Cuál es Tu Actitud en Oración?

Albrecht Durer, 1508
Albrecht Durer, 1508

“Y decía: ¡Abba, Padre! Para ti todas las cosas son posibles; aparta de mí esta copa, pero no sea lo que yo quiero, sino lo que tú quieras.” (Mark 14:36 LBA)

Por Stephen W. Hiemstra

El Padre Nuestro cambió radicalmente la actitud de los discípulos sobre oración.

Para entender lo mucho que tuvieron que cambiar las actitudes, piense sobre un Judío del siglo uno y cómo vería la oración de Jesús. En El Padre Nuestro, entramos metafóricamente la ciudad de Jerusalén; pasar entre purificación ritual a los patios exteriores del templo, el paso hacia el lugar santo, y tire hacia atrás el velo del Santo de los Santos. Luego, en el propiciatorio del el Arca del Testimonio, que ponemos en el efod [1], del Sumo Sacerdote y inicia a orar, no a YHWH, sino a papá! Simplemente radical!

Si esta metafórica para oración parece descabellada, considera la viaje última de Pablo a Jerusalén. Pablo llegó en la ciudad en la compañía de otras creyentes (gentiles) probablemente Griegos de Corinto (1 Cor 16:3). Cuando él entró el templo, el empiezo un antidisturbio como unos Judíos quien lo han visto en la ciudad acusó que traer un gentil hacia el templo. Pablo escapó de esta lucha con su vida solamente porque la guardia Romana se lo rescataron (Acts 21:26-32). Esta historia subrayo la punta que era impensable a un Judío que cualquiera persona podría entrar la presencia de Dios—sobre todo en el templo—sino limpieza apropiada, la preparación, y la autoridad.

¿Cuál es tu actitud en oración? ¿Eres reverente o desdeñoso en acercando a Dios? Aunque el vel del templo se rasgó cuando Cristo murió en la cruz [2], Dios es todavía santo y nosotros podamos acercar al propiciatorio sólo por la invitación de Cristo. Al respectando las limitaciones de Dios es un etapa importante en acercando oración. “sean santos, porque Yo soy santo” (Lev 11:44 NBH) dice el Señor Todopoderoso.

[1] Unas prendas ceremoniales usadas por el sumo sacerdote describo en Éxodo 28.

[2] La división del velo del templo se registra en los tres evangélicos sinópticos (Matt 27:51, Mark 15:38 y Luke 23:45). Ejércitos romanos destruyeron el templo durante una revuelta judía en el año 70.

Continue Reading

La Vida Eterna

New Life
New Life

Por Stephen W. Hiemstra

¿Cual es la vida eterna?

Nuestra vida en Cristo es un viaje que empieza pecaminosa y finito, pero progresa hacia santo y eterna. El progreso hacia la vida eterna requiere ambos restauración espiritual y la sanación de la cuerpo.

Pensamos normalmente de la naturaleza eterna de Dios antes su santidad. Este aspecto primero de la vida eterna es cuantitativa–superación de la muerte a vivir eternamente con Dios. Sin embargo, la correcta linea de pensamiento es al revés: la muerte es la pena para los pecados. En otras palabras, los pecados causan la muerte. El perdón de Dios en Jesucristo quita el pecado, elimina la pena de muerte, y hace la vida eterna posible.

Por desgracia, los pecados no solo inicia una pena de muerte; se contamina a nos y daña nuestras relaciones. Por ejemplo, la conversión del Apóstol Pablo incluyó el perdón de Dios, sino saqueo de la iglesia no fue fácilmente olvido (Acts 8:2). Del mismo modo, el asesino quien se le perdona ha a su culpabilidad removido, pero la vida tomada no ha sido restaurada y sus relaciones rotas permanecerá roto.

Consecuentemente, el aspecto segundo de la vida eterna es cualitativa—a remover la contaminación de los pecados y reconciliar de nuestras relaciones a través de Cristo. El Apóstol Juan escrita: “`Y ésta es la vida eterna: que Te conozcan a Ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.” (John 17:3 NBH) Estamos una nueva creación en Cristo y reconciliado a él, pero la reconciliación tiene dos partes. La primera parte es reconciliación con Dios y esta completo con la obra de Cristo. La segunda parte es reconciliación con hermanos y hermanas contra quien hemos pecado (2 Cor 5:17-20). Esta etapa final en reconciliación, que puede ser completo con y a través del poder del Espíritu Santo, requiere ambos la santificación de la persona y la participación de la iglesia. Este es un área donde las disciplinas espiritual puede productivamente la mayoría enfoque.

La vida eterna, en consecuencia, se inicia con la obra de Cristo (justificación y reconciliación con Dios), pero continua en la obra de la iglesia (reconciliación con ellos contra quien hemos pecado). Las Buenas Noticias es que en Cristo y a través del Espíritu Santo la obra de Dios en nosotros será ser completa.

[1] Por razón de pecados, estamos separados de Dios en nacimientos y somos destinado a morir por causa de la pena de los pecados—la muerte. En Cristo, vemos la imagen de un Dios santo y eterna. Cristo afecta ambos nuestra mejora moral (pecaminosa a santo) y la sanidad del cuerpo (mortal a inmoral).

[2] John 3:36; Rom 10:9-10.

Continue Reading

Perdón de Pecados

Photo by Stephen W. Hiemstra
Photo by Stephen W. Hiemstra

Por Stephen W. Hiemstra

¿Por qué es perdón de pecados un signo de la presencias de Dios?

La escritura atestigua del amor abrumadora de Dios para nosotros y su disposición a perdonar nuestros pecados. Incluso después Dios descubrí el pecado de Adán y Eva, no les imponía inmediatamente una pena de muerte como les dijo antes; en su lugar, les equipa con ropas como una madre preparando su primer grado para la escuelaGen 2:17; Gen 3:21. Dios ha impuesto una consecuencia por el pecado sobre Adán y Eva, pero también les salia con “conclusión positiva” en la esperanza que deberán aprender de su error y no ser amargado (Turansky and Miller (2013, 130–131).. Del mismo modo después Caín muerta Abel, Dios ofrece Caín gracia y protegiéndolo de la venganza (Gen 4:15).

La conección entre el amor de Dios y perdón permite la salmista a escribir:

Bendice, alma mía, al SEÑOR, Y no olvides ninguno de Sus beneficios. El es el que perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus enfermedades; El que rescata de la fosa tu vida, El que te corona de bondad y compasión; (Psa 103:2-4 NBH)

¿Entonces si el perdón de Dios esta buen atestiguado en el Testamento Antiguo, por qué se necesita Jesús a morir por la cruz?

Parte de la respuesta es a observar que la perdón de Dios de Adán, Eva, y Caín era incompleta providencialmente. Toda tres eran todavía mal dicho; toda tres eran todavía apartado de la presencia de Dios. La obra de Cristo en la cruz era comprensiva, un evento de nueva creación, como el Apóstol Pablo escribe:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura (nueva creación) es; las cosas viejas pasaron, ahora han sido hechas nuevas. Y todo esto procede de Dios, quien nos reconcilió con El mismo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; (2 Cor 5:17-18 NBH)

Cristo nos reconcilio con Dios lo tanto que debemos reconciliar entre si. Con Adán, Eva, y Caín, nada de esto sucede.

Algunos psicólogos miran el perdón como un evento replanteo. Replanteamiento sucede cuando un significado nuevo se une a un evento negativo. Por ejemplo, psicoanalista Victor Frankl, cuando confinado a un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, centró su mente en preparar la lecciones que iba a dar después la guerra sobre su experiencia de campamento. Por razón de replanteamiento de su persecución, Frankl fue capaz de sobrevivir el campamento cuando otros abandonaron la esperanza y muerto (Rosen 1982, 141). El replanteamiento no alcanza el perdón porque el enfoque es exclusivamente en la individual, dejando de lado la relación entre las individuales y con Dios.

Cuando Dios perdona nuestros pecados, en una sentido replanteamos nuestra propia imagen como un rebele a ser un hijo de Dios. Cuanto mayor sea el pecado perdonado, mayor será la transformación habilitado. La perdón libera nos de la pena de muerte y permita nos no solo a ser reconciliado con Dios, pero también con los que contra pecamos y con toda la creación. Entonces cuando nosotros perdonamos a los demás, nos convertimos en embajadores de Cristo en esta magnificente proyecto de reconciliación (2 Cor 5:20).

REFERENCIAS

Rosen, Sidney [Editor]. 1982. My Voice will Go With You: The Teaching Tales of Milton H. Erickson. New York: W.W. Norton and Company.

Turansky, Scott and Joanne Miller. 2013. The Christian Parenting Handbook: 50 Heart-Based Strategies for All the Stages of Your Child’s Life. Nashville: Thomas Nelson.

 

Continue Reading

Alaba el Nombre

Art by Narsis Hiemstra
Art by Narsis Hiemstra

“`Ustedes, pues, oren de esta manera:`Padre nuestro que estás en los cielos, Santificado sea Tu nombre.” (Matt 6:9 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

El Padre Nuestro nos recuerda a honrar el nombre de Dios a observando el tercero mandamiento—”No tomarás el nombre del SEÑOR tu Dios en vano” —porque todo los otros mandamientos son apalancamiento de él (Exod 20:7 NBH).

¿Porque observar los otros mandamientos, si deshonramos el nombre de Dios?

Las implicaciones practicas de honrando Dios viene porque fuimos creados en la imagen de Dios. Por que somos creado en la imagen de Dios, la vida humana tiene valor intrínseca—valor en si mismo que no cambia con los eventos de la vida. Por que la vida tiene valor intrínseca, no aceptamos discriminación, injusto, abuso, maltrato de prisioneros, armas de destrucción masiva, la eutanasia, el aborto, bebés de diseño, y una serie de otras prácticas detestables. Nuestros derechos humanos—un medida que refleja valor intrínseca—existe porque hemos sido creado en la imagen de un Dios Santo.

Nuestra sociedad capitalista se centra, no en los valores intrínseco, sino en los valores del mercado. Los valores del mercado cambian con las circunstancias—son volátiles. Su valor como una persona depende implícitamente de su productividad. Si eres joven, antigua, o ni capaz de trabajar, entonces usted es un dependiente de una carga por las personas que trabajar. Inherentemente, el enfoque de valores de mercado irrespeta la imagen de Dios. Cuando Dios no se honra; no nos honra.

La fuerte influye de los valores de mercado sobre nuestra auto imagen se explica, en parte, por que las índices de depresión son mas alto entre las grupas de población—como los jóvenes y los ancianos—quien no pueden trabajar. Las tasas de depresión, suicidio, trastornos de ansiedad, y divorcio parecen estar correlacionado, en parte, con el cambio de las perspectivas de empleo.

Cuando el nombre de Dios es deshonrado, seriamos también más propensos a idolatría (Rom 1:21-23). ¿Por qué debo adorar de Dios de la biblia cuando mi ingreso y estatus depende más por mi legacía de la familia, educación, y obra dura? Así que yo naturalmente correo tras cada sustituta para Dios cual operen, como seguros, a amortiguar las altas y bajas de la vida. Alternativa, puedo obsesionarme con la seguridad de mi casa, mi cónyuge, y mi hijos.

La implicaciones de honrando el nombre de Dios se unen en el debate sobre la eutanasia—el derecho de morir. Si mi auto identidad y mi dignidad en sociedad ambos progresivamente sujetado a los mismos valores de mercado, entonces yo seria entregarme mi misma al suicidio asistido precisamente cuando necesito apoyo lo mayoría de mi familia. Y, naturalmente, serian de acuerdo por que yo había ser una carga ambos financieramente y emocionalmente. En consecuencia, la eutanasia es malvado que disfrazar como compasión. Somos creado en la imagen de un Dios Santo que declara que la vida es bueno y santo (Gen 1:31)

Da gloria a Dios. Honra el nombre sobre todos nombres. Tú eres creado en la imagen de Dios.

Continue Reading

La Santa Iglesia Católica

Ceramic_church_April_16_2012Por Stephen W. Hiemstra

¿esa frase, la santa Iglesia Catolica, significa que somos todos Católica?

La confesión de fe de Westminster escribe que: “La Iglesia católica o universal, la cual es invisible, está formada por todos los elegidos que han sido, son o serán reunidos como uno en Cristo, quien es cabeza de la Iglesia.” (Iglesia Presbiteriana 2004, 6.140) La iglesia universal incluye los elegidos de la iglesia a través de las edades, y es invisible en porque sólo Dios lo mismo conoce su identidad. La iglesia visible, que podemos observar, consiste de los elegidos y los no elegidos de Dios.  La Parábola del sembrador de Jesus hace esta punta de hablar del trigo y la mala hierba (cizaña): “`Dejen que ambos crezcan juntos hasta la cosecha; y al tiempo de la cosecha diré a los segadores:“Recojan primero la cizaña y átenla en manojos para quemarla, pero el trigo recójanlo en mi granero.”‘” (Matt 13:30 NBH)

Los elegidos son santo— santa apartada—por Dios por razones que sólo Dios entiende. Católica significa que estamos unidos en diversidad (catolica con una “c” pequeña); no significa que todos somos Católicos Romanos (Catolica con una “C” grande).

La doctrina de elección de una condición necesario por la soberania de Dios a ser algo significante o real. Dios nos creo y Cristo nos redimido antes nos nacimos, lo que implica que no podemos ganar ni nuestra creacion ni nuestra redención (Eph 2:1-10).  Nuestra dependencia total de Dios para salvación sera obvia cuando nosotros aceptamos verdaderamente y lloramos los pecados en nuestras vidas. Aunque nuestra inclinación de pecar ha sido transmitido de Adán y Eva, también pecamos activamente para nosotros mismos.  Es como nuestros antepasados espirituales eligieron a vivir en el territorio enemigo, y nosotros crecimos viviendo allí hablando el dialecto local[1].

Por esta razón, ninguna de nosotros ganabamos nuestra creación o nuestra redención.  El regalo de fe es ambos libre y precioso.  El misterio de elección es que no sabemos quien es salvado o por qué. Jesús sólo dijo: “Mis ovejas oyen Mi voz; Yo las conozco y Me siguen.” (John 10:27 NBH)

Nuestra tarea es a transmitir el evangelio, a pida por los perdidos, y confia que Dios es fiel, bueno, y honorará sus promesas.

[1]El efecto de estos pecados personal será más evidente cuando hemos tener hijos de nosotros propios y vemos con nuestros ojos propios el efecto para ellos de nuestros pecados y quebrantamiento.

REFERENCIAS

Iglesia Presbiteriana (E.U.A.). 2004.  La Constitucion de la Iglesia Presbiteriana (E.U.A.); Parte I–Libro de Confesiones.  Preparado por la Oficina de Teología y Adoración.   Louisville, KY: Geneva Press.

Continue Reading

El Espíritu Santo

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

“Credo en el Espíritu Santo” [1]

Por Stephen W. Hiemstra

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad. El Espíritu Santo tiene un numero de nombres y descripciones en la escritura incluso: Espíritu del SEÑOR (Jdg 3:10 NBH), Espíritu de Dios (Mat 3:16 NBH), Espíritu de verdad (Joh 14:17 NBH), Espíritu de vida (Rom 8:2 NBH), Espíritu del Dios vivo (2 Cor 3:3 NBH), espíritu de sabiduría (Eph 1:17 NBH), Espíritu de Jesucristo (Phi 1:19 NBH), Espíritu eterno (Heb 9:14 NBH), Espíritu de gloria (1 Pet 4:14 NBH), espíritu de la profecía (Rev 19:10 NBH), Consolador (Intercesor)  (Joh, 14:16 NBH), y Dios de la paciencia (perseverancia) y del consuelo (Rom 15:5 NBH).

La amplia gama de títulos sugiere que la Espíritu Santo juege un gran rango de papeles y sugiere un Dios de poder quien está listo a confir muchos diferente dones espirituales. El Apóstol Pablo escribe:

“nadie hablando por el Espíritu de Dios, dice:“Jesús es anatema (maldito);” y nadie puede decir:“Jesús es el Señor,” excepto por el Espíritu Santo. Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero es el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.” (1 Cor 12:3-6 NBH)

Al regalar y el empoderamiento de dones espirituales, el Espíritu Santo hace la unidad Cristiano posible porque estos dones hace la vida Cristiano, comunidad, y servicio de la misión Cristiana posible.

El Espíritu Santo a veces hace aviar (o ave) aparenciás. En creación, por ejemplo, somos testigo que: “el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas.” (Gen 1:2 NBH) La palabra por movimiento aquí en el Hebreo posterior describe un águila (Deut 32:11). En los cuatro Evangelios, el Espíritu Santo desciende en el bautismo de Jesús en forma de paloma—un símbolo apropiado de la paz de Dios [2].  Por esta razón, en parte, el Espíritu Santo se asocia a menudo con el sacramento de bautismo.

En el Evangelio de Juan, Jesús describe el Espíritu Santo diciendo: ““Pero el Consolador (Intercesor), el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en Mi nombre, él les enseñará todas las cosas, y les recordará todo lo que les he dicho.” (John 14:26 NBH) La palabra griega aquí para ayudante translitera como el Parácleto, que también significa abogado, interesor y mediator. El forma verbal del Parácleto también significa a confortar, animar, consolar y exhortar. Juan 14:26 equivale el Parácleto al Espíritu Santo.

Aunque pensemos frecuentemente del Espíritu Santo en términos muy personales, el hecho supremo del Espíritu Sante comenzó en Pentecostés en la fundación de la iglesia.  Leemos:

“y de repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso que llenó toda la casa donde estaban sentados. Se les aparecieron lenguas como de fuego que, repartiéndose, se posaron sobre cada uno de ellos. Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba habilidad para expresarse.” (Act 2:2-4 NBH)

La palabra para Espíritu Santo en Hebreo y Griego significa a la vez espíritu y viento. El evangelio de la iglesia y servicio ilustra la provisión continuando de la Espíritu Santo a alcanzar el mundo.

[1] Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) 2009.  El Libro de Adoración.  Preparado por la Oficina de Teología y Adoración.   Louisville, KY: Geneva Press.  Pagina 35.

[2] Matt 3:16, Mark 1:10, Luke 3:22, y John 1:32.

 

Continue Reading

Juicio

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

“de donde vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos.” [1]

Por Stephen W. Hiemstra

¿Estás listo para su examen final?

Cuando enseñaba en la Universidad, mi examen final no fue nunca una sorpresa. Una semana antes la final que daria diez preguntas como tarea y anunciar que cinco de las preguntas sería en el examen.  Ahora estas no eran preguntas facil—mis preguntas eran diseñadas a alentar mis estudiantes a dominar la tema. Mis estudiantes buenas respondieron a todas las preguntas y se volvieron todas las respuestas por el dia de examen; mis estudiantes perezoso venian con las manos vacías y sin preparación a responder a las preguntas.

El juicio de Dios funciona un poco como a un prueba para llevar a casa. Sabemos las preguntas de las escritura y de nuestra continua relación con Dios y su pueblo, la iglesia. Los mandamientos de Jesús y la enseñanza no son un sorpresa.

Así que ¿por qué crea el juicio tanta drama?

Una repuesta viene de una fuente inesperada. Immanuel Kant observó que una persona malvada no era aquel que quiere el mal, pero que en secreto exime a sí mismos de juicio, quizá con la esperanza que Dios no existe (Arendt 1992, 17) [2].

Una respuesta otra es que muchas personas evita la toma de decisiones con la esperanza de que escapa de la rendición de cuenta. Hannah Arendt era Judio alemán quien, habiendo escapado los campos de exterminio nazis antes de venir a América, se le pidió que informara sobre el juicio de Adolf Eichmann en Jerusalen (1961) por la revista The New Yorker.  Eichmann era official aleman durante el Guerra Segunda Mundial quien organizó el programa de exterminio de los Judios conocido como la “Solución Final” de Adolf Hitler. Arendt atendia el juicio esperando a ver un contra-semita odiosa sólo a descubrir que Eichmann era más un burócrata quien era incapaz de pensar por si mismo.  En el caso de Eichmann, el rostro del mal fue alguien que no puede o no quiere pensar para si mismo (Arendt 1992, 97-101).

¿Por qué nos preocupamos en la cuenta de Hannah Arendt? Porque adoramos un juez justo en el cielo quien espera que también nosotros emitiremos juicios sensatos aquí por la tierra. Debemos ser buenos administradores de la sabiduría y del conocimiento de la verdad nos ha confiado.  No juzgando no es una opción—pensadores-robótica caminan el camino de Adolf Eichmann, no el camino de Jesús Cristo. Somos responsables tanto para los juicios que hacemos y las que nos negamos a hacer.

Entonces, ¿qué parece la juicio de Dios?

El foto de Dios como un juez divina trae a mente la historia de el Rey Salomón y las dos prostitutas. Las dos mujeres tenían  bebés pero cuando un bebé murio las mujeres lucharon por el hijo vivo. Salomón probó las corazones de las mujeres por amenazando el bebé con la muerte.  Por esta manera, las mujeres revelaron sus verdaderos sentimientos por el bebé y él fue capaz de devolver el bebé a su madre justa (1 Kgs 3:16-28).

Al igual que Salomón, Dios es un juez quien sigue la verdad con pasión y no acepta las mentiras a valor nominal [3].  Ay a la persona quien invita esas pruebas! Esta es tal vez por que el Padre Nuestro incluye la petición: “Y no nos metas (no nos dejes caer) en tentación, sino líbranos del mal (del maligno)” (Matt 6:13 NBH)

[1] Iglesia Presbiteriana (2009, 35).

[2] Kant especuló además que la verdadera justicia requiren que nuestras vidas serán examinada en su totalidad que es solamente possible cuando existen resurección y eterna justicia impartial.  Por lo tanto, justicia y rendición de cuentas requiren ambos la vida eterna y Dios!

[3] Si no te gusta la prueba de Salomón, pensar en la prueba de Job que, inocentemente, lo perdió todo (Job 1). O bien, ¿qué hay de las pruebas de Jesús en el desierto? (Lucas 4:1-13)

REFERENCIAS

Arendt, Hannah. 1992. Lectures on Kant’s Political Philosophy. Chicago: University of Chicago Press.

Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) 2009.  El Libro de Adoración.  Preparado por la Oficina de Teología y Adoración.   Louisville, KY: Geneva Press

Continue Reading

Ascensión

Photo by Stephen W. Hiemstra
Photo by Stephen W. Hiemstra

“ascendió al cielo y está sentado a la diestra de Dios Padre Todopoderoso” [1]

Por Stephen W. Hiemstra

La ascensión es donde Jesus encargó la iglesia.

Los evangelios de Marco y Lucas describen brevemente la ascension de Cristo. Por ejemplo, Marco reportó que la ascension con estas palabras: “Entonces, el Señor Jesús, después de hablar con ellos, fue recibido en el cielo y se sentó a la diestra de Dios.” (Mar 16:19 NBH) Lucas 24:50 pusó la ascension cerca de Betania. El evangelio de Mateo finaliza, no de la ascension, pero con en Gran Comission [2] mientras el evangelio de Juan se centra más en las instrucciónes que fueron dado a los discípulos [3].

El clave para entender la ascensión se planteo en el libro de Hechos, donde se delinea un paralelismo entre la obra de Jesús y la obra de los discípulos.  En la vida en la tierra y en la vida después la muerte, Cristo es nuestro modelo.

Al igual como Cristo afirma la soberanía de Dios sobre el cielo y la infierno en su muerte en la cruz, los discípulos estan encargado a afirmar la soberanía de Dios sobre la tierra después la ascensión. Justo antes ascendió, Jesús dijó:

. . . pero recibirán poder cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes; y serán Mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra. (Act 1:8 NBH)

Este ministerio paralelo es también describido en el evangelió de Juan: “como el Padre Me ha enviado, así también Yo los envío.” (John 20:21 NBH) Vemos esta lenguaje paralelo también en el Padre Nuestro: “Venga Tu reino. Hágase Tu voluntad, Así en la tierra como en el cielo” (Matt 6:10 NBH) [4]

La ascension de Cristo también incluyó un momento más ligeros en las Escrituras: “Después de haber dicho estas cosas, fue elevado mientras ellos miraban, y una nube Lo recibió y Lo ocultó de sus ojos. Mientras Jesús ascendía, estando ellos mirando fijamente al cielo, se les presentaron dos hombres en vestiduras blancas, que les dijeron:“Varones Galileos, ¿por qué están mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de ustedes al cielo, vendrá de la misma manera, tal como Lo han visto ir al cielo.” (Act 1:9-11 NBH)

En otras palabras, Cristianos no se supone a dejar sus cabezas en las nubes y a mirar en espacio! [5]   Pero, la lenguaje, que parecia humeroso, es realmente grave y incluye un advertencia.  Los discípulos quien dejan sus cabezas en las nubes se advierten de que Cristo volverá, que es, tal vez, un allusion a la parabola de los talentos que incluye juicio de los siervos perezosos (Mateo 25:14-28).

La ascensión conecta nos a la obra de Cristo en el cielo.  El Libro de Hebreos describe la obra de Jesus como Sumo Sacerdote en cielo que intercede en oración para nosotros (Heb 8:1-2).  Se viene como gran consuelo que Jesus, quien sabemos, se sentará en el juicio cuando somos comparezcamos antes el tribunal de Dios [6].  Si el cielo trabaja como el Estrella del norte en nuestro camino Cristiano, la obra constante de Cristo es la Corazon de esa Estrella (Alcorn 2006, xi).  Y Cristo inspira también la obra de la iglesia aqui en la tierra.

[1] Iglesia Presbiteriana (2009, 35).

[2] “Vayan, pues, y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado; y ¡recuerden (he aquí)! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.” (Matt 28:19-20 NBH)

[3] Por ejemplo:  “Jesús le [Pedro] dijo:“Si Yo quiero que él se quede hasta que Yo venga, ¿a ti, qué? Tú, Sígueme.” (John 21:22 NBH)

[4] También:  Luke 24:49, Acts 1:4, y John 14:26. La Gran Comisión en Matt 28:18-20 también enlaza el cielo y la tierra en evangelism.

[5] C.S. Lewis (2001, 134) observó: “Si lee la historia encontrará que los Cristianos quien más hizo por el mundo presente fueron también quien pensaban la mayoría de la proxima.”

[6] Como el Apóstol Pablo dijó a los Athenios:  ““Por tanto, habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia, Dios declara ahora a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan.“Porque El ha establecido un día en el cual juzgará al mundo en justicia, por medio de un Hombre a quien El ha designado, habiendo presentado pruebas a todos los hombres cuando Lo resucitó de entre los muertos.” (Act s17:30-31 NBH)

 

REFERENCIAS

Alcorn, Randy. 2006. 50 Days in Heaven: Reflections that Bring Eternity to Life. Carol Stream, IL: Tyndale House Publishers, Inc.

Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) 2009.  El Libro de Adoración.  Preparado por la Oficina de Teología y Adoración.   Louisville, KY: Geneva Press.

Lewis, C. S. 2001. Mere Christianity (Orig Pub 1950). New York: Harper Collins Publishers, Inc.

Continue Reading

Resurrección

RPC_tomb_03092014b“al tercer día resucitó de entre los muertos” [1]

Por Stephen W. Hiemstra

¿Por qué debemos creer en la resurrección?

La verdad de la resurrección se convirtió en la confesión más importante de la iglesia primativa. En el evangelío de Juan la fe consiste, principalmente, en la creencia en la resurrección (John 20:25-29).  La carta de Pablo a los Romanos lo dice claramente: “que si confiesas con tu boca a Jesús por Señor, y crees en tu corazón que Dios Lo resucitó de entre los muertos, serás salvo.” (Rom 10:9 NBH) Pablo sabía esta verdad por si mismo por la razon que el cristo resucitado se le apareció por el camino a Damasco—una historia registra tres veces en el libro de Hechos [2]. En un momento dado, el cristo resucitado aparecio a más que quinientos testigos en sólo ajuste (1 Cor 15:6).

El resurrección acontecimiento cambia las vidas de los Apóstoles por siempre.  Diez de los once Apóstoles fieles murieron una muerte de mártir [3]. El hecho que estaban dispuestos a morir por su creencia es evidencia fuerte y historico para la verdad de la resurreccion.

El sermón de Pedro en Pentecostés en Jerusalén habla tanto de la profecía de la resurrection y cuentas de testigos oculares. Pedro cita esta profecía: “Porque Tú no abandonarás mi alma en el Seol, Ni permitirás que Tu Santo sufra corrupción.” (Psa 16:10 NBH) El contento original del Salmo punta al Rey David [4], pero Pedro, como un apostol, interpreta corectamente “el Santo” como referencia tambien de Jesus (Acts 2:27-31).   El proxima comentario del Pedro estaba important: “A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.” (Acts 2:32 NBH) El argumento de Pedro era ambos verdad y convincente por que se habia convencido más que tres mil personas a ser bautizados por ese dia (Acts 2:41).

Por lo menos tres razones motivan nos a creer en la resurrección. La razón primera fue dado de Pablo: “y si Cristo no ha resucitado, la fe de ustedes es falsa y todavía están en sus pecados.” (1 Cor 15:17 NBH) Obtenemos  perdón de Dios sólo por razon del sacrificio perfecto de Cristo como el Cordero de Dios.  La razón segunda sigue de la primera.  La resurrección de Jesús hace que nuestro resurrección y la vida eternal es posible. La razón tercera es que en la resurreccion Dios ha dado pruebas a todos que Jesús es el Cristo (Acts 17:31).  El camino de Jesús en la vida, la muerte, y resurrección entonces se convierte en un modelo por nuestro fe y la única fuente de nuestra salvación (Phil 3:10-11).

[1] Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) 2009.  El Libro de Adoración.  Preparado por la Oficina de Teología y Adoración.   Louisville, KY: Geneva Press.  Pagina 35.

[2] La conversión de Pablo era tan poderoso que él dejó ser a perseguidor principal de la iglesia y se convirtió a uno de los evangelistas más fuerte de la iglesia primativa (Acts 8:3). También vea Acts 8:3–5, 22:6–8, y 26:13–15.

[3] El Apostol Juan era lo único de los onze discipulos fieles que no murieron en un  martír (Fox and Chadwick 2001, 10).

[4] Este verso es un doblete Hebreo.  Las dos partes repita el pensamiento mismo.  Por este razon, el santo refiere a mi alma.

REFERENCES

Fox, John and Harold J. Chadwick. 2001. The New Foxes’ Book of Martyrs (Orig Pub 1563). Gainsville, FL: Bridge-Logos Publishers.

Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) 2009.  El Libro de Adoración.  Preparado por la Oficina de Teología y Adoración.   Louisville, KY: Geneva Press.

Continue Reading

El Infierno

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

“Descendio a los infiernos” [1]

Por Stephen W. Hiemstra

¿Qué es el infierno?

La escritura santa tiene muchos términos de colores que traducen en la palabra en Español para el infiernos. Ellas incluyen: Seol (Testamento Antiguo solo; 65 versos), el Abismo (o pozo sin fondo; 13), la Gehena (Testamento Nuevo solo; 11), Hades (9), Abaddon (7), y lugar de las tinieblas (1). El término favorito de Jesus era Gehena que refiere a un vertedero de la valle de Hinom cerca de Jerusalén donde se quemaba la basura [2].

La lista de palabras por el infierno aquí es, sin embargo, incomplete porque la mayoría de los expresiones de colores que refiere al infierno estan metaforica.  Por ejemplo, el ángel en Apocalipsis 18:2 grita en un visión de Juan:

“¡Cayó, cayó la gran Babilonia! Se ha convertido en habitación de demonios, en guarida de todo espíritu inmundo y en guarida de toda ave inmunda y aborrecible …”

In otras palabras, el infierno es un tipo de cárcel reservado para los demones, los pecadores, y los inmundo ritualmente—todos tipos de criaturas que oponian de el cielo y Dios mismo (Isa 7:11). El infierno está sellado para todos, excepto Dios (Job 26:6).

También existen visiónes no-biblicos del infierno. Por ejemplo, C.S. Lewis (1973, 10-11) escribi que el infierno esta un lugar donde la gente se mueve voluntariamente más y más separados.

¿Entonces, por qué se vaya Jesús al infierno para tres días?

La repuesta culturalmente se espera en el siglo primero sería que Jesus fue muerto y allí era el lugar donde los muertos vayan. Por ejemplo, leemos:  “Porque no hay en la muerte memoria de Ti; En el Seol, ¿quién Te da gracias?” (Ps 6:5 NBH) ¡Pero, Jesus no era solamente un otro tipo muerto!

Una repuesta mejor es que con la crucifixion, la soberania de Dios sobre el cielo y la tierra—incluso la infierno—era confirmado (Ps 139:8). Esto podria explicar, por ejemplo, por qué la muerte de Jesus era acompañado por un terremoto y por la resureccion de santos muerto de tumbas en Jerusalén (Matt 27:51-54) [3].

La repuesta más major a la pregunta es que la razón porque Jesús descendió a los infiernos sigue siendo un misterio. Pero, la existencia de la infierno no esta ninguna más un misterio—Jesús fue allí.

[1] Iglesia Presbiteriana (2009, 35).

[2] γέεννα (BDAG 1606).

[3] Por supuesto, más tarde muerte y Hades tambien fueron derrocados con la resurección.

REFERENCIAS

Iglesia Presbiteriana (E.U.A.) 2009.  El Libro de Adoración.  Preparado por la Oficina de Teología y Adoración.   Louisville, KY: Geneva Press.

Lewis, C. S. 1973. The Great Divorce: A Dream (Orig Pub 1946). New York: HarperOne.

Continue Reading