Mateo 5:6: Dichosos los que Tiene Hambre y Sed

Mateo 5:6: Dichosos los que Tiene Hambre y SedHoly Spirit Cross at First Presbyterian Church of Annandale in Annandale, Virginia

Por Stephen W. Hiemstra

Almuerzo para el Alma, Miércoles, 23 de Agosto, 2017, Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, Virginia

Bienvenido

Buenos tarde. Bienvenido al Almuerzo para el Alma. Mi nombre es Stephen Hiemstra. Soy un voluntario pastoral y también un autor cristiano.

¿Cuáles son tus prioridades? Nuestra texto de hoy dice que debemos tener hambre y sed para la justicia de Dios.

Oración

Vamos a orar.

Padre santo. Gracias por tu presencia entre nosotros esta mañana. Agradecemos que tu palabra todavía mueva nuestros corazones y estimula nuestras mentes. Haga tu presencia especialmente claro en este momento y este lugar. En el poder de tu Espíritu Santa, abran nuestros ojos y danos oídos que oyen. En el precioso nombre de Jesucristo, Amen.

Texto

El texto de hoy viene del Evangelio de Mateo 5:6. Esa es la cuarta Beatitud y una parte de la introducción del Sermón de la Montaña. Escuchan la palabra de Dios:

“Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados” (Mateo 5:6 NVI).

La palabra del Senior.  Gracias a Dios.

Introducción

En 2013, estuve graduado del seminario y escribí mi primer libro, Una Guía Cristiana a la Espiritualidad, en inglés. Este libro fue escrito pero no tuve amigos en este negocio de publicación, no tuve un editor, ni tampoco un contrato de publicación. Entonces, tenía que asistir una conferencia y hablar directamente con los publicadores. Normalmente, negocios de este tipo requiere muchas preparaciones; por el mínimo, necesitaba a tener unas tarjetas de visita que describir mi oficina de trabajo, mi posición, y mi información de conectar. Todas las cosas fueron problemático porque estuve nuevo graduado, no tuve trabajo; y tuve solamente un libro para vender y fui desconocido. ¿Qué haría? (2X)

Ninguna Tarjetas de Visita

¿Que fue la repuesta a la problema de ninguna tarjetas de visita? Sin una oficina de trabajo, empezó a escribir mis prioridades: eslavo de Cristo, esposo, padre, pastor voluntario, escritor, y orador. En la primera, me sentí avergonzado porque yo estaba en paro. Pero, mis tarjetas de visita crecían a ser un tópico de conversación, especialmente entre mis hijos y sus amigos. Inmediatamente, tuve una oportunidad a compartir las prioridades de la vida con mis propios hijos en un contexto fresco y también con otras personas.

Las Prioridades

Las prioridades—Dios, esposo, hijos, trabajo—son importante porque si se cambia esta lista de prioridades, o pérdida alguna de ellos, malas cosas pueden pasar. ¿Que pondría pasar, por ejemplo, si yo pongo mi trabajo en la plaza de Dios en esta lista y perdía mi trabajo? O tal vez, ¿qué paso si yo pongo mi esposa en la plaza de Dios y ella me dejó? Estos ejemplos no son muy hipotético porque la primera razón para suicidio entre los ancianos en américa de hoy (incluso un miembro de mi propia familia en este año pasado) es perdía de trabajo y la primera razón para suicidio entre los jóvenes bajo de veinte cinco años es pérdida de una relación significativa. Malas cosas pasan cuando tenemos prioridades inapropiadas o desorganizadas.

En la cuarta Beatitud Jesucristo dijo:

“Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados” (Mateo 5:6 NVI).

Contexto

¿Para qué tienes hambre y sed? ¿Para qué le apasiona?

Este tema de necesidades muy profundo—hambre y sed—es en contrario de la provisión y abundancia de Dios en el Evangelio de Juan. Allí, Jesucristo revelo si mismo primero a una pareja que tuvieron una boda sin suficiente vino para cumplir el estándar de la comunidad para la hospitalidad—eso es como hoy si usted no tiene ropas apropiada para visitar una restaurante con clase con tu familia después un funeral. En este contexto, Jesús proveyó el vino.

El Súper-Abundancia de Dios

Más generalmente en el Evangelio de Juan, nuestras debilidades son contrastado con el súper-abundancia de Dios—la abundancia de vino en la boda de Canaán (Juan 2:1-11), la abundancia del pan cuando Jesús alimenta las cinco mil hombres (Juan 6:5-14), y la abundancia del pez cuando Jesús revela si mismo a los apostales por la última vez en Galilea (Juan 21:3-12). Ellos alimentos de cada día ilustran la generosidad marca comercial de Dios que vimos la primera vez en el jardín de Edén donde no hubo hambre ni sed. Allí, tuvimos una relación muy íntima con Dios mismo.

¿Sentías el profundo simbolismo aquí en esta cuarta Beatitud? ¿Estas apasionadas hoy días para Dios? Como Jesucristo dijo:

“Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados” (Mateo 5:6 NVI).

Análisis

Si usted es apasionado para Dios o no, nuestra pasión indica las prioridades en nuestras vidas. Nuestras emociones protegen nuestros sentidos, nuestras identidades, y nuestras prioridades. En otras palabras, nos enojamos por las cosas que nos parecen importantes.

En la teología, esto concepto es llamado como “la teoría cognitiva de las emociones” (2X) (Elliott 2006, 31) y la idea es que también Dios se convierte en enojado solamente (2X) cuando su ley es transgredida. En la carta a los Romanos, el Apóstalo Pablo escribe:

“Ciertamente, la ira de Dios viene revelándose desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los seres humanos” (Rom 1:18 NVI)

Entonces, nuestras emociones revelan las prioridades reales de nuestros corazones.

¿Tienes hambre y sed para Dios antes otras cosas? (2X)

Fínale

En mi historia mencionada antes, imprimí las tarjetas de visita con mis prioridades. Este es—eslavo de Cristo, esposo, padre, pastor voluntario, escritor, y  orador. Asistí una conferencia donde encontré una impresa de publicación que ofrecía un contrato para publicar mi libro. Al final, yo no acepte este contracto pero empecé a publicar libros independientes por mi propia empresa.

Oración Para Terminar

Oramos.

Precioso Senior,

En nuestra finitud, nuestro quebrantamiento, lloramos para tu rectitud, oh Dios. Como las hambres agarra para el pan y los sedientos lloran para agua, buscamos para su justicia donde ni otro es disponible, ni otro puede ser encontrado. Tu santa Biblia se recuerda nos que tu estas aquí, siempre disponible, y compasionado para siempre. En medio del desierto de nuestras emociones y en la tierra seca de nuestras mentes, sana nuestras heridas, aliviar nuestras penas, y salvarnos de nuestros pecados. Por el poder de tu Espíritu Santo crecer nuestra fe aun que nuestra fuerza nos escapa. En el nombre de Jesucristo, Amen.

Referencias

Elliott, Matthew A. 2006. Faithful Feelings: Rethinking Emotion in the New Testament. Grand Rapids, MI: Kregel.

 

Vea También:

Dichosos Los Pobres En Espíritu

La Espiritualidad Cristiana 

Otras Métodos de Conectar:

Author site: http://www.StephenWHiemstra.net, Publisher site: http://www.T2Pneuma.com.

Newsletter at: http://bit.ly/2vfisNa

Continue Reading

Dichosos Los Humildes

Dichosos Los Humildes

Por Stephen W. Hiemstra,

Almuerzo para el Alma, Miércoles, 13 de Julio, 2016, Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, Virginia

Bienvenido

Buenos tarde. Bienvenido al Almuerzo para el Alma. Mi nombre es Stephen Hiemstra. Soy un voluntario pastoral de la Iglesia Presbiteriano de Centreville y también un autor cristiano. En el sermón de hoy continuamos nuestro estudio de las beatitudes.

En las beatitudes, vemos que las promesas de Dios son anclado en su carácter que no cambia y sabemos porque Dios es humildes para siempre.

Oración

Vamos a orar.

Padre celestial. Gracias por tu presencia entre nosotros esta mañana. Agradecemos que tu palabra todavía mueve nuestras corazones y estimula nuestras mentes. Haga tu presencia especialmente claro en este momento y este lugar. En el poder de tu Espíritu Santa, abran nuestros ojos y danos oídos que oyen. En el nombre de Jesucristo, Amen.

Texto

El texto de hoy viene del evangelio de Mateo 5:5. Eso es la tercera beatitud y una parte de la introducción del Sermón de la Montaña. Escuchan la palabra de Dios:

“Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia.” (Mateo 5:5 NVI)[1]

La palabra del Senior.  Gracias a Dios.

Introducción

Una confrontación famosa entre Jesucristo y los fariseos empieza con una difícil pregunta: “¿Está permitido pagar impuestos al césar o no?” (Mateo 22:17) Si él responde si, estaría los hebreos enojado a él y si el responde no, él tendría problemas legales con los romanos. Esta pregunta no tiene una respuesta obvia.

Jesús respondió:

“Muéstrenme la moneda para el impuesto. Y se la enseñaron. —¿De quién son esta imagen y esta inscripción? —les preguntó. —Del césar —respondieron. —Entonces denle al césar lo que es del césar y a Dios lo que es de Dios.” (Mateo 22:20-21)

En otras palabras, Jesús redefiní la pregunta y los desafió a profundizar en su fe en Dios—en qué imagen en que fueron creado–y no enfoque en las cosas políticas que ellos no pudieron cambiar.

Esta historia de la respuesta de Jesucristo a esta difícil pregunta es un ejemplo de un concepto conocida entre los expertos como nublando[2]. Nublando es una respuesta donde se respondió solamente a la parte de la pregunta lo que usted está de acuerdo (2X). En este ejemplo, Jesús continúa la conversación sobre impuestos, pero el cambió el enfoque a la moneda usada para pagarlo. La moneda ofreció la oportunidad a dar una lección sobre Dios sin cayendo en una trampa política y sin pareciendo defensivo frente de sus adversarios.

Este punto último es importante para nosotros porque cada día hablamos con personas difíciles y nublando es una técnica a permanecer amable durante un conflicto cuando eso es mucho más fácil a ser emocional o a sentir el estreso. Se hace útil porque cuando tenemos una respuesta apropiada a una persona difícil no somos víctimas…no somos defensivo…somos cristianos que respetan and emplean la sabiduría de Cristo. Eso es también un ejemplo de como a estar humildes (o manso) como Jesucristo en nuestra vida de cada día—manso no es débil o como se dice en inglés: meek is not weak.

O como Jesucristo dijo:

“Dichosos los humildes, porque recibirán la tierra como herencia.” (Mateo 5:5)

Contexto

La tercera beatitud aparece solamente en Mateo y en el griego, la lengua del Nuevo Testamento, humildes significa: “… No [ser] muy impresionado por el sentido de la auto-importancia, gentil, humilde, considerado” (BDAG 6132). Humildes es como la característica de una persona que aplica el concepto de “pobre en espíritu”, como encontramos en la primera beatitud, y que se muestró por Jesucristo en no menos de tres versículos en Mateo:

  1. “Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma.” (Mateo 11:29)
  2. “Digan a la hija de Sión: Mira, tu rey viene hacia ti, humilde y montado en un burro, en un burrito, cría de una bestia de carga.” (Mateo 21:5)[3]
  3. “Poniéndose en pie, el sumo sacerdote le dijo a Jesús—¿No vas a responder? ¿Qué significan estas denuncias en tu contra?

Pero Jesús se quedó callado.” (Mateo 26:62-63)

Los tres eventos—la invitación de Jesús al discipulado, su humilde desfile en Jerusalén, y su silencio durante su juicio—muestreó la humildad de Cristo. La humildad de Cristo es también observado en los escritos de los apóstoles Pedro, Santiago, y Pablo.

De toda esta evidencia, es obvio que humildes es muy importante a Jesucristo en el Nuevo Testamento. Pero, nadie quiere normalmente a ser humildes—nosotros necesitamos aprender ser humildes.

¿Está posible que Dios aprendió ser humildes también? (2X)

Análisis

Esta curiosa pregunta sobre el cambio de Dios durante el tiempo de la Biblia es muy importante en las conversaciones de teología de hoy porque si Dios cambió en la historia, entonces él puede cambió en nuestros tiempos también.

Voy a ser muy breve y aquí uso un argumento de la ley y los profetas como Pablo y muchos otros rabinos.

Punto Uno:

Dios acta como alguien muy manso a pesar de los pecados de Adán y Eva.

Los libros de la ley son los primeros cinco libros del Antiguo Testamento. En la ley vemos que Dios hace como una persona manso y gentil. Por ejemplo, en Génesis antes “el SEÑOR expulsó al ser humano [Adán y Eva] del jardín del Edén” (Gen. 3:23), Dios “hizo ropa de pieles para el hombre y su mujer, y los vistió” (Gen. 3:21) como una madre prepara su hijos para el primer día de la escuela. Dios tiene razón a matarlos ambos y crea nueva personas, pero él no lo hace. Dios no lo hace porque él tiene compasión y hace provisión para ellos, a pesar de sus pecados y contra su propio derecho y poder. En este contexto Dios parecía manso.

Punto Dos:

Dios es humildes como su buen amigo Moisés.

Allí en la ley, solamente Moisés fue descrito como humildes como vemos en el libro de Números, donde se escrito:

“A propósito, Moisés era muy humilde, más humilde que cualquier otro sobre la tierra.” (Núm. 12:3 NVI)

Pero muchas veces amigos son muy similares en características personales. Entonces, la implicación es que probablemente Dios es también manso como su buen amigo Moisés.

Punto Tres:

Los profetas dijeron que el mesías va a ser manso.

Los libros de los profetas son todos los libros del Antiguo Testamento que no son en los libros de la ley y aquí encontramos que humildes es una característica de esperar en el Mesías. El ejemplo más famoso fue citado en Mateo arriba y viene del profeta Zacarías:

“¡Alégrate mucho, hija de Sión! ¡Grita de alegría, hija de Jerusalén! Mira, tu rey viene hacia ti, justo, salvador y humilde. Viene montado en un asno, en un pollino, cría de asna.” (Zec 9:9)

Eso es obvio también en los profetas que humildes es una característica de Dios reflejada en su gente, como una parte importante de su imagen. Por ejemplo, vemos en los salmos:

“Él dirige en la justicia a los humildes, y les enseña su camino.” (Sal 25:9)

Y encontramos en los salmos nuestra tercera beatitud en otras palabras:

“Pero los desposeídos heredarán la tierra y disfrutarán de gran bienestar.” (Sal 37:11)

Entonces, vemos que en tanto la ley como los profetas que Dios fue humilde y el no necesita aprender a ser manso porque él fue ya manso en la creación. Eso es buenas noticias porque el carácter de Dios no cambió sobre tiempo y es inmutable ayer, hoy, y para siempre.

La implicación es que, como el carácter de Dios es inmutable y no lo cambia, también la Biblia es confiable y las promesas de Dios son buenas para siempre. (2X) ¡Gracia a Dios!

Oración Para Terminar

Oramos.

Dios todopoderoso, amado hijo, omnipresente Espíritu, alabamos porque tu no cambias y ofrecías tu gracioso amor y consolación en tiempos de dolor y pérdida. Limpia nuestros corazones de las pasiones malvadas que nos llevan a pecar y que lidera a violencia contra otras personas. Damos un carácter profundo en tu sabiduría. En el precioso nombre de Jesús, amen.

 

[1] “Bienaventurados los mansos, porque recibirán la tierra por heredad.” (Matt 5:5 R95)

[2]  En inglés se dice: “fogging”. Vea Savage (1996, 57-62).

[3] También: “¡Alégrate mucho, hija de Sión! ¡Grita de alegría, hija de Jerusalén! Mira, tu rey viene hacia ti, justo, salvador y humilde. Viene montado en un asno, en un pollino, cría de asna.” (Zec 9:9)

Referencias

Bauer, Walter (BDAG). 2000. A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature. 3rd ed. ed. de Frederick W. Danker. Chicago: University of Chicago Press. <BibleWorks. v .9.>.

Savage, John. 1996. Listening and Caring Skills: A Guide for Groups and Leaders. Nashville: Abingdon Press.

Continue Reading

Dichosos Los Pobres En Espíritu

Art by Sharron Beg, Clothesline
Art by Sharron Beg (www.threadpaintersart.blogspot.com)

Dichosos Los Pobres En Espíritu

Por Stephen W. Hiemstra,

Almuerzo para el Alma, Miércoles, 15 de Junio, 2016, Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, Virginia

Bienvenido

Buenos tarde. Bienvenido al Almuerzo para el Alma. Mi nombre es Stephen Hiemstra. Soy un voluntario pastoral de la Iglesia Presbiteriano de Centreville y también un autor cristiano.

Nuestro mensaje de hoy enfoca en una pregunta: ¿de cuál manera podemos hacer espacio en nuestras vidas para Dios? (2X)

Oración

Vamos a orar.

Padre celestial. Gracias por tu presencia entre nosotros esta mañana. Gracias que tu palabra todavía mueva nuestras corazones y estimula nuestras mentes. Haga tu presencia especialmente claro en este momento y este lugar. En el poder de tu Espíritu Santa, abran nuestros ojos y danos oídos que oyen. En el nombre de Jesucristo, Amen.

Texto

El texto de hoy viene del evangelio de Mateo 5:3. Eso es la primera beatitud y una parte de la introducción del sermón de la montaña. Escuchan la palabra de Dios:

“Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece.” (Mateo 5:3 NVI)[1]

La palabra del Senior.  Gracias a Dios.

Introducción

En Octubre de 2014, fui invitado a ofrecer comentario sobre mi libro, Una Guía Cristiana a la Espiritualidad, en la Mezquita de Mubarak en Chantilly, Virginia por el día de Eid.[2] En el calendario musulmán, Eid es un día tan santo como pascua en el calendario cristiano y celebran el sacrificio de Abraham de su hijo Isaac por medio de sus propios sacrificios de animales domésticos, como ovejas.

Yo fui muy nervioso sobre esta invitación. ¿Cómo cristiano, que debería decir sobre la fe cristiana a un grupo de musulmanes? Entonces, durante los tres días antes Eid, empecé a un periodo de oración y ayuno, y pedí a Dios cual debiera decir a los musulmanes. Dios me respondió a esta oración, pero no dijo nada sobre mi invitación. En lugar y mucho mejor, Dios me dio la inspiración para escribir un nuevo libro, La Vida en Tensión, que voy a publicar más tarde en este verano.

Este ejemplo de la oración contestada, pasé tres días en oración y ayuno. En esta manera, yo estaba abierta a oír una palabra de Dios y Dios respondió.

¿De cuál manera podemos hacer espacio en nuestras vidas para Dios? (2X)

Análisis

Nuestro texto de hoy tiene una otra repuesta a esta pregunta, pero el texto es un poco más interesante y también complicado en el contexto de la biblia. Escuchan el texto de hoy otra vez:

“Dichosos los pobres en espíritu, porque el reino de los cielos les pertenece.” (Mateo 5:3)

Cada palabra en esta beatitud es interesante por razones diferentes como vamos a ver.

Dichosos (2X)

El Nuevo Testamento fue escrito originalmente en el lenguaje griego y el griego para dichosos (la palabra μακάριος) significa: “del favor, bendiciones, fortuna, alegría (o gozo), y privilegio”.[3] En el Antiguo Testamento el uso más famoso parece en Salmo 1 donde es escrito:

“Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos sino que en la ley del SEÑOR se deleita, y día y noche medita en ella.” (Ps 1:1-2).

Entonces, muchas veces se dice que dichosos significa más honra o bendiciones, ni solamente gozo y alegría.

Los Pobres En Espíritu (2X)

Se encuentra esta expresión en ningún otro lugar en la biblia,[4] pero explica mejor la significancia del frase en Isaías 61:1 donde se escrita:

“El Espíritu del SEÑOR omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros…” (Isa 61:1)

Pobre aquí significa “los corazones heridos”, “los cautivos”, y “los prisioneros” muy cerca del sentido de la frase de Mateo: los pobres en espíritu”.

Más importante en el entendimiento de la palabra “pobre” es que en hebreo, que estaba la lengua del Antiguo Testamento, significa también “afligidos, humilde, manso”.[5] Entonces, la frase en Mateo 5:3, “los pobres en espíritu” parece como una traducción directamente de la palabra “pobre” en hebreo que tiene un significado más amplio en hebreo que en griego o español o inglés.

El Reino De Los Cielos (2X)

En la lengua hebreo, el nombre de pacto  de Dios (YHWH) es santo y pude ser usar solamente en un servicio de alabanzas. En otros contextos, se usen frases, como el señor, “el nombre, o el reino del cielo por respeto a la santidad del nombre de Dios.

Después todo este análisis, eso es posible a interpretar la primera beatitud como diciendo: Dios bendiga los que son humildad o, más apropiado, Dios bendiga los que hacen espacio en la vida para él; porque los que son humildad tienen respeto para otras personas, incluso Dios.

La humildad hace espacio para otras personas; también el perdón, la gracia, la paciencia, la generosidad, la misericordia, la compasión, y otras frutas del espíritu.[5] Todos los dones espirituales hacen espacio en nuestras vidas para relaciones, incluso relaciones con Dios.

¿En cuál manera podemos hacer espacio en nuestras vidas para Dios? (2X)

Más Análisis

Esta idea de ofrecer espacio para Dios (y, por implicación, otras personas) tiene una tradición antigua en la biblia. Por ejemplo, la noche después el rey Solomon había dedicado el primero templo en Jerusalén Dios le dijo:

“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.” (2 Chr 7:14)

¿Cuál país hoy necesita esta promesa el más? (2X)

Después las beatitudes, más tarde en el sermón de la montaña, Jesús dijo:

“Pidan, y se les dará; busquen, y encontrarán; llamen, y se les abrirá.” (Mateo 7:7)

Si nosotros ofrecer más espacio en nuestras vidas a Cristo, el promete a venir en nuestras vidas y sálvanos de nuestras pecados, nuestros miedos, nuestras dolores.

En cuál manera podemos hacer más espacio en nuestras vidas para Dios.(2X)

Oración Para Terminar

Oramos.

Dios todopoderoso, amado hijo, omnipresente Espíritu, alabamos por tu gracioso amor y consolación en tiempos de dolor y pérdida. Limpia nuestros corazones de las pasiones malvadas que nos llevan a pecar y lidera a violencia contra otras personas. En el precioso nombre de Jesús, amen.

[1]“Dichosos ustedes los pobres, porque el reino de Dios les pertenece.” (Lukas 6:20 NVI)

[2] http://www.huffingtonpost.com/2014/10/03/eid-al-adha-2014_n_5927040.html.

[3] μακάριος means “humans privileged recipient of divine favor” and can also mean “favored, blessed, fortunate, happy, privileged” (BDAG 4675, 2, 2a).

[4] En el evangelio de Lucas, esta bienaventuranza refiere solamente a los “pobres” (Lucas 6:20), pero Mateo era apóstol de cristo (y testigo del sermón de las montañas) mientras Lucas era un colegio de Paul y griego (y no testigo del sermón de las montañas).

[5] “poor,afflicted,humble,meek” (BDB 7238).

[6] “En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.” (Gal 5:22-23)

Referencias

Bauer, Walter (BDAG). 2000. A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature. 3rd ed. ed. de Frederick W. Danker. Chicago: University of Chicago Press. <BibleWorks. v .9.>.

Brown-Driver-Briggs-Gesenius (BDB). 1905. Hebrew-English Lexicon, unabridged.

Vea También:

Dichosos los que Tiene Hambre y Sed 

La Espiritualidad Cristiana 

Otras Métodos de Conectar:

Author site: http://www.StephenWHiemstra.net, Publisher site: http://www.T2Pneuma.com.

Newsletter at: http://bit.ly/2vfisNa

Continue Reading

Dichosos Los Que Lloran

New Life
New Life

Por Stephen W. Hiemstra

Se presentaba al Almuerzo para el Alma, Miércoles, 20 de Mayo, 2015 Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, Virginia.

Bienvenido

Bienvenido al Almuerzo para el Alma aquí este tarde a la Iglesia Presbiteriano de Trinidad. Mi nombre es Esteban (o Steve or Stephen o cualquiera otra cosa). Soy un voluntario pastoral de la Iglesia Presbiteriano de Centreville.

Nuestro mensaje de hoy enfoca en la necesidad de tener una actitud diferente a través de duelo. ¿Cuándo somos en dolor, nos volvemos a dios o a nuestro dolor? (2X)

Oración

Vamos a orar.

Padre celestial. Gracias por tu presencia entre nosotros esta mañana. Agradecemos para la vida, la salud, y las riquezas de amistad que es tu iglesia. En el poder de tu Espíritu Santa, abra nuestros ojos y danos oídos que oyen. En el nombre de Jesucristo, Amen.

Texto de Neuvo Testamento

El texto de hoy viene del evangelio de Mateo 5:4. Eso es la segunda beatitud y una parte de la introducción del sermón de la montaña. Escuchan la palabra de Dios:

“Dichosos los que lloran, porque serán consolados.” (Mateo 5:4 NVI)[1]

La palabra de Senior.  Gracias a Dios.

Introducción

¿Para quién lloras tú? (2X)

Recuerdo en mi caso la muerte de mi hermana Diane en 2007. Soy el mayor de la familia, entonces ella estaba dos años más joven que yo. Por esta razón la pérdida de mi hermana fue especialmente duro por migo, pero también porque nosotros fuimos amigos para toda la vida. Mi padre fue estudiante durante casi toda mi juventud y movimos mucho durante esos años; entonces, Diane fue mi única real amiga hasta que fui ochos años. Entendimos la vida juntos. Ahora, Diane fue con Dios y yo fui solitario en mis memorias. En el próximo año, 2008, empieza mis estudios en el seminario. ¿Son los dos eventos relativos? Tal vez; tal vez no.  Hasta ahora es difícil de decir, pero creo que sí.

¿Qué aprendí usted de tu experiencia de pérdida? (2X)

Texto de Antiguo Testamento

La segunda beatitud viene directamente de Isaías 61:1-3 donde se escribía:

“El Espíritu del SEÑOR omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros, a pregonar el año del favor del SEÑOR y el día de la venganza de nuestro Dios, a consolar a todos los que están de duelo, y a confortar a los dolientes de Sión. Me ha enviado a darles una corona en vez de cenizas, aceite de alegría en vez de luto, traje de fiesta en vez de espíritu de desaliento. Serán llamados robles de justicia, plantío del SEÑOR, para mostrar su gloria.” (Isa. 61:1-3 NVI)

Recuérdanos esta pasaje bien porque Jesús leyó la en Nazaret durante su primer sermón en Lucas 4.

¿Quién recibí consolación en este pasaje? Hay dos grupos:

  • “todos los que están de duelo” y
  • “los dolientes de Sión”.

El contexto de estos versiculos fue la cautividad en Babilonia que venía en response de los pecados de los judías.

Pero, ¿para que llora Dios? (2X) Dios llora para nuestros pecados porque nuestros pecados vienen entre nosotros y un santo Dios (Gen 6:5-6)[2].  Nuestros pecados separaran nos de Dios.  Cuando lloramos sobre nuestros pecados Dios nos prometía que él va ofrecer consolación. Jesucristo dice:

“Dichosos los que lloran, porque serán consolados.” (Mateo 5:4 NVI)

Análisis

La segunda beatitud tiene una segunda razón para ofrecer consolación.  El duelo es un tipo de lamentación.  La lamentación es un canto (u oración) de llorar y hay muchas lamentaciones en el libro de Salmo.

La lamentación tiene una forma importante que tiene dos partes[1].

En la primera parte de una lamentación se diga toda que es en tu corazón al Señor. Todo el dólar, todos tus miedos, toda tu ira. Es importante a ser muy honesto con Dios. Esos es bien a ser ira aun con Dios porque Dios es grande y tu ira significa que tú tomas Dios realmente serios.  Esa parte de oración es completa cuando toda la pena había dicho. En este momento el alma es tranquilo.

La segunda parte de una lamentación viene exactamente porque el alma es tranquilo.  En este momento eso es posible a recordar tus bendiciones de Dios en tu camino de la fe.  Esta parte de la lamentación consiste de alabanzas de Dios.  Entonces, encontramos que irónicamente, una lamentación es por muchas personas muchas vezas el camino de salvación. Aquí vemos el consolado de la segunda beatitud:

“Dichosos los que lloran, porque serán consolados.” (Mateo 5:4 NVI)

¿Para quién lloras tú? (2X)

En mi caso, yo estaba en el proceso de lamentación cuando comencé mis estudios en el seminario. Pero, hasta este momento no puse estas dos cosas juntas en mis piensas. ¿Dios utiliza mi dolor me acercarse a sí mismo?

Más Análisis

Cuando lloramos es verdad que nosotros sentimos una pérdida real.  Necesitamos hacer una decisión: ¿Nos volvemos a Dios o a nuestro dolor? (2X) Esta decisión es importante porque dolor es una emoción muy poderoso y tiene la capacidad de hacer cambios de nuestra identidad. Eso es un Jardín-de-Getsemaní momento en nuestra vida (Mateo 26:36-43). En un sentido real, nuestra identidad es una colección de todas las decisiones sobre dolor en la vida. ¿Últimamente, es nuestra identidad en Cristo o en nuestro dolor? (2X)

¿Para qué lloras tú? (2X) Jesucristo nos recordamos:

“Dichosos los que lloran, porque serán consolados.” (Mateo 5:4 NVI)

Oración Para Terminar

Oramos.

Dios todopoderoso, amado hijo, omnipresente Espíritu, alabamos por tu gracioso amor y consolación en tiempos de dolor y pérdida. Limpia nuestros corazones de las pérdidas, los miedos, la vergüenza, y las pasiones malvadas que nos llevan a pecar. En el precioso nombre de Jesús, amen.

 

[1] “Dichosos ustedes que ahora lloran, porque luego habrán de reír.” (Luke 6:21 NVI)

[2] “Al ver el SEÑOR que la maldad del ser humano en la tierra era muy grande, y que todos sus pensamientos tendían siempre hacia el mal, se arrepintió de haber hecho al ser humano en la tierra, y le dolió en el corazón.” (Gen. 6:5-6 NVI)

[3] Card, Michael. 2005. A Sacred Sorrow: Reaching Out to God in the Lost Language of Lament. Colorado Springs: NavPress.

 

Continue Reading