Romanos: La Fe Buscando Entendimiento

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

Por Stephen W. Hiemstra

Iglesia Presbiteriana de Riverside, Sterling, Virginia Marzo 2, 2014

Prefacio

Buenos días. Bienvenido a la Iglesia Presbiteriana de Riverside.

Esta mañana llegamos a la conclusión de nuestro estudio sobre la carta de Pablo a las iglesias en Roma.  A pesar de que hemos saltando  en la parte profunda de la piscina otra vez, la lección es fácil.  ¿Cómo se puede ser bendecidos por algo que no entiende?  Nuestra salvación depende solamente en fe en Jesucristo.

Invocación

Oramos.

Padre Eterno, Hijo Amado, Espíritu de la Esperanza. Haga su presencia conocido entre nosotros esta mañana.  En el poder de su Espíritu Santo, inspirando las palabras pronunciadas e iluminar las palabras escuchadas. En el precioso nombre de Jesús, Amén.

Texto

Nuestra lección de hoy viene de la carta de Pablo a los Romanos 15:7-13.

Escuchen la palabra del Señor:

Por tanto, acéptense mutuamente, así como Cristo los aceptó a ustedes para gloria de Dios. Les digo que Cristo se hizo servidor de los judíos para demostrar la fidelidad de Dios, a fin de confirmar las promesas hechas a los patriarcas, y para que los gentiles glorifiquen a Dios por su compasión, como está escrito: «Por eso te alabaré entre las naciones; cantaré salmos a tu nombre.» [2 Samuel 22:50]

En otro pasaje dice: «Alégrense, naciones, con el pueblo de Dios.» [Deuteronomy 32:43]

Y en otra parte: «¡Alaben al Señor, naciones todas! ¡Pueblos todos, cántenle alabanzas!» [Psalm 117:1]

A su vez, Isaías afirma: «Brotará la raíz de Isaí, el que se levantará para gobernar a las naciones; en él los pueblos pondrán su esperanza.»  [Isaia 11:10]

Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo (Romanos 15:7-13 NVI).

La palabra del Señor.  Gracias a Dios.

Introducción

¿Cómo se puede ser bendecidos por algo que no entiende? ( 2X )

Cuando adolescente, estaba apasionado de mi grupo de jóvenes. Cuando el director de jóvenes salió la iglesia, el grupo se derrumbó.  Mi último año de la escuela el grupo estaba tres personas—el pastor, mi amigo mejor, y yo. Ese año entero nos reunimos los miércoles por la pizza, Bonhoeffer, y el libro de Romanos. Desde entonces, he leído la Biblia a través de la lente de los romanos, particularmente Romanos 12:1-2—como esta escrito por allí. En la universidad, cuando me convertí en amarga a la vida, fue romanos que me trajeron de vuelta a Dios. Ahora, después la experiencia del seminario, me pregunto: ¿cómo puedo ser tan bendecida por un libro que entiendo todavía incompletamente? (2X)

Claramente, esto no es una pregunta nueva. La fe no es irracional, sino que es el comienzo de un discurso racional [1].

Discurso organizado siempre comienza con suposiciones. En el contexto del método científico, por ejemplo, la idea de la fe es conocido como una hipótesis o una suposición. En la misma manera, incluso las palabras de esta frase en mi boca es ininteligible sin algún acuerdo previo (un suposición) en cuanto a su significado (2X).

Entonces, el lógico moderno y el lógico de la fe son exactamente lo mismo.  En el método científico, una hipótesis proporciona el enfoque en el problema investigable y un contexto para entenderlo. En la fe, se nos da un enfoque para la comprensión de la vida en el contexto de la narrativa bíblica. En otras palabras, nuestra fe nos bendice al ayudar a comprender la voluntad de Dios y nuestro papel en él.

Escritura

¿Cómo se puede ser bendecidos por algo que no entiende? [2] (2X)

La respuesta de Pablo a esta pregunta viene en el versículo 13. Allí, Pablo dice: Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo (v 13).  El bendecidos de Dios son alegría, paz, y esperanza cuando tenemos fe [3].

¿Fe en qué? En Corintios, Pablo escrito: Los judíos piden señales milagrosas y los gentiles buscan sabiduría, mientras que nosotros predicamos a Cristo crucificado. Este mensaje es motivo de tropiezo para los judíos, y es locura para los gentiles, (1Corintios 1:22-23 NVI) [4]  Nuestro fe es en el resurrección de Jesucristo después su muerto por la cruz.

Reflexión

¿Por qué Pablo pasar tanto tiempo en su carta sobre el conflicto entre los Judios y gentiles? (2X)

Es útil para ver la discusión de Pablo de Judios y gentiles como un conflicto entre hermanos, como Caín y Abel.   No hermano debiera tener prioridad sobre el otro en una familia saludable. Este concepto permite Pablo a utilizar esta tensión entre Judios y gentiles como una tipo de naturaleza-nurture argumento (2X) [5].

El argumento nurtura es que la ley nos ensena a renunciar a nuestro estado natural de pecado y ganar la benedicion de Dios—la fuente tradicional de orgullo judío.  Por lo contrario, el argumento naturaleza es que los humanos son básicamente bueno y no necesita ayuda de Dios o la ley. Por Pablo, ni nuestras habilidades naturales (Romanos 1:18-32), ni la tutoría de la ley (Romanos 7:5) es suficientes para ganar la gracia de Dios. Ninguno de los hermanos, ni Judio por la ley ni gentil por la naturaleza, pueden reclamar la justicia de Dios.

Aquí es donde el ejemplo de Abraham es importante. Abraham no era justo en sí mismo ni por sus acciones. Pablo escribe: Pues ¿qué dice la Escritura? Le creyó Abraham a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia. (Romanos 4:3 NVI; Genesis 15:6) (2X). Al igual que el hijo pródigo no se merecía el perdón de su padre, ni qué nos merecemos el perdón de Dios (Lucas 15:11-23). Así que al igual que Abraham, ya que hemos sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo (Romanos 5:1).

En otras palabras, la justicia de Abraham era un don concedido a Abraham por Dios en respuesta a su fe.

Aplicación
En conclusión.

Este argumento de Pablo tiene una relación directa con las divisiones en la iglesia hoy.

Considere el conflicto sobre los últimos cien años entre liberales y evangélicos. Ni a traves de la bondad natural de los seres humanos (la naturaleza) ni a traves de la estricta adhesión a los principios bíblicos (la nurtura) podamos ganar la gracia de Dios. La salvación no depende de ser un liberal o un evangélico.

¿Cómo podemos ser bendecidos por algo que no entendemos? (2x)

En los ojos de Dios: Ya no hay judío ni griego, esclavo ni libre, hombre ni mujer, sino que todos ustedes son uno solo en Cristo Jesús (Galatas 3:28 NVI).  En nuestro contexto, se pueda decir: no hay Liberal ni Evangélica; inteligente ni tonto; bello ni feo; despierto ni comatoso; joven ni viejo, todos somos uno en Cristo Jesús. Nuestra salvación no depende de nuestro género, nuestra cultura, nuestro sueldo, nuestra inteligencia o nuestra corrección política. Es sólo a través de la fe en Jesucristo para que podamos acercarnos a Dios como hijos e hijas.

Oración

Vamos a orar.

Padre Celestial. Damos gracias por la enseñanza de Pablo en el libro de Romanos. Gracias por la iluminación del Espíritu Santo y de las bendiciones que se prodigan en nosotros día tras día, a pesar de nuestra ignorancia. En el nombre de Jesús, Amén.

REFERENCES

Dunn, James D.G.  1993.  “Letter to the Romans” pages 838-50 of Dictionary of Paul and His Letters.  Edited by Gerald F. Hawthorne, Ralph P. Martin, and Daniel G. Reid.  Downers Grove:  InverVarsity Press.

Hays, Richard B.  1989.  Echoes of Scripture in the Letters of Paul.  New Haven:  Yale University Press.

Hays, Richard B.  2011.  Interpretation:  A Biblical Commentary for Teaching and Preaching—First Corinthians (Orig pub 1997).  Louisville:  Westminster John Knox Press.

Hiemstra, Stephen W.  June 2009. “Can Bad Culture Kill a Firm?” pages 51-54 of Risk Management.  Society of Actuaries.  Accessed: 18 February 2014. Online:  http://bit.ly/1cmnQ00.

Schaeffer, Francis A.  2006.  Escape from Reason:  A Penetrating Analysis of Trends in Modern Thought (Orig pub 1968).  Downers Grove:  IVP Books.

Wallace, Daniel B.  1996.  Greek Grammar Beyond the Basics:  An Exegetical Syntax of the New Testament.  Grand Rapids:  Zondervan.

**********************************

[1]El eslogan—la fe buscando entendimiento (fides quaerens intellectum)—se atribuye a Anselmo Arzobispo de Canterbury en el undécima siglo.  AD 1033-1109.  http://plato.stanford.edu/entries/anselm 

[2]El texto del sermón de hoy es Romanos 15:7-13 que resume toda la epístola de Pablo (Hays1989, 70-71). Paul premisa se describe en el versículo 7: Por tanto, acéptense mutuamente, así como Cristo los aceptó a ustedes para gloria de Dios. (Romanos 15:7 NVI) (2X). La palabra, por lo tanto (Διὸ), se refiere al versículo 1, que se refiere a los débiles y fuertes en la fe. Allí se dice: Los que somos fuertes debemos soportar las flaquezas de los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos (Romanos 15:1 NVI). Irónicamente, los débiles, en este contexto se refieren a los judíos cristianos preocupados por las leyes de la alimentación (Romanos 14:2).

Esto implica que el versículo 7 se ocupa de Judios y gentiles. En caso de que no ve este punto, Pablo cita 4 pasajes que unen Judios y gentiles: 2 Samuel 22:50; Deuteronomy 32:43; Psalm 117:1; and Isaia 11:10. Está claro que Pablo se centra en la conciliación de Judios y gentiles en las iglesias de Roma.

[3]Teólogo James D. G. Dunn (1993) considera que Pablo tiene tres objetivos en Romanos: un objetivo apologética, un objetivo misionero y un objetivo pastoral. Estos objetivos se superponen en su discusión de Judios y gentiles.

[4]En realidad, todo de 1 Corintos 1:17-23 es útil. Also: (Hays 2011, 27-35).

[5]Mi agradecimiento al Profesor Rollin Gramos de Gordon-Conwell Theological Seminary, Charlotte, NC por sugerir este argumento en ET / NT 543 del Nuevo Testamento y la ética cristiana, mayo 20-24 2013.

 

Continue Reading

Caminar en el Desierto, Lucas 15:11-24

Por Stephen W. Hiemstradesert_sign

Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, VA

Invocación

Padre Todopoderoso. Haga su Presencia sabe que estamos aquí esta mañana. Concédenos sabiduría, concédenos consuelo. En el poder de su Espíritu Santo, inspirando las palabras que se hablan e iluminan las palabras oídas, en el precioso nombre de Jesús, amén.

Introducción

¿Quién de ustedes disfruta de los riesgos y la incertidumbre? (2X)

A menos que usted tiene un hábito de juego, probablemente preferiría la estabilidad, no el riesgo ni la incertidumbre. Por desgracia, la vida es a menudo marcado por muchos estresante cambios.

Durante el año pasado, trabajé en el Hospital Providencia en la ciudad de Washington DC como pasante capellán. En el trabajo con los pacientes en el servicio de urgencias, empecé a ver las visitas al hospital como un tipo especial de cambio llamado como una transición.

Una transición tiene tres partes: un principio, un medio y un final. En un principio, los pacientes acuden al hospital con un problema y centran en las cosas que solía ser. En el medio, los pacientes reciben su tratamiento y preocupan que las cosas saldrán bien. Al final, casi total los pacientes vuelven a sus vidas viejas.  A esta punta, la pregunta es: ¿qué viene después el hospital?

Esta pregunta última es inherentemente espiritual. Para los pacientes que llegaron al hospital a causa de una mala elección de estilo de vida, una pregunta mejor es: ¿qué va a ser diferente cuando salga del hospital? (2X)

En la vida hay muchas transiciones.  Durante los períodos de incertidumbre mi oración típicamente es:

¿por qué Dios me lo trae a este tiempo y a este lugar? (2X)

Escritura

El libro del Éxodo nos habla de la gran transición en la historia de la nación de Israel, la salida de Egipto y entrada en el desierto, y, más luego, la salida del desierto y la entrada en la Tierra Prometida.

Escuche lo que Moisés le dijo al Faraón: ‘¡Deja ir a mi pueblo para que me rinda culto en el desierto!’ (Éxodo 7:16) (2X). ¿De dónde viene Moisés ver la gente que sirve a Dios? Irónicamente, no está en Egipto ni está en la Tierra Prometida. Más bien, está en el desierto donde nos encuentra Dios más frecuente.  Es porque en el desierto que estamos más propensos a buscar a Dios y depender de él, exactamente durante estos estresante períodos de riesgo y incertidumbre.  Es en el medio de la transición.

¿Por qué Dios me lo trae a este tiempo y a este lugar? (2X)

Jesús cuenta la historia de un hombre que tenía dos hijos. El hijo menor se le acercó un día y le pidió su herencia en efectivo. Luego salió de la ciudad con la plata y comenzó a vivir con estilo. Este estilo de vida imprudente no duró mucho y pronto el joven tuvo que conseguir trabajo. No ser uno de planificar el futuro, se vio obligado a aceptar un trabajo degradante para un Judío— la alimentación de cerdos. En la mente del hijo comenzó a vagar, comenzó a reflexionar sobre lo bueno que las cosas habían estado con sus padres y él decide volver a casa. Cuando su padre se enteró que iba a venir, salió a su encuentro y le rodeó con sus brazos alrededor de él. Como el hijo empezó a pedir disculpas por su comportamiento horrible, su padre quería oír nada de eso. Tomó a su hijo, lo limpió, lo llevó algo de ropas nuevas y lo da una fiesta (Lucas 15:11-24 NVI).

Todos somos a menudo como el hijo menor. Las cosas tienen que ser realmente malo en el desierto, antes de llegar a nuestros sentidos y reconocemos que necesitamos nuestro padre celestial. La buena noticia es que nuestro padre está esperando nos, perdonará nos y va a aceptar nos de nuevo en la familia. Amen.

Oración

Padre Celestial. Damos gracias por su cuidado durante las transiciones de la vida, pero especialmente en tiempos de incertidumbre. En el poder de su Espíritu Santo, fortalécenos para el día y danos esperanza para el futuro. En el precioso nombre de Jesús, Amén.

Continue Reading

Descanso en Dios, Salmo 23:2

Por Stephen W. Hiemstra

Iglesia Presbiteriana de Riverside, Sterling, VA

INVOCACIÓN

Señor Dios, Rey celestial, Padre amoroso – Descanso con nosotros esta mañana. En el poder de tu Espíritu Santo, inspirando las palabras que se hablan y se encenderán las palabras escuchadas. En el nombre de Jesús, Amén.

INTRODUCCIÓN

Lunes, 12 de Febrero 2007 fue un día largo para mí.

Conducir por la ruta 66 a mitad de camino a Washington a unos 6:40 am, recibí una llamada telefónica de mi madre. Ella me dijo que mi hermana, Diane, había sufrido un ataque al corazón y un derrame cerebral. Ella está pidiendo a sus hermanos. Después de la llamada de mamá, me di la vuelta y se dirigió de nuevo a Centreville. Unos minutos más tarde, recogí mi hermano y nos fuimos a un hospital desconocido de Filadelfia. Al llegar al hospital al final de la mañana me encontré a mis padres. Mi hermana estaba en una cama con soporte vital. Por desgracia, era ya demasiado tarde. Diane se había ido.

Leemos juntos el Salmo 23, nos despedimos a Diane, y orabamos.

Salmo 23 es familiar y potente. ¿Por qué encontramos consuelo descansando con Dios?

PASAJE

En verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce (Salmo 23:2 NVI);

Cualquiera que esté familiarizado con el Medio Oriente sabe que los pastos verdes son difíciles de encontrar y las guerras se peleaban por los escasos recursos hídricos. Los postres son más conocidos por las malezas desagradables y la sequía. Entonces, cuando nuestro verso habla de pastos verdes y aguas tranquilas, el salmista hace una alusión al Jardín del Edén, una de las visiones bíblicas del cielo.  Escucha a las palabras en Génesis:

Dios el SEÑOR plantó un jardín al oriente del Edén, y allí puso al hombre que había formado.  Dios el SEÑOR hizo que creciera toda clase de árboles hermosos, los cuales daban frutos buenos y apetecibles. En medio del jardín hizo crecer el árbol de la vida y también el árbol del conocimiento del bien y del mal.  Del Edén nacía un río que regaba el jardín, y que desde allí se dividía en cuatro ríos menores (Génesis 2:8-10 NVI).

Edén da una imagen de la restauración.  Aqui la corrupción del mundo no es presente. Tampoco no hay pecado. Estamos en plena comunión con Dios. No hay muerte; no hay miedo.  Aqui encontramos la paz en el sentido bíblico de Shalom, que implica no sólo la ausencia de conflictos, sino también una plenitud de espíritu provocada por la comunión con Dios mismo.

En consecuencia, descansando con Dios da consuelo más profundo que la mera hierba verde y agua clara, porque todos los conflictos y la lucha se ha eliminado.

En verdes pastos me hace descansar. Junto a tranquilas aguas me conduce (Salmo 23:2 NVI).

SAGRADA ESCRITURA

El tema de descanso aparece también en el Nuevo Testamento. Jesús dijo: Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso (ἀναπαύσω (BNT), Mateo 11:28 NVI).  El autor de Hebreos se expande en esta idea y utiliza la palabra, el reposo, cuatro veces con cuatro significados diferentes. Escucha por las cuatro usos de reposo in Hebreos 4:

Cuidémonos, por tanto, no sea que, aunque la promesa de entrar en su reposo sigue vigente, alguno de ustedes parezca quedarse atrás. Porque a nosotros, lo mismo que a ellos, se nos ha anunciado la buena noticia; pero el mensaje que escucharon no les sirvió de nada, porque no se unieron en la fe a los que habían prestado atención a ese mensaje. En tal reposo entramos los que somos creyentes, conforme Dios ha dicho: «Así que, en mi enojo, hice este juramento: “Jamás entrarán en mi reposo.”» Es cierto que su trabajo quedó terminado con la creación del mundo, pues en algún lugar se ha dicho así del séptimo día: «Y en el séptimo día reposó Dios de todas sus obras (Hebreos 4:1-4 NVI).

Estos cuatro versos son densos. Podríamos tener una clase de escuela dominical sobre nada mas que estos cuatro versos.   Por el termino, vemos la palabra, el reposo, interpretó cuatro maneras distintas: descanso físico, descanso sabático, descanso en la Tierra Prometida, y descanso celestial.  Por favor quedan conmigo cuando yo explico porque.  Hang in there!

La historia comienza en el texto griego de la palabra para el reposo: κατάπαυσις. Aquí es el único lugar en el Nuevo Testamento donde se usa. Sin embargo, el texto remite a dos pasajes del Antiguo Testamento: Génesis 2 y Salmo 95. Permítame unos minutos para mirar a estos pasajes.

Génesis 2. Este pasaje es familiar porque Dios descansa el séptimo día. Aquí resto significa dejar de trabajar. Si se piensa en ello, sin embargo, esta idea parece extraña. Pregúntate a ti mismo: estaba Dios cansada físicamente cuando el descansó el séptimo día? OBVIAMENTE NO: el agotamiento es un problema para nosotros, no Dios. Dios nunca estaba cansado físicamente de crear (2X). Tal vez Dios dejó de crear para pasar tiempo con nosotros (Murray 1996, 159-60).

Salmos 95.  Este Salmos es menos familiar.  Leemos en versos 10-11: Cuarenta años estuve enojado con aquella generación, y dije: Son un pueblo mal encaminado que no reconoce mis senderos.  Así que, en mi enojo, hice este juramento: Jamás entrarán en mi reposo. (Salmo 95:10-11 NVI).

El resto habla aquí es una metáfora de la Tierra Prometida. La generación de Moisés no se le permitió entrar en la Tierra Prometida, podrían no entrar en el reposo de Dios, porque no creía que Dios cumpliría su palabra (2X) (Murray 1996, 156).

En Hebreos 4 incluye un misterio.  ¿Por qué dice el autor que la promesa del resto sigue en pie? Cuando este libro era escrito, el pueblo de Israel había vivido en Palestina desde hace mucho tiempo. ¿Cómo podría el autor decir que la promesa de la Tierra Prometida sigue en pie? La imagen aquí es de Jesús como nuestro nuevo Josué quien nos conduce de esta tierra al cielo (Murray 1996, 160-61).  Encontramos descanso celestial.

Por tanto, vemos la palabra, el reposo, interpretó cuatro maneras distintas en los Hebreos 4: descanso físico, descanso sabático, descanso en la Tierra Prometida, y descanso celestial–un regreso al Edén. Cada una de estas inferencias se aplica también al Salmo 23.

APLICACIÓN

Psicólogo cristiano, Henry Cloud, hace la pregunta: ¿cuál valores no son opcionales en su vida? (2X) Nuestro valores más profundo no son los más urgentes, pero ellos determinan la calidad de su vida y son fácilmente pasados ​​por alto (Cloud 2008, 133-142).

¿Cómo podemos descansar como Dios manda? Tres aparecen obvio: practica el descanso físico, observe descanso Sabático, y médiate sobre el cielo.

Primero: Practica Descanso Físico.  El lugar obvio para comenzar es descansar lo físico. Si usted quiere sentirse más santo, tomar una siesta (2X). Personas apresuradas tienen una disminución de la capacidad de amar a Dios o al prójimo. Date prisa no es sólo un programa desordenado, sino que es un corazón desordenado (Ortberg 2002, 72, 79, 81). Práctica descanso físico.

Segunda: Observe Descanso Sabático. Pase tiempo de calidad con su familia delante de Dios.  Como el salmista escribe: Quédense quietos, reconozcan que yo soy Dios. ¡Yo seré exaltado entre las naciones! ¡Yo seré enaltecido en la tierra! (Salmo 46:10 NVI). Abraham Heschel (2005, 15) describe el sábado como: un palacio en el tiempo que construimos (2X).  Observe descanso Sabático.

Tercera: Médiate Sobre El Cielo. El cielo es dos cosas importante: un lugar donde Dios reside y nuestro destino eterno. Porque sabemos que el futuro está en Cristo, podemos darnos el lujo de asumir mayores riesgos en esta vida para traer el cielo a la tierra. C.S. Lewis (2001, 134) escribe: Si usted lee la historia, usted encontrará que los Cristianos que más hizo por el mundo actual eran los que pensaban que la mayor parte de la siguiente.  Médiate sobre el cielo.

En resumen, practica tres clases del resto: practica descanso físico, observe descanso Sabático, y médiate sobre el cielo.

ORACIÓN

Padre Todopoderoso. Gracias por el don espiritual de descanso. Ayúdanos
a descansar contigo ahora y siempre. En el poder de tu Espíritu Santo, guía
nuestros pensamientos y nos mantienen cerca de ti. En el nombre de Jesús,
Amén.

REFERENCIAS

Brueggemann, Walter.  1984.  The Message of the Psalms:  A Theological Commentary.  Minneapolis:  Augsburg.

Cloud, Henry.  2008. The One-Life Solution:  Reclaim Your Personal Life While Achieving Greater Professional Success.  New York:  Harper Business.

Heschel, Abraham Joshua.  2005.  The Sabbath (Orig. Pub. 1951).  New York:  Farrar, Straus, and Ciroux.

Lane, William.  1985.  Hebrews:  A Call to Commitment.  Vancouver:  Regent College Publishing.

Lewis, C.S.  2001.  Mere Christianity (Orig. Pub.1952).  New York:  HarperCollins.

Murray, Andrew. 1996.  The Holiest of All (Orig. Pub. 1894).  New Kensington: Whitaker House.

Ortberg, John.  2002.  The Life You’ve Always Wanted:  Spiritual Disciplines for Ordinary People.  Grand Rapids:  Zondervan.

Continue Reading