Héroes o Niños de la Fe: Confesión de los Pecados

wedding-002Héroes o Niños de la Fe: Confesión de los Pecados

Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, Virginia Miércoles, 01 de Marzo, 2017. También, el Shadai de DC, Manassas, Viriginia Jeuves, 02 de Marzo. 2017.

Bienvenido

Bienvenido. Mi nombre es Stephen Hiemstra. Soy un voluntario pastoral y también un autor cristiano.

Introducción

Hoy es Miércoles de Ceniza cual es el primer día de la Cuaresma, que es los cuarenta días antes de Pascua. Porque Cristo murió por nuestros pecados, tradicionalmente Cuaresma es un tiempo de reflexionar sobre nuestros pecados y también sobre las disciplinas espirituales.

Nuestro texto de hoy, Salmo 32, enfoque en la tema de confesión de pecados, cuáles son ambos males cosas que hacemos y buenos cosas que no hacemos. Iniquidades, que son buenos cosas que no hacemos, son normalmente los pecados más doloroso.

Oración

Vamos a orar.

Padre santo. Gracias por tu presencia entre nosotros esta mañana. Agradecemos que tu palabra todavía mueva nuestros corazones y estimula nuestras mentes. Haga tu presencia especialmente claro en este momento y este lugar. En el poder de tu Espíritu Santa, abran nuestros ojos y danos oídos que oyen. En el precioso nombre de Jesucristo, Amen.

Texto

La escritura de hoy viene del Salmo 32 versículos 1-5. Escuchan la palabra de Dios:

 ¡Cuán bienaventurado es aquel cuya transgresión es perdonada, cuyo pecado es cubierto! ¡Cuán bienaventurado es el hombre a quien el SEÑOR no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño! Mientras callé mi pecado, mi cuerpo se consumió con mi gemir durante todo el día. Porque día y noche tu mano pesaba sobre mí; mi vitalidad se desvanecía con el calor del verano. Te manifesté mi pecado, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones al SEÑOR; y tú perdonaste la culpa de mi pecado. (Salmo 32:1-5 LBA)

 La palabra del Senior. Gracias a Dios.

Contexto

¿Qué necesito confesar? (2X)

Durante este año pasado, escribía una memoria de mi vida espiritual de algunas 300 páginas. Hubo historias de mi juventud, relaciones, crecimiento, educación, y profesión. En el medio de toda la vida, experiencia muchas cosas interesante y también hice pecados de varios tipos. Muchas veces la pena más profundo en mi vida viene cuando no podría hacer el bien cuando la oportunidad a hacer bien fue posible. Este tipo de pecado se describe en la biblia como iniquidad y como norteamericanos es el pecado que muchas veces grita lo más fuerte.

Por ejemplo, yo no podría aceptar, la oportunidad de ser un misionario en Latina América como joven de veintisiete años porque no tenía suficiente fe en Dios y page demasiada atención a mi vida personal—no fui listo. En un otro contexto, yo no podría proveer soporte emocional a una amiga mía después ella fue sujeto de abuso de su propia madre por rasión de alcoholismo—yo intenté, pero no tuve los recursos emocionales requiere. En cada caso, no fui obligado de hacer nada, pero la oportunidad de hacer algo mejor en Cristo fue perdida.

En muchas veces, iniquidad es el pecado más doloroso porque no tenemos la capacidad de hacer una buena cosa cuando la vida requiere un héroe de la fe y somos todavía solamente niños de la fe. Por esta rasión, Cuaresma también tiene un enfoque por las disciplinas espirituales que ayudarnos a crecer más capacidad de hacer cosas buenas en la vida común.

¿Qué necesitas tú confesar? (2X)

Análisis

Salmo 32 fue escrito por Rey David después su adulterio con Betsabé  y el asesinato de su esposo Urías el hitita en 2 Samuel 11 y  12. Su confesión fue recordada en Salmo 51. Pero, en Salmo 32 describió la experiencia de David con su confesión.

¿Qué dije David? (2X)

En versículo 1, David dije que a estar perdonaste es un bendición. Pero hay también una frase interesante: “cuya pecado está cubierta”. Esta frase es interesante porque los sacrificios no cubería los pecados intencionales, solamente pecados no intencionales.[1] Dios perdone David solamente por rasión de su oración y su perdón fue antes de la cruz de Jesucristo! Salmo 51 es una oración muy importante.

¿Qué más dije David?

David use diferente palabras para los pecados: pecado, transgresión e iniquidad. Un pecado fue tomado de la palabra en hebreo  (‎חֲטָאָֽה) que significa perder un objetivo como un arquero cuyas flechas se pierden un blanco. Una transgresión (פֶּ֗שַׁע) significa a romper una ley. Una iniquidad (עָוֹ֑ן) significa a hacer algo malo o una falta de hacer algo bueno. El pecado de David fue realmente dos cosas—adulterio y asesinato—y ambos son transgresiones de los Diez Mandamientos.

¿Qué más aprendamos de este salmo?

En versículo tres y cuatro, David hable de su depresión y culpa por tratando de ocultar su transgresión. Aun el rey David es sujeto de la ley de Dios y necesite su perdón. Y vemos que su confesión resulta en perdón y la bendición de Dios.

¿Qué necesitamos confesar? (2X)

Fínale

En el contexto de la iglesia en general, confesión es un sujeto que los católicos manejan mejor que los protestantes tal vez porque ellos enfoque más que los protestantes hoy días en las disciplinas espirituales, cuales son cosas como oración, estudios de la biblia, meditación y confesión de pecados. Confesión, como perdón, hace espacio en la vida para relaciones en la comunidad de fe y hace espacio en la vida para una mejor relación con Dios.

En la comunidad de fe confesión significa que nuestras relaciones en la comunidad son más importantes como nuestro orgullo personal. En un mundo competitivo este acto de confesión es inmediamente obvio y totalmente contra-cultural.

Confesión es también muy importante en nuestra relación con Dios. Nuestra vida en Cristo crece porque confesión empieza con la realización que no somos santo como Dios y le necesitamos.

Entonces, la pena de confesión parece en nuestra vida como un sacrificio dulce frente de un santo Dios y un signo que comunidad en Cristo es posible en este tiempo y este lugar.

¿Qué necesitamos confesar? (2X)

Oración Para Terminar

Oramos.

Santo Padre:

Gracias que te ama y darnos la oportunidad de confesar nuestros pecados y nos perdonas por medio de la cruz de Cristo. En el poder de tu Espíritu Santo, ayúdanos a perdonar los pecados de nuestros hermanos y hermanas en Cristo y también los pecados de personas que vemos cotidaría. En el preciosos nombre de Jesucristo, Amen.

[1]David reconoció si mismo que el tienia este problema: “Porque no te deleitas en sacrificio, de lo contrario yo lo ofrecería; no te agrada el holocausto.” (Salmo 51:16 LBA)

Continue Reading

Prayer Day 18: A Christian Guide to Spirituality by Stephen W. Hiemstra

Goto: http://bit.ly/T2PNEUMA, Enter discount code: 83WZLNW4
Goto: http://bit.ly/T2PNEUMA, Enter discount code: 83WZLNW4

Loving Father. Beloved Son. Forgiving Spirit. We praise you for your love and forgiveness. Redeem us from our sin; empower our lives with new meaning. In the power of your Holy Spirit, grant us new status as children of God and allow us to enter your work of reconciliation. In Jesus’ precious name, Amen.

 

Padre Amoroso, Hijo Amado, Espíritu de Perdón. Te alabamos por tu amor y perdón. Redima nos de nuestros pecados; empodera nuestras vidas con significados nuevos. En el poder de tu Espirita Santo, anime nos un estado nuevo como hijos y hijas de Dios y permite nos a entrar tu obra de reconciliación. En el precioso nombre de Jesús oramos, Amén.

Continue Reading

Perdonas; Perdonamos

Photo by Stephen W. Hiemstra
Photo by Stephen W. Hiemstra

“Y perdónanos nuestras deudas (ofensas, pecados), como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores (los que nos ofenden, nos hacen mal).” (Matt 6:12 NBH)

Por Stephen W. Hiemstra

¿Por qué perdonar? ¿Por qué ser una persona que perdona?

La respuesta fácil es porque Jesús lo dice. Jesús hace un comentario fuerte sobre la perdón inmediatamente después el Padre Nuestro:

“`Porque si ustedes perdonan a los hombres sus transgresiones (faltas, delitos), también su Padre celestial les perdonará a ustedes.“Pero si no perdonan a los hombres, tampoco su Padre les perdonará a ustedes sus transgresiones (faltas, delitos).” (Matt 6:14-15 NBH)

La lógica aquí es clara: hemos de ser personas que perdonan porque Dios nos ha perdonado. La palabra por el perdón en griego significa a dejar ir.

El Apóstol Pedro aclaró nuestra obligación a perdonar cuando preguntó: “`Señor, ¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí que yo haya de perdonarlo? ¿Hasta siete veces?” Jesús le contestó:“No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.” (Matt 18:21-22 NBH)—un numero arbitrariamente grande que encaja el contexto de la pregunta de Pedro [1]. Jesús pasa luego a decir la parábola del siervo que no perdonó (Matt 18:23-35).

El punto es que el perdón ayuda a la paciencia, sanación, y redención.

El perdón ayuda a la paciencia. Trabajando con los niños pequeños o con los patentes de Alzheimer consiste en responder preguntas repetidas o que se ocupan de otros comportamientos molestos. A menudo nos encontramos trabajando con nuestros hijos y padres mientras que malabares otra cosas—incluyendo nuestras propias agotamiento. Si somos capaces de perdonar personas con necesidades especiales, entonces por que es tan duro a perdonar a la personas normales que son sólo una molestia? [2] Una vida sin arrepentimientos empieza con el perdón.

El perdón sana. Por ejemplo, el perdón rompe lo que psiquiatras llaman la rumia. Unas formas extrema de ruminación ocurren cuando un patente psíquica obsesiona cotidiana por años sobre eventos estresante o imaginarias del pasado [3]. Exagerado como esto, la ruminación distrae al paciente desde el desarrollo emocional normal y, posteriormente, daños relaciones. Por que todos rumiamos, el perdón nos sana por ayudando nos a centrar por los retos cotidiana y no por las fantasmas del pasado [4].

El perdón trae redención. La historia de Esteban, la primera mártir Cristiana, es una caso en punto. Inmediatamente antes su muerto, Esteban oró: “Señor, no les tomes en cuenta este pecado.” (Act 7:60 NBH) Saulo de Tarso fue testigo y aprobado de la lapidación de Esteban. Conocida mejor como Pablo, Saulo mas tarde se reunió con el Cristo resucitado por la camino de Damasco, fue bautizado, y se convirtió en gran evangelista de la iglesia. Pero Pablo nunca se olvidó el asombroso acto de amor y vinculado a Esteban a su historia de llamada propia (Acts 22:20). ¿Fueron la vida y el ministerio de Pablo una repuesta de la oración de Esteban?

El perdón es tan radical, tan raro, tan redentora que se revele la presencia de Dios entre nosotros.

[1] Traducciones alternativas, por ejemplo una versión en Inglés “New American Standard”, leer setenta veces siete.

[2] Jerry Bridges (1996, 46) escribió: “Vemos los como personas para quien Cristo murió o solo como personas quien hacen nuestras vidas difícil?” Cristo perdono aun sus atormentadores de la cruz (Luke 23:34). Si el pueda ama y perdona ellos quien lo asesinó, entonces podemos perdonar molestas personas!

[3] Una terapia para ruminación es a redirige la atención de la patente más allá la memoria negativa a un oración de respirar, como la oración de Jesús. La versión de la oración de Jesús que recuerdo era: Jesús, Hijo de Dios, ten misericordia de mí.

[4] Francis MacNutt (2009, 130) cite cuatro tipos de curación que podemos orar para incluso: arrepentimiento, dolor emocional, física salud, y liberación de opresión espiritual. Cuando perdonamos ellos quien hemos penar, relevemos también de nuestra pena propia. Los pecados no perdonan plague ambos partidos.

REFERENCIAS

Bridges, Jerry. 1996. The Pursuit of Holiness. Colorado Springs: NavPress.

MacNutt, Francis. 2009. Healing. Notre Dame, IN: Ave Maria Press.

Continue Reading

Perdón de Pecados

Photo by Stephen W. Hiemstra
Photo by Stephen W. Hiemstra

Por Stephen W. Hiemstra

¿Por qué es perdón de pecados un signo de la presencias de Dios?

La escritura atestigua del amor abrumadora de Dios para nosotros y su disposición a perdonar nuestros pecados. Incluso después Dios descubrí el pecado de Adán y Eva, no les imponía inmediatamente una pena de muerte como les dijo antes; en su lugar, les equipa con ropas como una madre preparando su primer grado para la escuelaGen 2:17; Gen 3:21. Dios ha impuesto una consecuencia por el pecado sobre Adán y Eva, pero también les salia con “conclusión positiva” en la esperanza que deberán aprender de su error y no ser amargado (Turansky and Miller (2013, 130–131).. Del mismo modo después Caín muerta Abel, Dios ofrece Caín gracia y protegiéndolo de la venganza (Gen 4:15).

La conección entre el amor de Dios y perdón permite la salmista a escribir:

Bendice, alma mía, al SEÑOR, Y no olvides ninguno de Sus beneficios. El es el que perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus enfermedades; El que rescata de la fosa tu vida, El que te corona de bondad y compasión; (Psa 103:2-4 NBH)

¿Entonces si el perdón de Dios esta buen atestiguado en el Testamento Antiguo, por qué se necesita Jesús a morir por la cruz?

Parte de la respuesta es a observar que la perdón de Dios de Adán, Eva, y Caín era incompleta providencialmente. Toda tres eran todavía mal dicho; toda tres eran todavía apartado de la presencia de Dios. La obra de Cristo en la cruz era comprensiva, un evento de nueva creación, como el Apóstol Pablo escribe:

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura (nueva creación) es; las cosas viejas pasaron, ahora han sido hechas nuevas. Y todo esto procede de Dios, quien nos reconcilió con El mismo por medio de Cristo, y nos dio el ministerio de la reconciliación; (2 Cor 5:17-18 NBH)

Cristo nos reconcilio con Dios lo tanto que debemos reconciliar entre si. Con Adán, Eva, y Caín, nada de esto sucede.

Algunos psicólogos miran el perdón como un evento replanteo. Replanteamiento sucede cuando un significado nuevo se une a un evento negativo. Por ejemplo, psicoanalista Victor Frankl, cuando confinado a un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial, centró su mente en preparar la lecciones que iba a dar después la guerra sobre su experiencia de campamento. Por razón de replanteamiento de su persecución, Frankl fue capaz de sobrevivir el campamento cuando otros abandonaron la esperanza y muerto (Rosen 1982, 141). El replanteamiento no alcanza el perdón porque el enfoque es exclusivamente en la individual, dejando de lado la relación entre las individuales y con Dios.

Cuando Dios perdona nuestros pecados, en una sentido replanteamos nuestra propia imagen como un rebele a ser un hijo de Dios. Cuanto mayor sea el pecado perdonado, mayor será la transformación habilitado. La perdón libera nos de la pena de muerte y permita nos no solo a ser reconciliado con Dios, pero también con los que contra pecamos y con toda la creación. Entonces cuando nosotros perdonamos a los demás, nos convertimos en embajadores de Cristo en esta magnificente proyecto de reconciliación (2 Cor 5:20).

REFERENCIAS

Rosen, Sidney [Editor]. 1982. My Voice will Go With You: The Teaching Tales of Milton H. Erickson. New York: W.W. Norton and Company.

Turansky, Scott and Joanne Miller. 2013. The Christian Parenting Handbook: 50 Heart-Based Strategies for All the Stages of Your Child’s Life. Nashville: Thomas Nelson.

 

Continue Reading

2 Corintios 2: El camino de la Disciplina para la Reconciliación

Artwork by Narsis Hiemstra
Artwork by Narsis Hiemstra

Por Stephen W. Hiemstra

Las notas de la verdadera kirk [la iglesia], por lo tanto, creemos que, confiesan, y confiesan a ser: primero, la verdadera predicación de la Palabra de Dios … en segundo lugar, la correcta administración de los sacramentos de Cristo Jesús … y, por último, la disciplina eclesiástica rectamente ministró, como prescribe la Palabra de Dios, por el cual se reprime el vicio y la virtud nutre (Confesión Escocesa, 3.18) [1].

¿Sabía usted que la iglesia no es un club, que tiene su propio sistema de la corte?

En principio, los miembros y dirigentes de la iglesia de la Iglesia Presbiteriana (USA) pueden ser criados por cargos y juzgados por una iglesia por desobedecer la ley de la iglesia, como se establece en el Libro de Orden [2].  En la práctica, los cargos son raramente llevados.

Existen dos tipos de justicia en el sistema legal en los Estados Unidos: la justicia punitiva y restaurativa. La justicia punitiva sirve para castigar al transgresor de la ley; justicia restaurativa sirve para restaurar el transgresor de la ley a la comunidad completa. El sistema de justicia para adultos se centra en la justicia punitiva, mientras que el sistema de justicia de menores se centra en la justicia restaurativa. El Libro de Orden deja en claro que el propósito de la justicia en el sistema presbiteriano es la restauración, no castigos. Esta es también la lección de que el apóstol Pablo da en el capítulo 2 de la segunda carta a la iglesia de Corinto.

Capítulo 2 se centra en las instrucciones de Pablo a la iglesia en el trato con una persona en particular que ha causado un problema en la iglesia. No se nos dice quién es la persona o cuál era el problema—eruditos todavía debatir ambos temas (v 5). En cambio, Pablo se enfoca en la manera de avanzar en la restauración de esta persona a la plena comunión.

Curiosamente, Pablo parece estar dando a la iglesia en Corinto un “time out” (tiempo de espera), dando tiempo a la iglesia para resolver las cosas ellos mismos. Pablo escribe: En efecto, decidí no hacerles otra visita que les causara tristeza (v 1). Básicamente, dice que el castigo formuladas contra el autor del delito es suficiente (v 6). El delito fue en contra de la iglesia y la iglesia trató de él a través de, entre otras cosas, la humillación pública (v 7). Paul se niega a tomar ofensa personal (v 5). Por lo tanto, el castigo era suficiente para el delito y no se necesita más castigo. En cambio, Pablo escribe: Más bien debieran perdonarlo y consolarlo para que no sea consumido por la excesiva tristeza.  Por eso les ruego que reafirmen su amor hacia él. (vv 7-8) Este es un ejemplo bíblico de perdón y restauración.

Harris (2005, 234) considera que un proceso de 6 pasos involucrados aquí: delito, la pena, el dolor y la tristeza, el arrepentimiento, el perdón, y la afirmación [3].

Claramente, este no es el caso típico en la iglesia hoy. Lo que es típico consiste en echar tierra sobre las controversias y los tratan como vergüenzas. Entonces, después de un cierto punto la olla hierve y la gente se dividió a la iglesia y se van.

Pablo, al afirmar el delito y el delincuente, permite el castigo, el perdón y la restauración. El delincuente no bajar gratis; los ofendidos tienen la obligación de perdonar. Al final, la comunidad es más fuerte.

 

[1] Office of the General Assembly.  The Constitution of the Presbyterian Church (USA):  Part I:  Book of Confessions, Louisville, 1999.

[2] Office of the General Assembly.  The Constitution of the Presbyterian Church (USA):  Part II:  Book of Order 2011/2013, Louisville, 2011.

[3] Harris, Murray J. 2005. The Second Epistle to the Corinthians:  A Commentary on the Greek Text.  NIGTC. Grand Rapids:  Eerdman.

Continue Reading