Los Diez Mandamientos

Photo by Stephen W. Hiemstra
Photo by Stephen W. Hiemstra

“Entonces Dios habló todas estas palabras diciendo: “Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre (de la esclavitud).” (Exod 20:1-2 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

¿Como cristianos, por qué tenemos que saber acerca de los Diez Mandamientos? La respuesta breve es porque Jesús nos dice”Porque en verdad les digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, no se perderá ni la letra más pequeña ni una tilde de la Ley hasta que toda se cumpla.” (Matt 5:18 NBH). Reformador Juan Calvin reforzó este punto y dijo que la ley tiene tres propósitos principales: para ensenar nos acerca de la voluntad de Dios, para ayudar las autoridades civiles, y para guiar nuestras vidas cotidiana (Haas 2006, 100).

Aún así, como personas posmodernas, tenemos desprecio para la ley. Vivimos vidas indisciplinadas, ignoramos las limites de velocidad, y engañan por nuestros impuestos. Deseamos ser independiente y en control de nuestras vidas propias. No queremos que nadie, ni siquiera Dios, que nos dice qué hacer. Los Diez Mandamientos nos recuerdan que seguimos siendo rebeldes hijos y hijas de Adán y Eva .

Nuestra rebelión contra Dios se llama pecado. El pecado toma por lo menos tres formas: cayendo debajo de expectaciones (pecados), rompiendo una ley (transgresión), y no haciendo lo que debemos (iniquidad). Yo pecado cuando trato a amar Dios con toda mi corazón, alma, y mente, pero no logro hacerlo consistentemente. Yo transgredo la ley cuando mato alguien. Yo cometo iniquidad cuando ignoro (deshonro) mis padres en su vejez, dejando a su cuidado a mis hermanos cuando soy capaz de ayudar, pero niego a. A pasar de que las tres palabras se utilizan intercambiable, estas distintas permanece útil.

En nuestra rebelión, la ley se presenta como un acto de gracia que nos apunta al camino a volver a Dios. Los Diez Mandamientos puede pensado como las límites saludables de Dios para la comunidad Cristiana y como un modelo para el mundo.

¿Así que lo que es útil a saber acerca de los Diez Mandamientos?

La Biblia nos dice que Dios es el Señor de Señores y usa los pactos para definir su relación con nosotros. Un pacto es un tratado o acuerdo que delinea los deberes y obligaciones del gobernador y los gobernados. La Biblia describe pactos con Adán, Noé, Abraham, Moisés, y David, y el pacto nuevo con Cristo. Los Diez Mandamientos son parte del pacto con Moisés.

Jeremías profetizo la venida de un pacto nuevo que estaría escrito en nuestras corazones (Jer 31:30-31). El evangélico de Mateo describe este pacto nuevo con cinco mandamientos explícitos dadas de Jesús: Matt 5:17-20, Matt 17:9, Matt 19:16-21, Matt 22:36-40, Matt 28:18-20. Dos de esos habían ya sido mencionado: obedecer la ley (Matt 5:17-20) y el doble amor mandamiento (ama Dios; ama vecino en Matt 22:36-40).

¿Por qué los cristianos necesitan entender los Diez Mandamientos? Los Diez Mandamientos nos ayudan a entender lo que significa a ser el pueblo de Dios y a seguir la mandamiento de Cristo para obedecer la ley.

REFERENCIAS

Haas, Guenther H. 2004. “Calvin’s Ethics.” In The Cambridge Companion to John Calvin, 93–105. Edited by Donald K. McKim. New York: Cambridge University Press.

 

Continue Reading

Gálatas 4: Esclavitud y Libertad

Art by Stephen W. Hiemstra
Art by Stephen W. Hiemstra

Por Stephen W. Hiemstra

Ustedes ya son hijos y hijas. Dios ha enviado a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama: ¡Abba! ¡Padre! Así que ya no eres esclavo sino hijo/a; y como eres hijo/a, Dios te ha hecho también heredero (Galatas 4:6-7).

¿No estás contento de que nuestra relación con Dios no es transaccional?

¿Y si Dios fuera como “Facebook friend” que después de un “mal día” simplemente un-friend a usted? ¿Quién iba a ser cómodo en su relación con un Dios así? ¿Podría alguna vez realmente amar a Dios sabiendo que se estaban evaluando constantemente? O, volviendo a la pregunta alrededor, ¿podría alguna vez realmente amar a Dios sabiendo que su amor fue comprado con la riqueza o la fama?

¿No estás contento de que nuestra relación con Dios es una relación real?

En Gálatas 4, el apóstol Pablo describe lo que significa ser un niño de un (incondicional) promesa. Cuando se nos promete un regalo (como amistad), sólo necesitamos creer en la promesa. La promesa es incondicional. No tenemos que hacer nada para ganar el regalo. Eso es lo que la palabra, regalo, implica. La buena noticia es que la gracia de Dios es un regalo.

Ley funciona de manera diferente. La ley es una promesa condicional. Si obedeces la ley, entonces usted gana la recompensa prometida por la ley. Por ejemplo, si se aplica para convertirse en un ciudadano de los EE.UU. , la ley que cubre la ciudadanía se aplica. Si usted cumple con las condiciones de esta ley, entonces usted es elegible para convertirse en ciudadano. Si usted no cumple con las condiciones de la ley y que desee la recompensa de la ley, entonces usted es un esclavo de la ley (y el deseo) hasta que cumpla con esas condiciones.

Con este argumento relativo a las promesas incondicionales (la gracia) y condicionales (ley), Pablo está haciendo dos puntos:

  1. Estar bajo la ley es como los niños que esperan para ser lo suficientemente mayor como para heredar de sus padres (vv 1-3). Estar bajo la ley implica la inmadurez. Los adultos maduros están bajo no tales restricciones. Lo que los adultos prefieren ser un niño otra vez?
  2. Estar bajo Evangelio implica la libertad de la ley, pero no implica la ausencia de relación. Somos adoptados hijos- hijos de la promesa (vv. 5-7, 23-28) de Dios. La gente libre no se comportan como los esclavos, porque están en relación con sus padre , que incluye tener una herencia (v 30).

La discusión de Pablo de nuestra libertad en Cristo continúa en el capítulo 5.

Discusión de Pablo sobre la relación entre Abraham y sus dos mujeres, Agar y Sara, ha generado una gran polémica en los últimos años. Pablo argumenta que estar bajo el pacto mosaico (la Ley de Moisés) es como ser un esclavo de la ley. Porque Agar era una esclava , que equivale a los dos (la ley y Agar) en su alegoría. Esto hace que la acidez de los intérpretes judíos porque los Judios eran descendientes biológicos de Sarah, no Agar.

El argumento de Pablo gira en torno a la alianza de Dios con Abraham. Los Judios no han tomado en serio la segunda mitad del pacto a Abraham: Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; haré famoso tu nombre, y serás una bendición (Génesis 12:2 – 3). El pacto con Abraham exigió que Abraham se convierta en una bendición ( וֶהְיֵ֖ה בְּרָכָֽה ) [a las naciones] – que esencialmente significa que el Evangelio necesita ser contada. Los gálatas eran como Sarah (y los Judios no eran) porque cumplieron de manera más completa las obligaciones del pacto de Abraham. Como mínimo, compartiendo el amor de Dios tiene que comenzar con el intercambio de quién es Dios! Niceness no es suficiente, la obediencia a la ley no es suficiente (Gálatas 5:14).

Nuestra pregunta es: ¿Somos hijos de Agar o de Sarah?

Continue Reading

Introducción A Gálatas

Galatians_12312013Por Stephen W. Hiemstra

Me asombra que tan pronto estén dejando ustedes a quien los llamó por la gracia de Cristo, para pasarse a otro evangelio (Galatas 1:6 NVI).

¿Qué es exactamente la gracia de Cristo y lo que es el Evangelio? ¿Qué es este evangelio que Pablo escribe acerca de? En las próximas seis semanas, los espero para explorar lo que Pablo tiene que decir acerca de estos y otros temas relacionados. Mi propósito hoy es proporcionar algunos antecedentes para este revisión.

Autoría, Lugar y Fecha. Nadie pone en duda que el apóstol Pablo escribió esta carta (epístola) a las iglesias de Gálatas. Sin embargo, desde el siglo XIX, ha habido una controversia entre los estudiosos como la ubicación de estas iglesias, porque la región de Galacia cambió con el tiempo e incluyó diferentes comunidades étnicas. En general, si Galacia se refiere a la parte sur de Galacia, luego la letra correspondiente a la primera visita de un misionero de Pablo a la región (AD 49); si corresponde a la parte norte, entonces corresponde a la segunda visita de un misionero (AD 53-57).

Otras controversias giran en torno a alinear los viajes de Pablo a Jerusalén mencionados en Gálatas 1:18 y 2:1 con correspondientes versículos en el libro de los Hechos. Otros desacuerdos surgen a alinear los diferentes pasajes donde se menciona la región de Galacia en el Nuevo Testamento (NT). Estos pasajes son los siguientes: Hechos 16:6, 18:23, 1 Corintios 16:1, Gálatas 1:2, 3:1, 2 Timoteo 4:10, y 1 Pedro 1:1. Los detalles de estos argumentos están más allá del alcance de este estudio [1].

Temas. El debate académico sobre Gálatas es espíritu, porque la carta se afirma de forma compacta los temas centrales en la teología de Pablo. Los temas tratados incluyen la relación entre ley y evangelio, y entre Judio y gentiles. Las respuestas a estas preguntas ayudan a definir la naturaleza de la gracia de Dios, el papel de la fe, y, en efecto, el alcance de la libertad cristiana. La brevedad de la carta de Pablo obliga a los estudiosos para interpretar las declaraciones hechas en Gálatas, en términos de otras cartas de Pablo y el alcance de otros autores en el NT.

Hermenéutica. Hermes era el dios mensajero, la hermenéutica es de acuerdo al estudio de la interpretación.  Si bien hay muchas escuelas importantes de interpretación, tres puntos de vista dominantes interpretativos destacan: autor, las Escrituras, y el lector. La vista autor se pregunta: ¿qué quiso decir el autor que decir? El punto de vista de las Escrituras pregunta: cuando algo no está claro, es que hay una clara declaración en otro lugar en la Escritura? La vista lector pregunta: ¿qué significa para mí?  Juan Calvino pidió a cada una de estas preguntas y requiere también que las interpretaciones consultan los idiomas originales de las Escrituras, por ejemplo, Gálatas fue escrito en griego.

Comentarios. Es útil usar una amplia variedad de recursos en el estudio de la Biblia, incluso si el tiempo y la energía son limitadas. Espero utilizar estos comentarios:

Bruce, FF. 1982. The Epistle to the Galatians: A Commentary on the Greek Text. NIGTC. Grand Rapids: Eerdmans.

Hansen, G.W. 1993. “Letter to the Galatians” pages 323-334 of Dictionary of Paul and His Letter. Compendium of Contemporary Biblical Scholarship. Edited by Gerald F. Hawthorn, Ralph P. Martin, and Daniel G. Reid. Downers Grove: InterVarsity Press.

Keller, Timothy. 2013. Galatians for You. USA: TheGoodBook.

McKnight, Scot. 1995. The NIV Application Commentary: Galatians. Grand Rapids: Zondervan.

De éstos, el comentario Keller es el más accesible. También hago referencia frecuente a la Nestle- Aland Nuevo Testamento Griego (Novum Testamentum Graece, 2012, Munich: Deutsche Bibelgesellschaft) que incluye una excelente concordancia.

1/ Si usted está interesado, visite la dirección:  (Hansen 1993, 327-328).

Continue Reading