Tensión con Dios

Vida_en_Tensión_front_20200102Al caer a tierra, oyó una voz que le decía: 

Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

¿Quién eres, Señor?” preguntó Saulo. 

El Señor respondió: Yo soy Jesús a quien tú persigues. 

(Acts 9:4-5)

Por Stephen W. Hiemstra

La idea de tensión con Dios sorprenda muchos Cristianos por al menos de tres razones. La primera razón es que la iglesia enfoca en la humanidad de Cristo y no en su dividad lo que oculta los impulsos de la Espíritu Santo y déjanos ignorantes de nuestra distancia de Dios. La secunda razón es que el enfoque en la conversión y fuera de santificación—el proceso de nutrir de nuestra fe—déjanos viviendo estilos de vida seculares y ignorante de la voluntad de Dios para nuestras vidas. Una razón final es que nuestra indiferencia a pecado ciéganos a nuestro verdadero yo en Cristo, a nuestros prójimo, y a Dios.

No es un accidente que cada una de estas tres razones sea altamente teólogico porque por lo mayor los posmodernos en su mayoría evitan la teología—una cuarta razón por la cual la tensión con Dios puede vener como una sorpresa. El enfoque posmoderno en el contenido emotional de fe y fuera de las implicaciones de estas tres razones teológicas tendencias oscura nuestra tensión con Dios y silenciosamente roba nuestra fe de su power, como una aspiradora que se ha desenchufado. Oblivia a la tensión, Cristianos  se truca a creyendo en un tipo de tensión-libre, diluido Cristianismo que proporciona servicios individuales, como cuidado de niños, y generalmente promesa a insularlos de los problemas de la vida sin obligación substancial. Cuando los problemas de la vida surgen, su diluido Cristianismo provee no guía sustantiva para tratar con ellos, lo que lleva a las personas a enojarse con Dios y abandonar la iglesia. Por lo tanto, es útil revisar las razones por las cuales las personas no son conscientes de la tensión entre ellos y Dios.

Humanidad Contra Divinidad de Cristo

Nuestra sociedad secular cuestiona la divinidad de Cristo, pero no tiene ningún problema con la humanidad de Jesús. Si Cristo es solo humano, entonces Jesús es nada más de un interesante maestro, la iglesia se convierte a un otro grupo de interés, y conversión  es tan mundana como unirse de otro club. Si Cristo no es divino, entonces la enseñanza de Jesús no tiene ningún derecho sobre nosotros (1 Cor 15:17) y simplemente podemos ignorar cualquiera tensión con Dios que la enseñanza de Jesús pueda señalar.

Conversión Contra Santificación

A lo largo de los siglos, los líderes cristianos han debatido la prioridad de la conversión sobre la santificación. Por ejemplo, Jonathan Edwards, a menudo elogiado como el gran teólogo estadounidense, abogó por que los miembros de la iglesia tengan una relación personal con Jesús, más una fruita de santificación que de conversion, solo a tener que su Northampton church despidalo en 1750 (Noll 2002, 45). Si santificación puede considerarse como una series de experiencias de conversion cuya consecuencia es una relación más cerca con Dios, entonces tensión con Dios pueda ser visto como un signo de progreso en formación espiritual y madurez.

Piensa sobre la tensión con Dios en la vida del apóstol Pablo. Cuando Dios le dijó a Ananias que fuera a baptizer a Saulo, el cuestionó a las intenciones de Dios:

Pero el Señor le dijo: Ve, porque él es mi instrumento escogido, para llevar mi nombre en presencia de los Gentiles, de los reyes y de los Israelitas; porque yo le mostraré cuánto debe padecer por mi nombre. (Acts 9:15-16)

Pablo fue llamado como cristiano y apóstol a la gentiles y a sufrir por el Nombre. ¿Crees que el llamado de Pablo creó tensión en su vida, con Dios, y con los demás? Pablo mismo describió la vida que abandonó como rabino y judío como basura (Phil 3: 8) en comparación con lo que ganó como creyente. Aun así, se encontró todos tipos de aflicción durante su ministerio (2 Cor 11:23-28) y luchó con una oración sin respuesta por una espina en la carne—una eufemismo que quizás sugiera un pecado grave sobre el cual no salió victorioso (Rom 7; 2 Cor 12:7).

El punto de este ejemplo es que si tensión con Dios es un desafío incluso para la espiritualidad madura, no ser conscientes de nuestra tensión con Dios indica inmadurez espiritual o, lo que es peor, letargo espiritual. 

Ignorancia del Pecado

Letargo espiritual empieza por ignorar el pecado, del cual incluso un ateo endurecido debería preocuparse. El pecado puede ser: hacer el mal (pecado); infringir una ley (transgresión); o no hacer el bien (iniquidad). El pecado separanos de nosotros mismo, del nuestros prójimos, y de Dios, lo que gener  tensiones en todas las tres dimensiones. Ignorar el pecado es como conducir demasiado rápido en una carretera helada o tirar arena sucia en el tanque de gasolina—es puede dañar a otros y arruinar todo, incluso nuestra relación con Dios.

El perdón de Dios a través de Cristo pone nos bien con Dios y alivia nuestra culpa, pero en la mayoría de los casos no revierte los efectos del pecado en nuestra persona y en los demás. Dios puede perdonar al asesino, por ejemplo, pero este no le devuelve la persona muerta a la vida ni aliviar el autor de castigo baja la ley.

Tensión con Dios es más critical que tensión en una relation humana, porque nuestra existencia depende de Dios—es como un buzo a una profundidad de tres cientos pies desechando un tanque de aire porque la vida misma está amenazada. El pecado separa nos de Dios, pero cuando lo evitamos, los canales de comunicación con Dios se abren y podamos percibir los impulsos de la Espirito Santo. Cuando obedecemos los impulsos de la Espíritu Santo, compartimos con Dios en su trabajo creativo continuo en el mundo y se convertimos más santificado como Jesús, lo que implica el dolor y sacrificio. En turno, nuestros sacrificios demuestran a Dios, a quienes nos rodean, y a nosotros mismos que nuestra transformación en Cristo es real (2 Sam 24:21-25).

Jesús honra los discípulos quienes fielmente persiguen la piedad:

Honrados los que tienen hambre y sed de justicia, pues ellos serán saciados. Honrados los misericordiosos, pues ellos recibirán misericordia. Honrados los de limpio corazón, pues ellos verán a Dios. (Matt 5:6-8)

Observe que estas Bienaventurados reflejan los atributos que Dios use para describirse a si mismo—“compasivo y clemente, lento para la ira y abundante en misericordia y verdad (fidelidad)” (Exod 34:6)—y ofrece una llave a crecer como portadores de las imágenes divinas. Estas admoniciones nos recuerdan que Dios  está interesado no tanto en lo que hacemos como en quienes nos convertimos (Fairbairn 2009, 67)

Referencias

Fairbairn, Donald. 2009. Life in the Trinity: An Introduction to Theology with the Help of the Church Fathers. Downers Grove: IVP Academic.

Noll, Mark A. 2002. America’s God: From Jonathan Edwards to Abraham Lincoln. New York: Oxford University Press.

Tensión con Dio

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Corner_2020

 

Continue Reading

Oración de Cerrer Brechas

Vida_en_Tensión_front_20200102Por Stephen W. Hiemstra

Padre Dios,

Te agradecemos para tu voluntad de romper en nuestro pequeño  mundo.

Rompa nuestra obsesión con nosotros mismo—la persona quien conocemos tan bien, pero con quien encuentamos duro a estar sinceros.

Brilla tu luz en la oscuridad; aleja la nube de la desesperación; ayúdanos a aceptar tu evangelio  por entenderlo, víverlo, y compartirlo.

Cerrar la brecha entre nuestro falso yo y nuestro verdadero yo en Cristo; cerrar la brecha entre nosotros y los demás; cerrar la brecha entre nosotros y tú.

En el poder de tu Espíritu Santo, vuelve a crearnos como personas enteras.

En el precioso nombre de Jesús, Amén

Oración de Cerrer Brecha

Ver también:

Oración del Creyent

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Corner_2020

 

Continue Reading

Tensión entre Nosotros Mismo

Vida_en_Tensión_front_20200102Porque lo que hago, no lo entiendo. 

Porque no practico lo que quiero hacer, 

sino que lo que aborrezco, eso hago. 

(Rom 7:15)

Por Stephen W. Hiemstra

Como norte-americanos, somos la generación mejor alimentado y más mimada de todo tiempo; sin embargo, nuestros jóvenes y personas mayores se suicidan a tasas históricamente alto y “los hijos comunes de hoy día tienen más temor que los pacientes psiquiátricos durante los 1950s anos.”⁠1  ¿Porque?

Aisolado de Nosotros Mismo

Una respuesta es que nos hemos estado dolorosamente aisolado de nosotros mismo: “Vivimos en una sociedad en la que la soledad se ha convertido en la heridas humanas más dolorosas.”⁠2 Nuestra aisoladidad ha estado magnificado por la perdida de fe y comunidad, dejándonos vulnerables a la ansiedad y la depresión.

La gente aisolada a menudo rumia sobre el pasado. Por causa de esta rumia, obsesionarse con un leve personal, real o imágenado, amplificando pequeños insultos en grandes. Por los pacientes psiquiátricos, quienes no tienen facilidad a diferenciar realidad y ilusión, esta constante repetición, desaires personales son no solo se amplifica sino que también se recuerda como eventos separados. A través de esta proceso de amplificación y separación, una sola zurra por edad ocho podría por edad veinte  se memorar como palizas diarias.

La Rumia

Ampliado en esta manera, la rumia absorta el tiempo y la energía que normalmente seria enfocar en enfrentar los desafíos diarios y planificar para la futura. Por interferir con actividades normales de reflexión y relaciones, la rumination ralentiza el normal proceso de emocional y relacional desarrollo y el ruminator se convierte increasiamente aislado de si mismo, de Dios, y los demás cerca a él.

¿Porqué tenemos interés? Nos importa porque todo el mundo rumia y la tecnología lídenos a ruminar más que generaciones previas. Los siempre-presente auriculares con música, el televisor siempre encendida, el constante textando, el videojuego que se juga cada hora del día, y el trabajo que nunca dejamos de lado—todos funcionar como rumia a guardar que pensamientos tristes nunca de entrar nuestras cabezas. Al igual que los adictos, cada hora del día nos distraemos del procesamiento de las emociones normales y nos sentimos ansiemos y molestamos cuando nos vemos obligados a sintonizar de nuestras propias vidas, un tipo de comportamiento de escalada en la lengua de psiquiátricos. La rumination, adicción de estreso, y otras obsesiones se convierten a estilos de vida convencionales que dejarnos temerosos cuanto somos solos y en la sociedad de hoy somos solos frecuentemente incluso en compañía de otros. Estamos en tensión con nosotros mismos.

Una Carga Pesada

Jesús ve nuestra tensión y ofrece a aliviarla, diciendo:

Vengan a mí, todos los que están cansados y cargados, y yo los haré descansar. Tomen mi yugo sobre ustedes y aprendan de mí, que yo soy manso y humilde de corazón, y hallaran descanso para sus almas. Porque mi yugo es fácil y mi carga ligera. (Matt 11:28-30)

Egocéntrica rumia esta una carga pesada, no una ligera. Jesús modela el descanso sabático, oración, y perdón que rompen rumia al alentarnos nos a mirar fuera de nosotros mismo. En el descanso sabático miramos fuera de nosotros mismo para compartir la paz de Dios, a reflexionar sobre el perdón de Cristo, y a aceptar la invitación del Espíritu Santo de la oración. En la oración nos comunicamos con Dios donde nuestras heridas puedan estar sanado, nuestra fuerza restaurada, y nuestros ojos abiertado a nuestros pecados, quebrantamiento, y necesidad para perdón. Cuando sentimos nuestra necesidad para perdón, también vemos nuestra necesidad a perdonar. En el perdón, valoramos relaciones por encima de nuestra propia necesidades personal lo que rompe el ciclo de pecado y retaliación en nuestras relaciones con las demás y, al emular Jesucristo, nos acercamos a Dios en nuestra fe.

La fe, el discipulado, y el ministerio requieren que dejemos de obsesionar con nosotros mismo. Por nuestra cuenta, nuestras obsesiones son demasiado fuertes, y no podemos llegar a fe, crecer en la fe, o participar en ministerio. Para la mayoría, la fe llega por media de la oración, leer las escrituras, y la participación en la iglesia, todas inspirado por el Espíritu Santo. Para los apóstoles originales, el discipulado fue realizado por Jesús mismo.

Honrados

En las Bienaventuranzas, Jesús enseña a los discípulos y dice que seremos honorado al menos de tres maneras:

Honrados son los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos. Honrados son los que lloran, pues ellos serán consolados. Honrados son los humildes, pues ellos heredarán la tierra. (Matt 5:3-5)

Jesús toma las amenazas del mundo a nuestra identidad, autoestima, y dignidad personal y las reformula como promises que receiveremos el reino de los cielos, ser consolados, y heredar la tierra. Pero, Jesús vincula estas promesas al discipulado como parte de su yugo (Matt 11:28-30) y no extiendálas al espectadores. 

Notas

1 “Ordinary children today are more fearful than psychiatric patients were in the 1950s.” (Lucado 2012, 5).

2 “We live in a society in which loneliness has become one of the most painful human wounds” (Nouwen 2010, 89)

Referencias

Lucado, Max. 2012. Fearless. Grand Rapids: Zondervan.

Nouwen, Henri J.M. 2010. Wounded Healer: Ministry in Contemporary Society (Orig pub 1972). New York: Image Doubleday.

Tensión entre Nosotros Mismo

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/XXXmas_2019

 

Continue Reading

Evangelio como una Plantilla Divina

Vida_en_Tensión_front_20200102que si confiesas con tu boca

a Jesús por Señor, y  

crees en tu corazón

que Dios Lo resucitó 

de entre los muertos,

serás salvo. 

(Rom 10:9

Por Stephen W. Hiemstra

El cristianismo empezó en un cementerio con la resurrección (Ps 16:10). La resurrección no podría haber sucedió sin la crucifixion y muerto de Jesucristo que estaba, a su vez, asociado con su vida y ministerio. Debido a que la vida y ministro de Jesucristo fueron crónicado después la resurrección, cada frase en el Nuevo Testamento debiera estar precedida por las palabras: Jesus resucitó de la muerte, por lo tanto … La vida, ministerio, sufrimiento, muerto, y resurrección de Jesús es el evangelio. Que sabemos este porque después de los evangelios mismos, sermones por Pedro (Acts 2:14–41; 10:34–43) y Pablo  (Acts 13:16–41) enfocan en la historia de la vida de Jesucristo.

La Plantilla Divina

De carcel antes su muerte, el apóstol Pablo escribe:

y conocerlo a El, el poder de Su resurrección y la participación en Sus padecimientos, llegando a ser como El en Su muerte, a fin de llegar a la resurrección de entre los muertos. (Phil 3:10-11)

En otras palabras, la historia de Jesus—vida, ministerio, sufrimiento, muerte, y resurrección—fue por Pablo un plantilla para el viaje cristiano de fe que comienza con el fin en mente. Todavía, sabemos que el fin de la historia, como su comienzo, es en Cristo y prove la esperanza cristiana (1 Pet 1:3). 

Mientras prosigamos hacia la meta (Phil 3:14) y con expectativas para los últimos días, nuestro relación con cada miembro de la Trinidad nos sustentamos cotidiano. El Espíritu Santo queda con nosotros, da nos poder, y asista nos a romper el poder de pecado. La vida y ministerio de Jesucristo modelan una vida fiel en un mundo estresante. Dios, nuestro padre, demuestra amor, gracia, y soberanía sobre todas poderes terrenales. Por razón del soberano poder y la presencia de Dios, nuestra esperanza de la resurrección se convierte a nuestra esperanza en cristo (Col 1:24).

La Fin en Mente

En consecuencia, la resurrección influyó como leían los tempranos cristianos las Bienaventuranzas, como  en: [Jesus resucitó de la muerte, por lo tanto,] honorado son los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos. (Matt 5:3) Nota que la Bienaventuranza refiere explícitamente a el reino de los cielos—un lugar de sanar y descansar donde los resucitados se cree a ir. Debido a que tempranos cristianos leían las Bienaventuranzas en vista de la resurrección, posmodernos deberían también leer  como eso.

Más típicamente, los posmodernos leen las Bienaventuranzas como “pasteles en el cielo,” poco realista y imposible de obtener. Pero, ¿cuanta riesgo hay a comprar una acción si ya tiene el informe de acciones de mañana? ¿Si el informe de mañana eliminara el riesgo de hoy, porqué demora de comprar la acción? Metas poco realista y imposible de obtener inmediatamente se convierten a realista y accesible—por la luz de la resurrección pescadores comunes se convertir a apóstoles extraordinario.

A saber que el fin de la historia es en Cristo, las Bienaventuranzas resumen la tres tensiones de nuestra vida espiritual: nuestra interna tensión con nosotros mismos (pobre en espíritu, duelo y mansedumbre), nuestra ascendente tensión con Dios (justo, misericordioso, y puro), y nuestra tensión externa con el mundo (pacificadores, perseguidos y vilipendiados). Tensión interna existe, pero sabemos que el Espíritu Santo nos guiará. Tensión ascendente existe, pero sabemos que Dios nos aman. Tensión externa existe, pero tenemos el ejemplo de Jesucristo a buscar reconciliación y una puerta abierta al futuro (Rev 3:20).

Tensión no Fue el Diseño

Por causa de nuestra reconciliación con Dios, sabemos que nuestra naturaliza pecaminosa que impulsa esta tensión no fue parte del diseño original de Dios. A romper el diseño de Dios, pecado surgió en el Jardín de Eden cuando Adam y Eva se apartaron de Dios y permiten  pecado a entrar sus vidas (Gen 3:6). Todavía, aunque pecado entró el mundo y tensó nuestras vidas, Dios proveyó para nuestra restauración por media del muerte y resurrección de Jesucristo (Gen 3:15).

Jesus resucitó de la muerte, por lo tanto nuestra fe comienza con Dios, no con nosotros.

Evangelio como una Plantilla Divina

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/XXXmas_2019  

 

Continue Reading

Prefacio de la Vida en Tensión

Vida_en_Tensión_front_20200102Porque Yo soy el SEÑOR su Dios. 

Por tanto, conságrense y sean santos, porque Yo soy santo. 

(Lev 11:44)

Por Stephen W. Hiemstra

Cuando Dios entra en nuestras vidas, cambiamos. Este cambio pasa por que reflexionamos más y más la imagine de Dios en nuestras vidas y el Espíritu Santo trabaja en nuestros corazones y mentes como el velo es quitado (2 Cor 3:16). El apóstol Pablo llama este proceso como santificación (Rom 6:19), que significa que aceptamos la invitación de Cristo hasta un viaje durante todo la vida a hacer más santo—sagrado y apartado—y bajo de la guía del Espíritu Santo por el camino. Como la iglesia de Cristo—los llamados, nuestra santificación es un actividad de grupo y, como cualquiera actividad donde individuos viajar por su propia paso, tensión entre los creyentes se espera.

Introducción

¿Tensión? ¿Cual tensión? Se necesita la santificación porque pecamos. Los pecados nos separamos de otras personas, de Dios, y de la persona que Dios nos creada a ser. Santificación presumiblemente reduce nuestros pecados, nos anima a permanecer en unión con Dios, y acerca nos más cerca de la persona que Dios nos creó para ser, pero también amplía la brecha entre nos y aquellos que se resisten al Espíritu Santo (1 Thess 5:19). Por este razón, los pecados y la santificación ambos pueden salir tension en los tres relaciones.

La tensión surge a diario, como un pastor observe:

Querría beber de una sucia copa?⁠1 Claro que no. Si uno seria dado una sucia copa, se rechazaría la sucia y pedir otra.

Alguien que esta acostumbrado a limpias copas inmediatamente reconocería una sucia. Cuando modelamos nuestras vidas sobre Cristo, mostramos nuestra identidad como Cristianos; apartamos de aquellos cerca nos en tensión del mundo. Como portadores de imágenes conscientes, naturalmente comenzamos a compartir la tensión que existe entre Dios y este mundo, lo que implica que la forma en que vivimos y cómo morimos es importante para Dios.

Esta tensión que sentimos es un subjetivo imagen reflejando a tres brechas las que podemos describir objetivamente. La primera brecha es dentro de nosotros y se describe la distancia entre nuestras personas naturales y la persona quien Dios creada nos a ser. Esta brecha puede conducir a la humillación a los ojos del mundo y la vergüenza dentro de nosotros, al darnos cuenta de cuán lejos nos hemos alejado de la imagen de Dios para nosotros. La segunda brecha es entre nosotros y los demás puede conducir al aislamiento, el ridículo, y la persecución, ya que ya no podemos correr con la multitud o aceptar sus normas. La tercera es la brecha entre nosotros y Dios creado por pecado que puede conducir a sentimientos de miedo, abandono y pérdida de poder espiritual, a medida que nos damos cuenta de lo que significa vivir sin la presencia y las bendiciones de Dios.

¿Puedes sentir la tensión creado por estas brechas—la vergüenza, el aislamiento, y el miedo? ¿Te puedes imaginar ser perseguido para tus creencias? ¿Estás de acuerdo o tratas de escapar? ¿Como respondemos creativamente a esta tensión?

Solo con estas tres brechas, estamos perdido; pero en Cristo nunca estamos solo. Cristo trabaja en nuestras vidas para cerrar estas brechas a través de su ejemplo reconciliador en la vida, su obra expiatoria en la cruz, y su don habilitador del Espíritu Santo. El Espíritu Santo permita nos por gracia a media de la fe a participar activamente en nuestro propia santificación cuando compartimos la paz de Dios en medio de las tensiones de la vida.

Las Bienaventuranzas

Temprano en su ministerio, Jesús predicó un sermon, lo que fue un tipo de servicio de comisión para sus discípulos. Aconsejó a sus discípulos ser humildes, llorar, ser mansos, perseguir la justicia, ser misericordiosos, ser santos, hacer las paces, ser perseguidos por las razones correctas y llevar la persecución como una insignia de honor (Mateo 5: 1–11). Increíblemente, en medio de este sermón y a pesar de la oposición esperada, Jesús dice:

Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad situada sobre un monte no se puede ocultar; ni se enciende una lámpara y se pone debajo de una vasija (un almud), sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en la casa. Así brille la luz de ustedes delante de los hombres, para que vean sus buenas acciones y glorifiquen a su Padre que está en los cielos. (Mateo 5:14-16)

Esta parábola sobre la luz ofrece dos ideas importantes para nuestra comprensión de la tensión. Primero, este pasaje no tiene sentido a menos que exista tensión entre la oscuridad y la luz; normalmente la luz expulsa la oscuridad. Secundo, este pasaje alude a las cuentas de creación donde leemos:

La tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo … Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz. Dios vio que la luz era buena; y Dios separó la luz de las tinieblas. (Gen 1:2-4)

Creación implicó a crear luz. La implicación es que cristianos quien embracer tensión con el mundo están participando en una secunda creación evento (2 Con 5:17).

A reconocer el trabajo de crear en nuestras vidas, participamos  por medio del Espíritu Santo, no solamente en nuestra sanctification, pero también en la santificación de los demás. En otras palabras, proceso de reducir una brecha en nuestras vidas afecta las otras (Nouwen 1975, 15). Atendiendo al pecado en nuestras vidas, por ejemplo, facilita a relatar con los demás y abra nos también al Espíritu Santo. Igualmente,  a reducir nuestra brecha con Dios facilita a apreciar el ama de Dios para aquellos cerca nos y sensita nos al corrompiendo poder de pecado en nuestras propias vidas. En la economía de Dios nada es por nada. 

La Estructura del Libro

Al explorar las dimensiones espirituales de tensión en nuestras vidas, reflejo por las Bienaventuranzas en el Evangelio de Mateo. Las Bienaventuranzas introduce el Sermón de la Monte de Jesús y priorizan a sus enseñas. Debido a que el sermón funciona como un servicio de ordenación para los discípulos, la importancia de las Bienaventuranzas para la iglesia primitiva, la espiritualidad cristiana, y el discipulado no puede ser exagerada.⁠2

Las capítulos de este libro se dividen entre tres partes: tensión con nosotros mismo (parte A), tensión con Dios (parte B), y tensión con los demás (parte C). Cada parte contiene tres de las  nueve Bienaventuranzas se encuentran en el Evangelio de Mateo (numerado de uno a nueve con puntos decimales a identificar secciones particulares dentro de ellas.

Cuatro secciones aparecen para cada Bienaventuranza. La premier sección se enfoca en entendimiento lo que Jesús dejó y como explicarlo. La secunda sección examina el contexto de cada Bienaventuranza del Antiguo Testamento. La tercera sección examina el contexto del Nuevo Testamento—que respondió los Apóstoles a la enseñanza de Jesús? Y la sección fínale aplica la bienaventuranza a uno contexto contemporáneo y como debemos responder. Cada reflexión esta acompañado por una oración y preguntas para más estudiar.

Soli Deo Gloria.

Notas

1 Pastor Anthony K. Bones de African Gospel Church de Nairobi, Kenya (http://AGCKenya.org) hablando a Trinity Presbyterian Church, Herndon, Virginia por 14 enero, 2015.

2 Siguiendo Kissinger (1975), Guelich (1982, 14) reporta que: “Mateo 5-6 aparece más frecuentemente que cualquier otra tres capítulos en la Biblia entera en la escritas de la Iglesia primitiva.” (“Matthew 5-7 [appears] more frequently than any other three chapters in the entire Bible in the Ante Nicene [early church] writings”.

Referencias

Guelich, Robert. 1982. The Sermon on the Mount: A Foundation for Understanding. Dallas: Word Publishing.

Kissinger, W.S. 1975. The Sermon on the Mount: A History of Interpretation and Bibliography. ATLA 3. Metuchen: Scarecrow.

Nouwen, Henri J. M. 1975. Reaching Out: The Three Movements of the Spiritual Life. New York: DoubleDay.

Prefacio de la Vida en Tensión

Also see:

Preface to a Life in Tension

Other ways to engage online:

Author site: http://www.StephenWHiemstra.net, Publisher site: http://www.T2Pneuma.com.

Newsletter: http://bit.ly/XXXmas_2019  

Continue Reading