prójimo, entonces es obvio que debemos evitar ser codicioso con el fin de evitar las trampas. Mejor aun, ¿por que no practica generosidad?

Notas

[1] También: Lev 19:11; Deut 5:19; Matt 19:18; Rom 13:9.

[2] Matt 19; Mark 10; Luke 18.

No Hurtarás (El Octavo Mandamiento)

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

Continue Reading

Oración Dia 37

Espera verano 2015

Por Stephen W. Hiemstra

Dios Todopoderoso,

Te alabamos por amar nuestras familias y por cuidar a nuestros niños.

Guarda nuestros corazones y mentes.

Disciplínanos a ser fieles a nuestros cónyuges.

En el poder del Espíritu Santo, mantennos conscientes de Tu voluntad para nuestras vidas.

En el precioso nombre de Jesús oramos. Amén.

Oración Dia 37

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

Continue Reading

No Cometerás Adulterio (El Séptimo Mandamiento)

Cubierta por Una Guia Cristian a la Espiritualidad

“No cometerás adulterio” (Exod 20:14 NBH) [1]

Por Stephen W. Hiemstra

En la corazón del adulterio es casi siempre una mentira. La mentira es que nuestras vidas privadas son y deben permanecer privada. Sin embargo, la verdad es que nuestras acciones siempre afecta a los que nos rodean.

Pida Rey David. Él pensaba que podría tener una relación tranquila con Betsabé. Cuando ella se convirtió en pregnante, trato a acallar arriba por llamado su esposo, Urías el hitita, a regresar del servicio en el ejercito a la palacio. La idea fue que si Urías dormía con su esposa, el pecado de David estaría permanecer un secreto. Urías estropeó esta plan por permaneciendo leal a David y rechazando a volver a casa. Incapaz de ocultar su pecado, David envió a decir al comandante de Urías le coloque en la línea del frente en la batalla y luego abandonarlo a los Amorreos. Urías murió en batalla (2 Sam 11). Muy pronto todo el mundo se enteró del pecado de David y trató de encubrir. Salmo 30 registra la angustia de David acerca su pecado. Salmo 51 registra la confesión de David a Dios. Dios perdonó a David pero el pecado de David llevó a la muerta de su hijo (2 Sam 12:13-14).

El adulterio, el divorcio, y otras formas de inmoralidad son las consecuencia de ceder a los deseos y tentaciones prohibidas que amenazar con destruir las relaciones saludables [2] y destruir nuestras familias. También se destacan en contraste al intención de Dios para el matrimonio humano, que es un matrimonio por toda las vida entre un hombre y un mujer.

El matrimonio no es sólo una idea romántica. Si vemos nuestras relaciones como solamente sirviendo nuestras necesidades propias, nuestros niños salen perdiendo. Según al Censo del los Estados Unidos (U.S. Census 2011, 68), la proporción de niños nacidos de madres solteras aumentó de 27 por ciento en 1990 a 40 por ciento en 2007. Esta estadística implica que los prospectos por niños en América se han desplomado en nuestra generación. Piensa más pobreza; piensa más consumo de drogas; piensa más suicidio. El matrimonio no es sólo una idea romántico.

Jesús deploró el divorcio, permitó lo sólo en el caso de inmoralidad sexual, y comparó lo al adulterio [3]. El pacto de matrimonio (Mal 2:14) tiene para nosotros dos partes: tanto una señal del pacto (la intimidad física ) y un juramento del pacto (el promesa del matrimonio) [4]. Inmoralidad sexual rompe la primera parte, pero no necesariamente la segunda.

La enseñanza de Jesús acerca de adulterio es paralela su enseñanza acerca del asesinato. Lujuria lleva a inmoralidad de manera Jesús nos advierte para evitar la lujuria y en esta manera prevenir adulterio. Entonces se interrumpa esta discusión de adulterio a empezar con una poca hipérbola: “Si tu ojo derecho te hace pecar, arráncalo y tíralo . . . Y si tu mano derecha te hace pecar, córtala y tírala” (Matt 5:29-30 NBH). Después esta aparte, devolví a su discusión del adulterio. La implicación es que la parte del cuerpo en perspectiva no es un ojo o un mano, pero algo un poco más personal! Claro que Jesús deploró el divorcio y inmoralidad.

Notas

[1] También: Deut 5:18; Matt 5:27; Matt 19:18; Rom 13:9.

[2] Mi primero experiencia en ministerio como un adulto joven surgió cuando mi pastor y mentor animo me a iniciar una programa para los jóvenes durante un verano. La programa fue un éxito y continué este ministerio hasta me casé unas anos más tarde. Sin embargo, mi mentor fue descubierto por un miembro a ser tenido un relación homosexual. El asunto le costó su pastorado y su matrimonio; me costo un mentor importante; y se costa la iglesia un pastor talentoso.

[3] Matt 5:32; Matt 19:9.

[4] Por Adán, vemos la costilla de Adán siendo sacada a crear Eva (una especie de ceremonia de corte) y un juramento—”Esta es ahora hueso de mis huesos” (Hugenberger 1994, 342–43; Gen 2:21–23)

Referencias

Hugenberger, Gordon P. 1994. Marriage as a Covenant: Biblical Law and Ethics as Developed from Malachi. Grand Rapids, MI: Baker Academic.

U.S. Census Bureau. 2011. Statistical Abstract of the United States: 2011. Washington, DC: Government Printing Office.

No Cometerás Adulterio (El Séptimo Mandamiento)

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

 

Continue Reading

Oración Dia 36

Espera verano 2015

Por Stephen W. Hiemstra

Padre Compasivo, Hijo Amado, Omnipresente Espíritu,

Gracias por darnos límites saludables en Tu ley.

Limpia nuestros corazones de los celos, la envidia, y otras pasiones malvadas que nos llevan a pecar.

En el nombre de Jesús oramos. Amén.

Oración Dia 36

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

Continue Reading

No Matar (El Sexto Mandamiento)

Cubierta por Una Guia Cristian a la Espiritualidad“No matarás (No asesinarás).” (Exod 20:13 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

El sexto mandamiento—no matar—parece simple. En caso lo que olvidas, la Biblia lo repite cinco veces en las mismas palabras [1]. El castigo por asesinato—la muerte—se da en el relato de Noé (Gen 9:11).

Cuando Jesús habla sobre asesinato, lo compara con ser enojado con y insultado su hermano o hermana. Entonces, hace un comentario curioso:“[si] deja tu ofrenda allí delante del altar, y ve, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.” (Matt 5:24 NBH) Este comentario es curioso por dos razones. Primero, cuando lo hablo solamente los sacerdotes se permitan a entrar el Lugar Santo en el templo y a acercase al altar. Segunda, este comentario parece a hacer reconciliación con nuestro hermano o hermana más importante que la reconciliación con Dios.

“[si] deja tu ofrenda allí delante del altar, y ve, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.” (Matt 5:24 NBH)

Este comentario es curioso por dos razones. Primero, cuando lo hablo solamente los sacerdotes se permitan a entrar el Lugar Santo en el templo y a acercase al altar. Segunda, este comentario parece a hacer reconciliación con nuestro hermano o hermana más importante que la reconciliación con Dios.

¿Dónde Comienza el Pecado?

Entonces, ¿qué es todo eso? Jesús recuerda sus oyentes no del templo, pero de la historia del primero asesinato en la Biblia—la historia de Caín y Abel. Él lo usa como una lección objetiva. Caín se enojo con su hermano, Abel, después llevó un sacrificio mejor a Dios. Para esta razón, Caín mató a Abel (Gen 4:1-8). La lección es que debemos reconciliar entre sí antes la ira se sale de control y antes hagamos algo que podamos lamentar más tarde (Matt 5:23-24).

Jesús hace dos puntos importantes.

Primero, Jesús nos enseña a prevenir asesinato mediante la eliminación del incentivo a matar. Esta lección entonces puede ser aplicar en muchas tipos de situaciones, no sólo asesinato.

Segundo, pidiendo Dios para perdón (traer un regalo) no eliminar el pecado que cometimos contra cada otra. Si matamos alguien, pidiendo el perdón de Dios no restaurar la vida perdió o sanar la devastación emocional experimentado por la familia de la víctima. El perdón no pueden ser sólo de palabras.

La punta es que pidiendo perdón de Dios, como de repitiendo una oración de confeso en la mañana de Domingo, ni requiere un cambio de actitud hacia nuestro pecado (la primera punta de Jesús) ni compensación a los perjudicados por lo que hemos hecho (la segunda punta de Jesús). Arrepentimiento verdadero (un cambio real de corazón) responde la primera punta; haciendo restitución (compensación de nuestras víctimas) responde a la segunda punta.

El Objeto de la Ira Es Importante

¿Significa la lección de Jesús que que nunca debemos estar enojado? No. La ira tiene un objeto. Algunos objetos de nuestro ira son egoístas y el mal; algunos no son.

Claro que Jesús fue enojado por la injusticia, sobre aquellos que hacen negocios en el templo (John 2:14-17), y acerca de los fariseos de corazones duras que niegan a permitir las buenas obras, como la curación, por el día de reposo. Por lo contrario, los fariseos serán tan enojado que Jesús sano por el sábado (porque se hacen a parecer malo) que respondieron por el planificación de su muerte (Matt 12:10-14).

Notas

[1] Tambien: Deut 5:17; Matt 5:21; Matt 19:18; Rom 13:9.

No Matar (El Sexto Mandamiento)

Ver también:

Prefacio de La Guía Cristiana a la Espiritualidad

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net

Comprar Libro: http://www.T2Pneuma.com

Boletín informativo: https://bit.ly/Construct_2021

 

Continue Reading