Oración Confessional

Vida_en_Tensión_front_20200102

Por Stephen W. Hiemstra

Dios creador,

Te alabamos por crearnos a tu image, completo en nosotros mismos todavía complementario con los demás.

Confesamos que hemos sido demasiado rápidos a pecar, y demasiado lentos a perdonar.

Gracia por el done de tu hijo y nuestro salvador, Jesucristo.

Perdónanos; restaurarnos; redímenos—enséñanos a imitarte para que podamos crecer cada vez más como tú todos los días.

Que siempre tengamos hambre y sed de tú rectitud presencia día a día.

A través del poder de tu Espíritu Santo y en el nombre de Jesús, Amén.

Oración Confessional

Ver también:

Oración del Creyente

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Ready_2020

 

 

Continue Reading

En Cristo se Restaura la Integridad

Vida_en_Tensión_front_20200102

Dios creó al hombre a imagen suya, 

a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 

(Gen 1:27)

Por Stephen W. Hiemstra

Nuestra tensión con Dios, nuestro hambre y sed de rectitud, surge de nuestra incompletitud y separación. Incompletamente, llevamos la imagen de Dios en la era actual, separado por nuestra falta de santidad y finitud de nuestro creador santo y eterno. Mientras quedamos criaturas en la creación de Dios, somos también  jardineros expulsados ​​del jardín por nuestro pecado. Incluso en nuestro pecado, anhelamos ser santo; incluso  en nuestra separación, queremos se reunionado.

Entonces, en nuestros anhelos y esfuerzos, tenemos recordatorios:

Recordatorios como la privación físicos: un estomago vacío tiene hambre; una boca seca tiene sed; un individuo separado está solo.

Recordatorios como nuestras limitaciones: sueños olvidados; promesas incumplidas; potencial no realizado.

Recordatorios como déficits espirituales: los tiempos cuando no alcanzamos del marco; los límites que transgredamos; las cosas que descuidamos.

Entonces, para nuestros pecados, transgresiones, y negligencias, somos arrojados del jardín:

Fuera del jardín, nuestra energía se falla; nuestros corazones y mentes se sienten vacios; y el dolor es nuestro único compañero.

Fuera del jardin, nuestra límites se reducen; nuestra causa parece pérdida ; y nuestra destina más allá del alcance.

Fuera del jardín, sentimos vergüenza, cupla, y pena; escuchamos ira, rechazo y acusación; nos vemos a nosotros mismos como incompletos, pecaminosos, y no deseados. 

A pesar de nuestras debilidades, limites, y emociones, Jesús nos ofrece un camino de regreso a la 

integridad.

Regreso de restauración y sanidad.

Regreso al jardín y nuestro destino.

Regreso a nuestra integridad y santidad y compañerismo con nuestro hacedor.

Jesús dijo: “Honrados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.” (Matt 5:6)

En Cristo se Restaura la Integridad

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Ready_2020

 

 

Continue Reading

Oración para una Identidad en Cristo

Vida_en_Tensión_front_20200102

Por Stephen W. Hiemstra

Padre Todopoderoso,

Eres el alfa y el omega, el principio y el fin, el que está fuera del tiempo que creó todas las cosas.

Te alabamos por proporcionar el pan de vida y el manantial de la vida eterna la que es tu hijo, Jesucristo—nuestra redentor, el autor de nuestra fe, y nuestro único verdadero amigo.

Te agradecemos por cosas simples, como familia, pan para comer, limpia agua para beber, trabajo para hacer, y amigos en Cristo.

A través de poder de tu Espíritu Santo, ayúdanos a compartir nuestros dones ambos físicos y espirituales con quienes nos rodean—primero nuestra familia, luego nuestros amigos e incluso aquellos que no conocemos bien para que tu nombre sea se alabado entre las naciones.

Perdónanos cuando jugamos el necio por orgullo, no por ti, sino por nuestra propia ignorancia.

Humíldenos que convertimos sirvientes dignos de tu iglesia y no de nosotros mismos. Ayúdanos a encontrar nuestra identidad en ti—ni en nuestros amigos, ni en nuestras riqueza, ni en nuestras logros, sino en ti—de modo que si jugamos el necio, es para tí y solo tí.

En el precioso nombre de Jesús, Amén.

Oración para una Identidad en Cristo

Ver también:

Oración del Creyente

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Ready_2020

 

Continue Reading

Necios por Cristo

Vida_en_Tensión_front_20200102

Nosotros somos necios por amor de Cristo, pero ustedes, prudentes en Cristo. Nosotros somos débiles, pero ustedes, fuertes. Ustedes son distinguidos, pero nosotros, sin honra. Hasta el momento presente pasamos hambre y sed, andamos mal vestidos, somos maltratados y no tenemos dónde vivir. (1 Cor 4:10-11)

Por Stephen W. Hiemstra

¿Para qué estás listo a sufrir? ¿Cuál es tu pasión? (Matt 6:21)

La pasión del apóstol Pablo  era el evangelico y vivió la vida de un evangelista itinerante. Pablo nunca se casóni tuvo ninguno niños y, a pesar de ser educado altísimo, abandonó una vida sacerdotal o académica. Cuando Pablo describió si mismo como un tonto para Cristo (2 Cor 12:10-11), su padres judíos estuvieron probablemente de acuerdo.

Imagínese asistir a su trigésima reunión doctoral y levantarse para dirigirse a sus compañeros graduados, diciendo:

¿Son servidores de Cristo? (Hablo como si hubiera perdido el juicio) yo más. En muchos más trabajos, en muchas más cárceles, en azotes un sinnúmero de veces, con frecuencia en peligros de muerte. Cinco veces he recibido de los Judíos treinta y nueve azotes. Tres veces he sido golpeado con varas, una vez fui apedreado, tres veces naufragué, y he pasado una noche y un día en lo profundo. Con frecuencia en viajes, en peligros de ríos, peligros de salteadores, peligros de mis compatriotas, peligros de los Gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; en trabajos y fatigas, en muchas noches de desvelo, en hambre y sed, con frecuencia sin comida, en frío y desnudez. Además de tales cosas externas, está sobre mí la presión cotidiana de la preocupación por todas las iglesias. (2 Cor 11:23-28)

Es poco probable que hayan sido líderes de la iglesia, los compañeros de clases de Pablos tenían más probablemente de haber sido llíderes de sinagogas, sumos sacerdotes, funcionarios del gobierno, y profesores de la colegia. A diferencia de muchos de estos, Pablo tuvo hambre y sed para rectitude, trató su sufrimiento como un resume, y rechazó un salario en un punto a mantener la integridad de su mensaje evangelica (1 Cor 9:42; 2 Cor 11:7). Al igual que el quien lo envió, Pablo trabajo a vivir la vida con rectitud.

Sin duda, la vida de integridad de Pablo también lo puso en tensión con Dios. Por ejemplo, la respuesta de Dios sobre de su oración sobre su espina en la carne—“Te basta mi gracia, pues mi poder se perfecciona en la debilidad.” (2 Cor 12:9)—causó mucha angustia a Pablo antes de desarrollar la serenidad a jactarse sobre la lección objetiva de Dios.

Otra lección objetiva es la Eucaristía, que nos recuerda a Cristo al enfocarnos en objetos de hambre (pan) y sed (agua/vino), muy parecidos a varios milagros de Jesús. El primer milagro de Jesús fue convertir el agua en vino (John 2:1-10), mientras otros consistió en multiplicar el pan y el pescado (John 4:32, 6:11). La transformación de cosas simple como alimentos y agua en objetos sagrados debe haber perplexodo los griegos quien no respetan al mundo físico (terreno), pero respetan al mundo espiritual (cielo).

Los sacramentos y los milagros de Jesús apuntan a una realidad espiritual que es simple pero importante: “No solo de pan vivirá el hombre.” (Luke 4:4; Deut 8:3)  Así como un sacramento es un signo externo con un significado interno, cosas fisicas y circunstancias ambas tienen significados externos y internos asociados con ellos,  lo que, por ejemplo, lleva a Pablo a describir el cuerpo como un templo de Dios (1 Cor 6:19). Si el cuerpo físico puede convertirse en un templo de Dios y mero alimentos y bebidas pueden ser sacramentos, entonces alimentos y bebidas se encuentran en una frontera importante entre el reino físico y espiritual donde  las transformaciones espirituales puede tener lugar y el amor de Dios pueden expresarse como cuidado para el pobre y hambriento. 

Por ejemplo, Dios se identica directamente con los pobres y hambrientos en el juicio final, mientras leemos:  Entonces los justos le responderán, diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento y te dimos de comer, o sediento y te dimos de beber? (Matt 25:37) Aqui, la actitud y las acciones con respeto a los pobres y hambrientos identifican directamente los seguidores de Cristo, siguiendo el modelo de la caridad de Cristo mismo: “También me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin. Al que tiene sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida.” (Rev 21:6) Si Jesús practica caridad, entonces deberíamos también porque nuestra obligación caritativa depende, no del buen comportamiento de los receptores, sino de nuestra propia identidad en Cristo:

Pero si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber, porque haciendo esto carbones encendidos amontonaras sobre su cabeza. No seas vencido por el mal, sino vence el mal con el bien.  (Matt 5:43–46, Rom 12:20–21)

Nuestra identidad en Cristo nos lleva, no a juzgar a los pecadores, sino a ayudar a los necesitados, mientras leemos: “Porque Dios no envió a su hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por el.” (John 3:17) Al vivir en una nación rica, nuestra obligación caritativa, que cubre las necesidades físicas de los menos afortunados, es mayor que la mayoría.

Si el primer pecado de la Biblia fuera codiciar un árbol de fruta (Gen 6), entonces la marca de un discípulo seria a modelar la provision abundante de Cristo (Rev 21:6) y vencer la tentación de pecar.

Necios por Crist

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Ready_2020

Continue Reading

Oración de Pasión

Vida_en_Tensión_front_20200102

Por Stephen W.  Hiemstra

Buen Pastor,

Te alabamos por los dones de Edén—tierra fértil, agua and alimentos, y la seguridad de tu presencia.

Mantén nuestras manos ocupadas; guarda nuestras mentes; y danos corazones que solo anhelen por tí.

Perdónanos que no somos aptos para Edén; que no estamos satisfecho de tus dones; que no hemos valorado tu presencia; que nuestras manos han estado inactivas, nuestras mentes puesta por cosas fisicales, y nuestros corazones fácilmente tentados por cosas groseras.

Restauranos—haganos los aptos  custodianos de tu jardín. Que nuestros corazones anhelan por tu presencia y nuestra mentes tengan hambre y sed por tu rectitud, para que todos los días de nuestras vidas nuestras manos alaben te con buenas obras.

A través del poder del Espíritu Santo y en el nombre de Jesús, Amén.

Oración de Pasión

Ver también:

Oración del Creyente

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Release_2020

 

Continue Reading

Hambre y Sed para Dios

Vida_en_Tensión_front_20200102

Como el ciervo anhela las corrientes de agua, Así suspira por Ti, oh Dios, 

el alma mía. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios viviente; 

¿Cuándo vendré y me presentaré delante de Dios?

Mis lágrimas han sido mi alimento de día y de noche, 

Mientras me dicen todo el día:

¿Dónde está tu Dios? (Ps 42:1-3)

Por Stephen W. Hiemstra

La gran ironía de la fe es que nos acercamos a Dios fuera de nuestra pobreza, no de nuestra riqueza. La riqueza de Babilonia y Egipto fluyeron de su abundancia de agua y sistemas de riego, mientras que la pobreza de Israel sopló con las tormentas de polvo de sus desiertos. Sin embargo, Egipto y Babilonia se conocieron de su idolatría y pecado, mientras que Israel se conoció de su ley y profetas (Card 2005, 16). ¿Qué dicen los Libros de la Ley y los Profetas acerca de satisfacer el hambre y la sed de justicia?

Los Libros de la Ley

El hambre y la sed no eran parte del plan original de Dios lo que sabemos porque los alimentos y las aguas fueron abundantes en el Jardín de Edén, según leemos:

Y el SEÑOR Dios plantó un huerto hacia el oriente, en Edén, y puso allí al hombre que había formado. El SEÑOR Dios hizo brotar de la tierra todo árbol agradable a la vista y bueno para comer. Asimismo, en medio del huerto, hizo brotar el árbol de la vida y el árbol del conocimiento (de la ciencia) del bien y del mal. Del Edén salía un río para regar el huerto, y de allí se dividía y se convertía en otros cuatro ríos. (Gen 2:8-10)

En el Jardín de Edén, Adán y Eva vivieron en comunión directa con Dios y la rectitud fue un fruto de esa comunión, que se rompió cuando Adán y Eva pecaron (Gen 3:23). Cuando lloramos nuestro pecado y el pérdida de nuestra comunión con Dios, tenemos el hambre y la sed de la rectitud, que es una metáfora por las bendiciones y el fruto tangible de esa comunión.

La restauración de esta comunión era una meta del pacto mosaico, como se sugiere en Deteronomío:

Y sucederá que si obedecen mis mandamientos que les ordeno hoy, de amar al SEÑOR su Dios y de servirle con todo su corazón y con toda su alma, El dará a la tierra de ustedes la lluvia a su tiempo, lluvia temprana (de otoño) y lluvia tardía (de primavera), para que recojas tu grano, tu vino nuevo y tu aceite. Y El dará hierba en tus campos para tu ganado, y comerás y te saciarás. (Deut 11:13-15)

Obedecer los mandamientos implica amar y servir Dios, quien responderá enviando la lluvia en su temporada que conducente un cosecho completo y una vida abundante para tí y la tuya.

Por el contrario, el servicio renuente a Dios resultará en servidumbre, hambre, sed y privación:

Por cuanto no serviste al SEÑOR tu Dios con alegría y con gozo de corazón, cuando tenías la abundancia de todas las cosas, por tanto servirás a tus enemigos, los cuales el SEÑOR enviará contra ti: en hambre, en sed, en desnudez y en escasez de todas las cosas. El pondrá yugo de hierro sobre tu cuello hasta que te haya destruido. El SEÑOR levantará contra ti una nación de lejos, desde el extremo de la tierra, que descenderá veloz como águila, una nación cuya lengua no entenderás. (Deut 28:47-49)

La destrucción se deriva de la desobediencia: según la ley, uno literalmente cosecha lo que se siembra con respecto a la relación con Dios. De hecho, el juicio de Dios se deriva de tener hambre y sed de cosas meramente físicas, incluso cosas como la ley (Exod 17:3).

De hecho, esta es la base de la maldición para no aceptar el pacto nuevo en Cristo. Pablo escribe: “Y así como ellos no tuvieron a bien reconocer a Dios, Dios los entregó a una mente depravada, para que hicieran las cosas que no convienen.” (Rom 1:28) Ser entregado a las propias pasiones es una maldición y conduce a la autodestrucción porque el pecado corrompe tanto la mente como el corazón.

Los Libros de los Profetas

En la Ley,  se cosecha lo que se siembra; en los Profetas, los sabios son astuto y los necios son ignorante de las maneras del mundo, como leemos:

Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer pan, Y si tiene sed, dale a beber agua; Porque así amontonarás brasas sobre su cabeza, Y el SEÑOR te recompensará. (Prov 25:21-22)

Esta recompensa se sigue por respetar la sabiduría mundana, porque Dios creó tanto el cielo como la terreno—todos conocimiento es el conocimiento de Dios (Prov 1:7; 2 Chr 1:10-13). Entonces, los sabios dejan la puerta abierta para que los enemigos se hagan amigos al tratar su enemigos humanamente, alimentarlos, y ofrecerlos bebidas, como Jesús enseña (Matt 5:44–45).

Alimentar y bebidar encuentran usos metafóricos en los Profetas, mientras leemos: “Entonces les daré pastores según Mi corazón, que los apacienten con conocimiento y con inteligencia.” (Jer 3:15) Jesús mismo es el    buen pastor (John 10:11-16), pero este hambre se alivia metafóricamente a través de “conocimiento y comprensión”en lugar de a través de consumo físico. Igualmente, mero consumo no es el punto cuando Isaías alude a la agua abundante y alimento, evocar la imagina de un regreso a Edén: 

Todos los sedientos, vengan a las aguas; Y los que no tengan dinero, vengan, compren y coman. Vengan, compren vino y leche sin dinero y sin costo alguno. ¿Por qué gastan dinero en lo que no es pan, Y su salario en lo que no sacia? Escúchenme atentamente, y coman lo que es bueno, Y se deleitará su alma en la abundancia. (Isa 55:1-2)

Isaías ofrece agua y alimentos espiritual, al igual que su contrapartes física en Eden, se proporcionaron abundantemente. Él infiere (como lo hace la Cuarta Bienaventuranza) que al tener hambre y sed de rectitud, Dios sonreirá ante nuestros esfuerzos y el cielo no estará muy lejos  (Rev 22:17).

Referencias

Card, Michael. 2005. A Sacred Sorrow Experience Guide: Reaching Out to God in the Lost Language of Lament. Colorado Springs: NavPress.

Hambre y Sed para Dios

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Release_2020

 

Continue Reading

Pida para Crecer la Fe

Vida_en_Tensión_front_20200102Por Stephen W. Hiemstra

Precioso Señor,

En nuestra finitud, nuestro pecado, nuestro quebrantamiento, anhelamos tu rectitud, oh Dios.

Mientras los hambrientos se aferran al pan y los sedientos claman por el agua, buscamos su justicia donde nadie más pueda hacer y no se pueda encontrar otro.

Sus Sagradas Escrituras nos recuerdan que usted está siempre cerca, siempre vigilante y siempre compasivo.

A través del desierto de nuestras emociones y en la sequia de nuestras mentes, ata nuestras heridas, alivia nuestros dolores, y perdona nuestros pecados.

A través del poder de tu Espíritu Santo, haz crecer nuestra fe incluso cuando nuestra fuerza nos falla.

En el precioso nombre de Jesús, Amén.

Pida para Crecer la F

Ver también:

Oración del Creyente

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Release_2020

 

Continue Reading

Busca el Reino de Dios Apasionadamente

Vida_en_Tensión_front_20200102

Honrados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados.

(Matt 5:6)

Por Stephen W. Hiemstra

La cuarta bienaventurada aprovecha profundas físicas y espirituales necesitas expresada en las palabras: “Hambre y sed de justicia.” Hambre significa tanto “sentir las punzadas de una falta de alimentos, hambre, ser hambre” como “desear algo—fuerte hambre para algo” mientras que sed significa tanto “un deseo de líquido, tener sed, sufrir de sed” como “a tener un fuerte deseo de alcanzar alguna meta, es decir, añorar algo” (BDAG 2051).⁠1 La justicia significa “la calidad o estado de correctidad jurídica con enfoque de acción redentora, justicia” (BDAG 2004.2)⁠2 para que tenemos hambre y sed en un pecaminoso mundo.

La tema del hambre y sed—profunda necesidad y abundante provisión—se encuentra en todo el evangelio de Juan. Jesús se revela a un pareja recién casada en peligro de ser estigmatizada por causa de su pobreza, careciendo de vino suficiente para cumplir con los estándares de hospitalidad de la comunidad. Nuestras insuficiencias se contrastan con la provision súper abundante De Dios—de vivo (John 2:1-11), pan (John 6:5-14), y pescado (John 21:3-13)—que muestra la marca comercial generosidad de Dios.

La generosidad de Dios se recuerda durante el Festival de las Cabinas (John 7:2) que conmemora los vagabundeos por el desierto de Israel después de salir Egipto (Lev 23:34-43), cuando Jesus dice:

 Jesús les dijo: Yo soy el pan de la vida; el que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed. (John 6:35)

El pan aquí se refiere al maná y el agua se refiere al milagroso don de agua de Dios en Meribah (Exod 17:1-17). Recordando a los adoradores del templo de Dios, Jesús se levantó y gritó: 

Si alguien tiene sed, que venga a mí y beba. El que cree en mí, como ha dicho la escritura: De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva. (John 7:37-39)

El simbolismo del agua y el pan ambos apunta a la provisión abundante y eterna de Dios que conmemoramos en los sacramentos de bautismo y comunión.

En términos más generales, a “hambre y sed de justicia” habla de sufrimiento, donde las necesidades humanas básicas se retienen o permanecen ausentes, como en las canciones de lamento en el Libro de Salmos. Allí leamos:

“Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?” (Ps 22:1) y “¿Hasta cuándo, SEÑOR? ¿Te esconderás para siempre?” (Ps 89:46)

Es irónico que Dios se revele más claramente en los desiertos de la vida (Exod 7:16; Card 2005, 16).

El ateísmo moderno se alimenta de esta corriente dolorosa. Los ateos modernos cuestionan la provisión y el bondad de Dios. Argumentan que si Dios es todopoderoso y todo bueno, entonces la existencia de sufrimiento y el mal sugiere que Dios no es todopoderoso o no es bueno or no es ambos—no existe. En contraste, Jesús testifica que aquellos quienes buscan justicia apasionadamente estarán satisfecho.  La palabra griega aquí para satisfacer significa “experimentar satisfacción interna en algo o ser satisfecho” (BDAG 7954).⁠3 Lejos de abandonarnos, en la vida Jesús sufrió junto a nosotros, en la cruz pagó nuestra pena por el pecado, y en la resurrección se convirtió en nuestro garante. “Mientras algunos continúan argumentando que Auschwitz refuta la existencia de Dios, muchas más argumentarán que  demuestra la profundidades lo que la humanidad, sin restricciones por ningún pensamiento o temor de Dios, se hundirá.” (McGrath 2004, 184)⁠4

En nuestros desiertos de sufrimiento y necesidad,  Jesus danos permiso para orar por las necesidades más simples de la vida. Él dice: “Danos hoy el pan nuestro de cada día” (Matt 6:11), que demuestra la preocupación de Dios por nosotros igual como cuando Dios vistió Adán y Eva, incluso cuando los expulsó del Jardín del Edén (Gen 3:21). Incluso en el juicio el ojo de Dios es sobre cuidado de su pueblo: Los justos se separa de los malos por su  actitud y cuidado para aquellos en necesidad  (Matt 25:31–46).

Brueggemann (2009, 31) contrasta la economía de YHWH con la economia de economía del Faraón, proveyendo información sobre los Diez Mandamientos. En la economía de YHWH, , aquellos que guardan el sábado no necesitan deshonrar a la madre y al padre, matar, cometer adulterio, robar, dar falso testimonio o codiciar. En otras palabras, haga cosas detestables por dinero. En la carrera interminable para perseguir la riqueza de la economía del faraón, somos empujados individual y colectivamente a diario a descuidar o romper estos mandamientos.

Nuestras necesidades serán satisfechas y las expectativas superadas, se nos recuerda en la Cuarta Bienaventuranza y más tarde en el Sermón del Monte, cuando Jesús dice:

Por tanto, no se preocupen, diciendo: ¿Qué comeremos? o ¿qué beberemos? o ¿con qué nos vestiremos? Porque los gentiles (los paganos) buscan ansiosamente todas estas cosas; que el padre celestial sabe que ustedes necesitan todas estas cosas. Pero busquen primero su reino y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. (Matt 6:31–33)

Escuche la frase—“busquen primero su reino y su justicia”—¿escuchas el eco del primer mandamiento? (Exod 20:3) La justicia de Dios en la tierra está incrustada incluso en la invitación a compartir la paz de Dios.

Notas

1 Hunger means both “to feel the pangs of lack of food, hunger, be hungry” and to “desire something—strongly, hunger for something” while thirst means both “to have a desire for liquid, be thirsty, suffer from thirst” and “to have a strong desire to attain some goal, thirst, i.e. long for something” (BDAG 2051). 2 Righteousness means the “quality or state of juridical correctness with focus on redemptive action, righteousness” (BDAG 2004.2). 3 The Greek word here for satisfy means “to experience inward satisfaction in something or be satisfied” (BDAG 7954). 4 “While some continue to argue that Auschwitz disproves the existence of God, many more would argue that it demonstrates the depths to which humanity, unrestrained by any thought or fear of God, will sink.” (McGrath 2004, 184)

Referencias

Bauer, Walter (BDAG). 2000. A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature. 3rd ed. ed. de Frederick W. Danker. Chicago: University of Chicago Press. <BibleWorks. v .9.>

Brueggemann, Walter. 2014. Sabbath as Resistance: Saying NO to the Culture of Now. Louisville: Westminster John Knox Press.

Card, Michael. 2005. A Sacred Sorrow Experience Guide: Reaching Out to God in the Lost Language of Lament. Colorado Springs: NavPress.

McGrath, Alister. 2004. The Twilight of Atheism. New York: DoubleDay.

Busca el Reino de Dios Apasionadamente

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Release_2020

 

Continue Reading

Oración de Liderazgo Manso

Vida_en_Tensión_front_20200102Por Stephen W. Hiemstra

Padre todopoderoso,

Damos gracias por el don de la fe y el llamado hasta el ministerio que llega a nuestras familias, amigos, y más allá.

Protege nuestros corazones en tiempos de debilidad, dificultad, y tentaciones.

Mantén nuestra mente aguda para que podamos ofrecerte nuestras alabanzas  con claridad, coherencia y dedicación, no manchados por vanos deseos, confusión cultural o idolatrías sutiles.

Concédanos un espíritu de mansedumbre, un espíritu de humildad asistida profundamente arraigado en nuestro carácter, no atenido a la ligera, desgastado superficialmente o eclipsado por pecados preciados.

Coloque en nosotros corazones ansiosos por perseguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la firmeza, y la gentileza.

Danos la seguridad de tu providencia para que podamos ofrecer hospitalidad sacrificada a quienes nos rodean.

Ante de sufrimiento, haga tu Espíritu Santo especialmente visible para que no fracasemos en nuestro ministerio debido a tentaciones a ser relevante, poderoso, o espectacular en los ojos a quienes están bajo nuestro cuidado.

En el poderoso nombre de Jesucristo, tu Hijo, y nuestro Savador, Amén.

Oración de Liderazgo Manso

Ver también:

Oración del Creyente

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Release_2020

 

Continue Reading

Lide desde de la Mansedumbre

Vida_en_Tensión_front_20200102Pues el Cordero que está en medio del trono los pastoreará

 y los guiará a manantiales de aguas de vida, y 

Dios enjugará toda lágrima de sus ojos. 

(Rev 7:17)

Por Stephen W. Hiemstra

La mansedumbre marca un lider natural, pocos aspiran a ser mansos, como Nouwen (1989, 82) observa:

El liderazgo cristiano . . . no es un liderazgo de poder y control, sino un liderazgo de impotencia y humildad en el que se manifiesta el siervo sufriente de Dios, Jesucristo.⁠1

Al igual como el quien lo envió, el lider cristiano ideal es manso, pero la mansedumbre también crea tensión dentro nosotros, entre nosotros, y con Dios, a lo que nos dirigiremos ahora.

Tensión entre Nosotros

Por los líderes de la iglesia, el apóstol Pablo aconseja a los ancianos y diáconos que busquen frutos del espíritu como “la justicia, la piedad, la fe, el amor, la perseverancia y la amabilidad” (1 Tim 6:11), donde gentil es un buen sinónimo de manso. Sin embargo, al perseguir frutos como la mansedumbre, el éxito no es fácil a obtener. Incluso Pablo señala la tensión interna:

Porque yo sé que en mí, es decir, en mi carne, no habita nada bueno. Porque el querer está presente en mí, pero el hacer el bien, no. Pues no hago el bien que deseo, sino el mal que no quiero, eso practico. (Rom 7:18-19)

Como con cualquier fruto del espíritu, el progreso en la obtención de la mansedumbre requiere la intervención del Espíritu Santo.

Tensión con los Demás

“¿No es mansedumbre un atributo personal?” un amigo recientemente inquirí. “¿Cómo puedes ser manso cuando eres responsable de otras personas?” Una respuesta es que modelar mansedumbre crea espacio en nuestras vidas por otras personas, lo cual es fundamental para el liderazgo siervo.

Durante su tiempo de prisión, por ejemplo, Bonhoeffer continuó funcionar sacraficio como un pastor ofreciendo consuelo a otras reclusos, incluso a las guardias de prisión. Cuando se le ofreció un oportunidad de escapar del encarcelo, Bonhoeffer se negó a irse por que escapando podría su familia fuera de la prisión y su ministerio dentro de la prisión en peligro (Metaxas 2010, 448).

El liderazgo sacrificial puede ser arriesgado, doloroso y, sin embargo, poco apreciado, como el apóstol Pablo escribe:

Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la extraordinaria grandeza del poder sea de Dios y no de nosotros. Afligidos en todo, pero no agobiados; perplejos, pero no desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no destruidos. Llevamos siempre en el cuerpo por todas partes la muerte de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo. (2 Cor 4:7-10)

Es posible que sea necesario desarrollar varios niveles de mansedumbre.

Tensión con Dios

El liderazgo sacrificial puede también conducir a la cruz. En un momento de debilidad y desesperación por la cruz Jesús gritó: “Dios mio, Dios mio, ¿Por que me has abandonado?” (Mark 15:34) Estas palabras están tomadas de Salmo 22:1 que luego termina en alabanza: “Los que temen al SEÑOR, alábenlo.” (Ps 22:23)  Vaciados de nuestra desesperación, podemos volver otra vez a Dios en alabanza.

Podemos liderar con mansedumbre, incluso en medio de sufrimiento, en parte, por que la historia no termina en sufrimiento. Al igual que la cruz de Cristo se sigue por la resurrección de Cristo, cuando compartimos en su sufrimiento sabemos que también compartiremos en su victoria (2 Cor 1.5).

Como el apóstol Pablo escribe: “¿Donde esta, oh muerte, tu victoria? ¿Donde, oh sepulcro, tu aguijon?” (1 Cor 15:55) Debido a que nuestro futuro está en Cristo, hoy podemos abrazar la mansedumbre de Cristo.

Notas

  1 Nouwen (1989, 82) observes: “Christian leadership…is not leadership of power and control, but a leadership of powerlessness and humility in which the suffering servant of God, Jesus Christ, is made manifest.

Referencias

Metaxas, Eric. 2012. Bonhoeffer: Pastor, Martyr, Prophet, Spy. Nashville: Thomas Nelson.

Nouwen, Henri J. M. 1989. In the Name of Jesus: Reflections on Christian Leadership. New York: Crossroad Publishing Company.

Lide desde de la Mansedumbr

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/Release_2020

 

Continue Reading
1 2 3 5