Oración del Sábado

Vida_en_Tensión_front_20200102Por Stephen W. Hiemstra

Señor del Sábado,

Te alabamos por crearnos y colocarnos en una tierra hermosa, por permitirnos trabajo para apoyar a nuestras familias, y por darnos tiempo a descansar.

En este mundo cansado, enséñanos a descansar y a ofrecer hospitalidad a quienes nos rodean.

En el poder de tu Espíritu Santo, ayúdanos a ser humildes como sal, lo que aromatiza, preserva, y adorna cada mesa y a irradiar tu luz cuando la oscuridad amenaza a sobrecoger. 

En el precioso nombre de Jesús, Amén.

Oración del Sábad

Ver también:

Oración del Creyente

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Lent_2020

Continue Reading

Sea Humilde, Sea Sal y Luz

Vida_en_Tensión_front_20200102Ustedes son la sal de la tierra; 

pero si la sal se ha vuelto insípida, 

¿con qué se hará salada otra vez? 

Ya no sirve para nada, 

sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres. 

(Matt 5:13)

Por Stephen W. Hiemstra

Las Bienaventuranzas introducen el Sermón del Monte, donde los temas en las Bienaventuranzas se expanden y anticipan la vida y el ministerio de Jesús. Algunos de los mismos temas se enfocan, por ejemplo, por la noche del arresto de Jesús. Desde las Bienaventuranzas hasta el sermón y la cruz, el tema principal de Jesús es humilde testimonio.

El Contexto del Sermón

La centralidad del evangelismo cristiano en el enseñanza de Jesús es inmediata y obvia, comenzando en el versículo después la Novena Bienaventuranza donde Jesús enseña acerca de la sal. La sal es gregaria por razón que su utilidad viene solo en combinación con alimentos—nadie come sal sola. La sal se usa para mejorar el sabor de los alimentos y preservarlos. Metafóricamente, “el discípulo es a la gente del mundo lo que la sal es al alimento.” El discípulo, quien no quiere ser sal, esta inútil y bajo juicio—“Ya no sirve para nada,  sino para ser echada fuera y pisoteada por los hombres”  (Guelich 1982, 126–127).

La centralidad del evangelismo se reenforza con una segunda metáfora sobre la luz (Mateo 5:14-16).

Claramente para Mateo la tensión entre el discípulo y el mundo es real, continua, y al núcleo de la misión.

Al mismo punto, la cuenta de Lucas es una presentación del amor de enemigos (Luke 6:27-28), por razón que sin el amor de enemigos nadia puede ser testigo.

Evangelismo es también una clave para Isaías 61:1:

El Espíritu del señor Dios está sobre mí, porque me ha ungido el señor para traer buenas nuevas a los afligidos. Me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros; (Isa 61:1)

El Mesías está ungido “para traer buenas nuevas a los afligidos” (‎לְבַשֵּׂר עֲנָוִים; “lebaser anavim”), una referencia clara al evangelismo. Observe que la expresión hebrea es solo dos palabras: la palabra pobre (“anavim”) que significa “pobre, afligido, humilde, manso” (BDB 7238) y la palabra para “traer buenas nuevas” (“lebaser”). Si  un humilde testigo describe el Mesías y la descripción de su trabajo, entonces la expresión es inequívoca y se aplica a Jesús (Schnabel 2004, 3). 

Contexto de las Horas Finales

Por la noche cuando Jesus sabe que sera arrestado y su ultimas minutos están precioso, emprende dos conspicuos hechos de humildad: él lavó las pies de los discípulos por la Última Cena (John 13:4-5) y oró en el Jardin de Getsemani (Matt 26:39). El Evangelio de Juan registra que Jesús sabía que pronto sería traicionado y moriría  (John 13:1–3) y, mientras un hombre condemnado normalmente se retira, paralizado por el miedo y amargado, Jesus comienza con calma una lección objetiva sobre la humildad:

Jesús, sabiendo que el padre había puesto todas las cosas en sus manos, y que de Dios había salido y a Dios volvía, se levantó de la cena y se quitó el manto, y tomando una toalla, se la ciñó Jesús, sabiendo que el padre había puesto todas las cosas en sus manos, y que de Dios había salido y a Dios volvía, se levantó de la cena y se quitó el manto, y tomando una toalla, se la ciñó … pues si yo, el señor y el maestro, les lavé los pies, ustedes también deben lavarse los pies unos a otros. (John 13:3-14)

Los esclavos lavaron la mayoría de los pies en el primero siglo por razón que por lo mayor gente caminaban descalzas (o solo usaban sandalias) y compartían los caminos con animales de trabajo (que a menudo los ensuciaban), lo que hacía que sucio y malolientes pies fueron la norma. Hasta donde sabemos, ninguno de los discípulos eran esclavos o esclavos poseídos, pero aceptar una tarea reservada para esclavos no habría sido una lección de objeto popular. Pedro se opuso al principio, pero cuando luego entendió el mensaje sobre humildad, dejó que Jesús lava su pies (John 13:8-9).

Lavar de pies no se mencióna en Lucas, pera Lucas registra la enseñanza de Jesús sobre humildad:

Y Jesús les dijo: los reyes de los gentiles se enseñorean de ellos; y los que tienen autoridad sobre ellos son llamados bienhechores. Pero no es así con ustedes; antes, el mayor entre ustedes hágase como el menor, y el que dirige como el que sirve. (Luke 22:25-26)

La importancia de humildad en el liderazgo cristiano y servicio es clara en Lucas sin mencionando lavar de pies.

Mientras que lavar de pies demonstrató humildad ante sus discípulos, humildad ante Dios se demonstrado en el Jardin de Getsemani donde oró: 

“Padre mío, si es posible, que pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú quieras.” (Matt 26:39)

Jesús repite esta oración tres veces en Mateo, subrayando la importancia de esta oración (Matt 26:42-44).

La oración de Jesús en el Jardin de Getsemani muestra piedad, coraje, y humildad. Destaca también la importancia del dolor y el sufrimiento en santificación. En el sufrimiento, ¿nos volvemos a Dios como Jesús or nos volvemos en nuestro dolor? Cuando nos volvemos a Dios a pesar del dolor, demonstramos nuestra fe y nuestra identidad se acerca más a Cristo

Referencias

Brown-Driver-Briggs-Gesenius (BDB). 1905. Hebrew-English Lexicon, unabridged.

Guelich, Robert. 1982. The Sermon on the Mount: A Foundation for Understanding. Dallas: Word Publishing.

Schnabel, Eckhard J. 2004. Early Christian Mission. Vol 1: Jesus and the Twelve. Downers Grove: InterVarsity Press.

Sea Humilde, Sea Sal y Luz

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Lent_2020

Continue Reading

Oración de Cumplimiento

Vida_en_Tensión_front_20200102Por Stephen W. Hiemstra

Padre Dios, Amado Hijo, Espíritu Santo

Te alabamos a tí por tu ejemplo en la vida. En tí, la Ley y los Profetas se cumplen, no en palabras, sino en acciones.

Ya no estamos sin la esperanza—los buenos noticias se predican; los corazones rotos se sanan; y la libertad se proclama a los cautivos.

En tí, hay la jubileo; en tí, hay confort; en tí, la muerte se desterra para siempre para que nunca podamos llorar de nuevo.

Amén y amén

Oración de Cumplimiento

Ver también:

Oración del Creyente

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Lent_2020

Continue Reading

Declaración de la Misión

Vida_en_Tensión_front_20200102No piensen que he venido para poner fin a la Ley o a los Profetas; 

no he venido para poner fin, sino para cumplir. 

(Matt 5:17)

Por Stephen W. Hiemstra

En Mateo 5:17, Jesus ofrece una clave interpretativa que explicar como a entender tanto su ministerio en la tierra como sus palabras en las Bienaventuranzas. Cuando Jesus dijó que ha venida a cumplir la Ley y a los Profetas, quiere decir que vinó a cumplir toda la escritura del Antiguo Testamento. En el pensamiento Judío, el término “ley” recuerda los primeros cincos libros en el Antiguo Testamento—los Libros de la Ley (o la Pentateuco): Génesis, Éxodo, Levítico, y Deuteronomio. El término “profetas” se refiere—más o menos—al resto del Antiguo Testamento. La implicación es que las propias palabras de Jesús tienen significado en el contexto de las escrituras por razón de que lo extienden. 

Los Libros de la Ley

La palabra hebrea por pobre en espíritu  (לְבַשֵּׂר עֲנָוִים; “lebaser anavim”) también se traduce como: pobre, afligido, humilde or manso (BDB, 7237). En singular (“ana”) aparece en los Libros de la Ley solamente en Números 12:3 que dice: “Moisés era un hombre manso, más que cualquier otro hombre sobre la superficie de la tierra” (Num 12:3). Solo Moises se describe como manso y la relación de Moises con Dios se describe como superior a la de un profeta típica del Antiguo Testamento (Num 12:6-8).

“Ana” invita a dos observaciones importante. Primero, ser pobre en espíritu nos acerca a Dios—a Moisés más cerca. Dios hablaba a Moises directamente, cara a cara, no en acertijos ni sueños (Num 12:6-8) lo cual es intimidad con Dios que es raramente visto en las escrituras después de Abraham, a quien se describió como un amigo de Dios (Jas 2:23).

Segundo, si Jesus hablaba hebreo al pronunciar del Sermón del Monte, entonces las primera tres Bienaventuranzas podrían haberse expresado usando la misma palabra, “ana,” lo cual seria un enfática declaración de humildad. La bendición asoció con los pobres en espíritu era a recibir el reino de los cielos mientras que la bendición asoció con manso era a heredar la tierra. Tomados en conjunto, ser pobre en espíritu (o manso) en los ojos de Dios te lleva tanto los cielos como la tierra, que nos recuerda la creación (Gen 1:1) y significa todo.

Los Libros de los Profetas

“Ana” aparece también en Isaías 61:1-3, citado anteriormente. Mientras que los Libros de las Profetas hacen muchas referencias a los pobres, Isaias 61 se cita casi literalmente en el sermón de llamado de Jesús en Lucas 4:18-19 y se destaca para no menos de dos otras razones. El primero razón es que la palabra, ungida, marca este pasaje como un profecía mesiánica. Mientras que  los sacerdotes, profetas, y reyes fueron todos ungidos como mesías en el Antiguo Testamento, Dios si mismo hace la unción aqui. El segundo razón es que la frase, “los quebrantados de corazón“ (Isa 61:1), es un mejor analogía de “pobre en espíritu” que “pobre” y provee un otro razón a preferir “pobre en espíritu” a simplemente “pobre” en interpretar esta Bienaventuranza.

Cumplimiento

La clave interpretativa de Jesús es el verbo, cumplir (πληρόω; “plero”), lo cual generalmente traduce como:

para llevar a un fin diseñado, cumplir una profecía, una obligación, una promesa, una ley, una solicitud, un propósito, un deseo, una esperanza, un deber, un destino, un fatalismo (BDAG 5981, 4b).⁠1

En Mateo 5:17, cumplir se opone al verbo, “destruir,” lo cual generalmente se traduce como abolir. Esta oposición verbal es útil lo pues subraya al elemento dinámico en el cumplimiento—uno elimina algo estático al reemplazarlo con un nuevo elemento. Cumplimiento tiene claramente un elemento de expectativa (o deriva hacia adelante—τέλος en griego). Cumplir la ley no es a reemplazarla sino  extenderla.

La idea de extender la ley fue nueva lo cual es quizás la razón porque Mateo ofreció  más explanación y usó la palabra, cumplir, más que los otros evangelios. En los días de Jesús, por ejemplo, el rabino predicó de la ley usando los profetas para interpretar su significado. Esta tradición podría llevar  algunos a decir, tal vez, que la ley se había “cumplido” al cumplirla correctamente. Sin embargo, el Evangelio de Mateo ve la profecía cumplida en el sentido de vivirla o dar el siguiente paso en lugar de mero honrar la frontera de la ley existente (Guelich 1982, 163). 

En la Ley y los Profetas, encontramos a Jesús anclado en la creación y promesas de Dios. En la palabra, cumplir, encontramos a Jesús enfocado del futuro que dar la misión de Jesús tanto continuidad y propósito.

Notas

1 to bring to a designed end, fulfill a prophecy, an obligation, a promise, a law, a request, a purpose, a desire, a hope, a duty, a fate, a destiny (BDAG 5981, 4b).

Referencias

Bauer, Walter (BDAG). 2000. A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature. 3rd ed. ed. de Frederick W. Danker. Chicago: University of Chicago Press. <BibleWorks. v .9.>.

Brown-Driver-Briggs-Gesenius (BDB). 1905. Hebrew-English Lexicon, unabridged.

Guelich, Robert. 1982. The Sermon on the Mount: A Foundation for Understanding. Dallas: Word Publishing.

Declaración de la Misión

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Lent_2020  

Continue Reading

Oración por los Pobres en Espíritu

Vida_en_Tensión_front_20200102Por Stephen W. Hiemstra

Oh querido Señor,

Doy gracias porque siempre estás cerca de mí, no demasiado orgulloso para quedarte  con tu sirviente y llamarme amigo.

Bendíceme con tu espíritu de humildad y generosidad—generoso en tiempo, generoso en amistad, y generoso en compartir ti mismo.

Guárdame seguro de la mala compañía; guárdame seguro de la arrogancia piadosa; guárdame seguro de mi propria pecaminoso corazón.

Permíteme estar siempre cerca de tí, ahora y siempre, a través del poder de tu Espíritu Santo.

En el nombre de Jesús, Amén.

Oración por los Pobres en Espírit

Ver también:

Oración del Creyente

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Corner_2020  

Continue Reading

Honrado Son los Pobres en Espíritu

Vida_en_Tensión_front_20200102Honrado son los pobres en espíritu, 

pues de ellos es el reino de los cielos. 

(Matt 5:3)

Por Stephen W. Hiemstra

Jesús elige palabras cuidadosamente. Si hablaba hebreo (la idioma del Antiguo Testamento) en lugar de griego (la idioma de la iglesia primitiva), entonces la primera Bienaventuranza podría explicarse en solo siete palabras (Matt 5:3 HNT), que facilita memorización, una practica comuna en el premer siglo debido de la alta costa de la palabra escrita. Debido a que los discípulos memorizaron su palabras, Jesús podría hablar jugando juegos de palabras con ellos, comenzando frases y dejándo que su audiencia los termine, al igual que un buen predicador se detendrá para dejar que su audiencia se ponga al día (Crawford y Troeger 1995, 17).

Interpretar las Bienaventuranzas

Jesús usó esta tecnica—común en las culturas represivas—también en disputar con los fariseos, como en Mateo 21:16 donde cita la primera mitad de Salmo 8:2 y, por inferencia, los golpea en la segunda mitad (Spangler y Tverberg 2009, 38). La selección cuidadosa de palabras de Jesus y su uso de asociaciones de palabras nos ayudan a interpretar las Bienaventuranzas.

Por ejemplo, la primera palabra en la frase en Mateo 5:3—“Honrado son los pobres en espíritu”—trae a mente al primero Salmo:

¡Cuán bienaventurado [honrado] es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, Ni se detiene en el camino de los pecadores, Ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del SEÑOR está su deleite, Y en Su ley medita de día y de noche! (Ps 1:1-2)

La frase, los pobres en espíritu, trae a mente Isaías 61:

El Espíritu del Señor Dios está sobre mí, porque me ha ungido el Señor para traer buenas nuevas a los afligidos. Me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, para proclamar libertad a los cautivos y liberación a los prisioneros; para proclamar el año favorable del Señor, y el día de venganza de nuestro Dios; para consolar a todos los que lloran, para conceder que a los que lloran esion se les dé diadema en vez de ceniza, aceite de alegría en vez de luto, manto de alabanza en vez de espíritu abatido; para que sean llamados robles de justicia, plantío del Señor, para que el sea glorificado. (Isa 61:1-3)

El primero texto, Salmo 1, claramente refiere a la Ley de Moises y el segundo texto, Isaías 61, refiere una profecía mesiánica que Jesús mismo citó en su llamado sermón de  en Lucas 4. Junto, por a usar la palabra—μακάριος, Jesús asociaó con ambos la Ley y las Profetas las cuales añaria seriedad en el contexto de una audiencia Judia del siglo primero.

Pobre?

Los comentaristas de hoy destacan normalmente por la expresión, “los pobres en espíritu” (οἱ πτωχοὶ τῷ πνεύματι), que no se usa en ningua otra parte en la Biblia. La versión de las Bienaventuranzas de Lucas refiere solamente a la pobre (πτωχοὶ), como en: “Honrados son ustedes los pobres, porque de ustedes es el reino de Dios” (Luke 6:20). Pobre aquí se refiere no solo a los bajos ingresos, sino a la mendicidad de la indigencia: alguien completamente dependiente de Dios (Neyrey 1998, 170–171).  Mateo, a diferencia de Lucas, fue un discípulo de Jesus, que hace probable lo que su frase, “los pobres en espíritu,” sea más precisa.

Hiperbólica?

En conjunto, la primera Bienaventuranza aparece hiperbólica por dos razones. La primera razón es que Jesús usa una forma prestada de ley de caso, si X entonces Y. Usar una forma legal sugiere algo como la lectura de un testamento. La segunda razón es que Jesús asocia cosas las que ninguna se asocia normalmente. A diferencia de los príncipes, los pobres generalmente no heredan reinos; reyes (aquellos con reinos) no son normalmente humildes. Por esta razón, la primera Bienaventuranza sugiere por su forma y contenido que Jesús esta usando hipérbole para calentar a su audiencia por cual es obviamente una discusión seria (Isa 42:1–3).

Reino de los Cielos

La seriedad surge porque la frase, “reino de los cielos,” previamente se asoció con juicio, como en:  “Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado” (Matt 3:2, 4:17). El juicio puede estar implícito en el reverso de esta Bienaventuranza—son aquellos que se niegan a ser pobre en espíritu (los orgullosos) se oponen del “reino de  los cielos”? Potencialmente, si. Dos candidatos para juicio son dados casi de inmediato:  

Cualquiera, pues, que anule uno solo de estos mandamientos, aun de los más pequeños, y así lo enseñe a otros, será llamado muy pequeño en el reino de los cielos; pero cualquiera que los guarde y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos. Porque les digo a ustedes que si su justicia no supera la de los escribas y Fariseos, no entrarán en el reino de los cielos. (Matt 5:19-20)

Los menos en el reinos del cielos son los quien enseñan contra la ley y los que no deben ser admitido son los menos justos que los escribas y fariseos, según las propias palabras de Jesús  (Matt 5:20).

Jesús elige palabras cuidadosamente.

Referencias

Crawford, Evans E. and Thomas H. Troeger. 1995. The Hum: Call and Response in African American Preaching. Nashville: Abingdon Press.

Neyrey, Jerome H. 1998. Honor and Shame in the Gospel of Matthew. Louisville: Westminster John Knox Press.

Spangler, Ann and Lois Tverberg. 2009. Sitting at the Feet of Rabbi Jesus: How the Jewishness of Jesus Can Transform Your Faith. Grand Rapids: Zondervan.

Honrado Son los Pobres en Espírit

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Corner_2020  

Continue Reading

Oración y Bendición

Vida_en_Tensión_front_20200102Por Stephen W. Hiemstra

Señor de Señores, Principe de Paz, Espíritu de Santidad,

Te alabamos por bendecirnos con vida, una visión de cómo vivirla y una familia con quien compartirla.

Te alabamos por tu presencia fiel en días buenos y no tan buenos.

Perdona nuestro orgullo y obstinación. Perdónanos por pecados contra tí y pecados contra aquellos que nos rodean.

Planta las semillas de perdón en nosotros y la paciencia para verlos crecer.

Planta en nosotros el deseo de seguirte y prosperar tu reino.

Usemos nuestras bendiciones a bendecir a los demás (Gen 12:2-3)—no solo bendecir aquellos que son fáciles de amar sino también aquellos quienes necesitan nuestro amor.

Concédenos fortaleza para el día, gracia para aquellos con quienes nos encontramos y paz en todas las cosas.

En el nombre de Jesús, Amén.

Oración y Bendición

Ver también:

Oración del Creyente

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Corner_2020

Continue Reading

Las Bienaventuradas

Vida_en_Tensión_front_20200102Adoren al señor con reverencia, y alégrense con temblor.

 Honren al hijo para que no se enoje y perezcan en el camino, 

Pues puede inflamarse de repente su ira. 

¡Cuán bienaventurados son todos los que en el se refugian!

(Ps 2:11-12)

Por Stephen W. Hiemstra

Las Bienaventuradas introducen poéticamente el Sermón de la Monte (Matt 5-7), que establecen prioridades, redefinen honra entre discípulos, y encargan su discípulos.  El sermón ofrece la declaración más larga de la enseñanza de Jesus y la iglesia primitiva la citó más frecuentemente que cualquiera otra pasaje en las escrituras (Guelich 1982, 14). Como una introducción, las Bienaventuradas interpretan el Antiguo Testamento de manera que sorpresó sus discípulos entonces y continúan a sorpresernos ahora, que sugir que las Bienaventuradas merecen un estudio cuidadoso.

Contexto del Evangelio

En ambos Mateo y Lucas, las Bienaventuradas aparecen inmediatamente despues Jesús llamó sus discípulos y se dirige a los discípulos, sirviendo como un preámbulo para el sermon que sigue.

El sermón se dirge a los disciples personalmente, al igual que el anterior llamado de Jesus al ministerio—“Vengan en pos de mí, y yo los haré pescadores de hombres” (Matt 4:19). No es un llamado pasivo a ser espectadores, sino un activo llamado para discípulos quienes compartirán en su sufrimiento, en un momento en que el arresto y decapitación de Juan (quien baptizó Jesús) fue todavía fresco en sus mentes (Matt 4:12; 14:10). Sufrimiento—tensión extrema—es un tema obvio en el sermón tanto por el muerte reciénte de Juan como por razón de las continuas amenazas a la vida de Jesus que empezaran aun antes su nacimiento (Matt 1:18-25; 2:1-13).

Sufrimiento, como aprendimos en las Bienaventuradas, es parte de ser un discípulo fiel y sabemos que los discípulos fieles recibieron esta mensaje porque diez de los once discípulos murieron como mártires (Fox and Chadwick, 2001, 10).

Contexto Literario

En inglés, las Bienaventuradas (Beatitudes) toman su nombre de la traducción de latin (beati) de la palabra en griego para honra (μακάριος) que significa “humanos privilegiados receptores del favor divino” o “favorecidos, bendicido, afortunados, felices, privilegiado” (BDAG 4675, 2, 2a). Jesus repite μακάριος por nueve veces.

La Biblia usa la repetición para enfatizar—dos veces es enfasis; tres veces es muy enfatico; y nueve veces no tiene precedentes.

Esta enfatica repetición refuerza el contenido del sermón.  El sermón en Mateo representa Jesús como el nuevo Moisés quien emite un nuevo ley sobre la montaña (después el Monte de Sinaí), mientras en Lucas el sermón presenta ambas bendeciones y maldecienes (problemas), un patrón como del pacto (Deut 28). En otras palabras, el estilo literario y contenido del texto atraerían la atención de un público judío.

Contexto del Antiguo Testamento

El uso repetido de Jesús de μακάριος en el sermon alude a Salmo 1 en la traducción de griego (el más familiar para los lectores del primer siglo), donde dice:

¡Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, ni se detiene en el camino de los pecadores, ni se sienta en la silla de los escarnecedores, sino que en la ley del señor está su deleite, y en su ley medita de día y de noche! (Ps 1:1-2)

Salmo 1 presenta la paz de Dios, un llamado a la santidad, y una integración (lo opuesto a tensión) dentro de nosotros mismos, con Dios (a través de la obediencia a la ley), y con los demás con una sorprendente economía de palabras. 

Otras referencias de μακάριος hablan, no a integración, sino de tensión, como la tensión política (Salmo 2) y  la aflicción (Isaiah 30). En Isaías 30, por ejemplo, Dios hace una promesa interesante a los que esperan por él.

Aunque el Señor les ha dado pan de escasez y agua de opresión, el, tu maestro, no se esconderá más, sino que tus propios ojos contemplarán a tu maestro. (Isa 30:20)

El maestro aquí es el Mesías quien bendica los quienes sufren “el pan de escasez y la agua de opresión”—una expresión poética que significa persecución, mientras la palabra por maestro (‎מוֹרֶ֔יךָ) también significa la lluvia temprana, una forma de bendición en una región desértica como Israel.

Propósito de Comisionar

En su sermon, Jesus redefine la significado de honra que es una importante, pero neglectada, translación de μακάριος (Neyrey 1998, 164). Si Jesús hubiera querido transmitir la idea de bendito, la traducción habitual de μακάριος, entonces la palabra más convencional en griego sería eulogetos (France 2007, 161). Honrado es una translación más apropriado porque el mundo antiguo tenía una cultura de honor y vergüenza donde incluso un pequeño insulto require una respuesta inmediata y ya veces mortal—Jesús prohíbe tales respuestas. Cuando Jesús enseñó el perdón, el amor enemigo y poner la otra mejilla, él confrontó radicalmente la cultura de honor y vergüenza, donde los amos tuvieron el honor y los esclavos tuvieron la  vergüenza.

Deshonra en el mundo antiguo Jesús redefinió como honor entre sus discípulos. Jesús dijo:

Honrados serán cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de mí. Regocíjense y alégrense, porque la recompensa de ustedes en los cielos es grande, porque así persiguieron a los profetas que fueron antes que ustedes. (Matt 5:11–12)

En otras palabras, las recompensas celestiales siguen de la persecución terrenal. En una cultural obsesionada con la gloria y honor—especialmente honor de la familiar—la traducción preferida para μακάριος aqui es honor, no bendición. Este es más consistente con el resto del sermón de Jesus y menos consistente con la ley de Moisés con bendiciones y maldiciones como en Salmo 1.

Las Bienaventurada

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Corner_2020  

Continue Reading

Oraciones por los Demás

Vida_en_Tensión_front_20200102Por Stephen W. Hiemstra

Padre todopoderoso, Amado Hijo, Espíritu Santo,

Te alabamos para estar presente deliberadamente en nuestras vidas—enseñanos a estar presente deliberadamente en las vidas de aquellos nos rodean.

Confesamos nuestra necesidad a estar más santo—que su ejemplo brille a través de nosotros.

Confesamos que a menudo nos sentimos más atraídos por la cultura y menos a tí—enseñanos  como a vivir fielmente en tensión con el mundo que nos rodea.

Confesamos la necesidad de reconciliarnos con los que nos duelen y quienes les duelamos—enseñanos que vivir sacrificialmente en tu nombre.

Te agradecemos por la vida y sacrificio de tu hijo, Jesucristo, y por los muchos dones espirituales que tu  Espíritu Santo ducha sobre nosotros.

Concédenos fortaleza para el día, gracia para aquellos quienes encontramos, y paz.

En el nombre preciosos de Jesús, Amén.

Oraciones por los Demá

Ver también:

Oración del Creyent

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Corner_2020  

Continue Reading

Tensión con los Demás

Vida_en_Tensión_front_20200102Ustedes han oído que se dijo: 

Amaras a tu projimo y odiarás a tu enemigo.

 Pero yo les digo: amen a sus enemigos y oren por los que los persiguen,

 para que ustedes sean hijos de su padre que está en los cielos; 

porque el hace salir su sol sobre malos y buenos, y 

llover sobre justos e injustos.

 (Matt 5:43-45)

Por Stephen W. Hiemstra

Cuando llegamos a Cristo, tensión con los demás puede surgir de dos maneras. Primero, cuando aceramos a Dios, la brecha entre los valores bíblicos en los que estamos creciendo y los valores culturales que estamos dejando se amplía  y la gente nota. Después de comenzar el seminario, por ejemplo, noté que algunos de me compañeros más salados dejaron a usar la profanidad en mi presencia. Segundo, pues Dios ama las personas, cuando nos acercamos a Dios y nos volvemos más como Jesús, no podemos evitar amar a las personas también (John 13:34–35). Aunque la santificación crea un brecha entre nosotros y los demás, el amor de Dios que fluye a través de nosotros trabaja para cerrar esta brecha (Jas 2:15–16).

Abraham y Lot

Considere la historia de Abraham y su sobrino, Lot. Dios le bendijó a Abraham y luego reveló las planes para destruir a dos pecaminosas ciudades, Sodoma y Gomorra (Gen 18:17–20). Separó apartado del mundo, Abraham luego oró a Dios a perdonar las ciudades por el bien de los justos que vivían allí (Gen 18:23–32),  presumiblemente a inclusar su sobrino, Lot.

Sodoma y Gomorra

Lot no mostró problema para vivir en Sodoma ni compasión por sus vecinos. Por el contrario, mostró mal juicio a elegir a vivir en Sodoma (Gen 13:10) y solo dejó a Sodoma a la insistancia de los ángeles enviados a recuperarlo (Gen 19:16). La esposa de Lot encuentró más dificultades a abandonar Sodoma y desobedecidó a los ángeles por mirar otra vez a la ciudad en llamas (Gen 19:26).

Reflexionar sobre la destrucción de Sodoma y Gomorra, la iglesia puede posicionarse en relación a cultura en tres maneras: a trabajar para redmir la cultura como Abraham, prestar no atención a la cultura como Lot, o ser  captivada por la cultura como la esposa de Lot. Jesús elogia el enfoque de Abraham (Luke 9:52–56), pero la gracia extendida tiene limites, como Jesús instruye sus discípulos:

En cualquier ciudad o aldea donde entren, averigüen quién es digno en ella, y quédense allí hasta que se marchen. Al entrar en la casa, denle su saludo de paz. Y si la casa es digna, que su saludo de paz venga sobre ella; pero si no es digna, que su saludo de paz se vuelva a ustedes. Cualquiera que no los reciba ni oiga sus palabras, al salir de esa casa o de esa ciudad, sacudan el polvo de sus pies. En verdad les digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para la tierra de Sodoma y Gomorra que para esa ciudad.  (Matt 10:11-15)

Los disciples deben ofrecer paz (es decir, predicar el evangelio) a todo el mundo por el bien de aquellos que escuchan pero para aquellos que no escuchan sus deseos deben ser respetado (Matt 10:14).

La Brecha

La brecha entre los demás y nosotros mismo es el enfoque de las últimas tres Bienaventuradas:

Bienaventurados los que procuran la paz, pues ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados aquéllos que han sido perseguidos por causa de la justicia, pues de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados serán cuando los insulten y persigan, y digan todo género de mal contra ustedes falsamente, por causa de mí.  (Matt 5:9-11)

En estas Bienaventuradas, Jesús ni niega, ni excusa, ni escapa de persecución. En cambio, él trata persecución como una oportunidad para ministerio—“Pero Yo les digo: amen a sus enemigos y oren por los que los persiguen” (Matt 5:44)—y ofrece consuelo para quienes que la sufren. La implicación es que tensión con los demás es la norma, no la excepción, para discípulos Cristianos.

Tensión con los Demá

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: http://bit.ly/Corner_2020  

Continue Reading