Un Corazón Limpio y Un Espíritu Recto

Vida_en_Tensión_front_20200102

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y 

renueva un espíritu recto dentro de mí.

No me eches de tu presencia, y 

no quites de mí tu Santo Espíritu. 

(Ps 51:10-11)

Por Stephen W. Hiemstra

Cuando pensamos de la palabra, santo, normalmente pensamos de pureza morale, pero una otra definición es: ‘’pertenecer a ser dedicado o consagrado [a separar de] el servicio de Dios” (BDAG 61). Una misma palabra para santo (sagrado) en griego también significa un santo, así como moralmente pura y separada.

La pureza moral y la separación son ideas fundamentales en el entendimiento de Dios en el Antiguo Testamento, como vista en Génesis: “En el principio Dios creó los cielos y la tierra.” (Gen 1:1) Dos hechos de separación  ocurren  en creación: no ser se separaron de seres (Gen 1:1a) y el cielo y la tierra  se separaron uno del otro (Gen 1:1b). Otras separaciones—tinieblas y luz, mañana y noche, tierra seca y agua, hombre y mujer—siguen en el relato de creación lo que Dios declara bueno.

Los ataques contemporáneos contra la bondad de Dios a menudo comienzan declarando estas separaciones arbitrarias y caprichosas, especialmente en lo que respecta al género. Se argumenta que si estas separaciones son arbitrarias, son también discriminatorias, por lo tanto, no son buenas. Entonces, la biblia enseña discrimination y no puede considerarse como normativa por posmoderno Cristianos.

Buenas separaciones, a menudo refieró hoy como límites, necesitan  ser claras y concretas. En los Diez Mandamientos (Éxodo 20), la ley establece límites voluntarios que definen quién es y quién no es parte de la familia de Dios. El pacto entre el pueblo de Israel y Dios empieza con un recordatorio de los beneficios del pacto: “Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre (de la esclavitud).” (Exod 20:2) El punto aquí es que una vez fueron esclavos, pero yo los liberé, ustedes me deben.

Una interpretación cristiana de este pasaje toma un giro diferente. El apóstol Pablo habla de ser esclavo del pecado (Rom 7:14). Hoy día hablamos sobre esclavos de una adicción, esclavos de temor, o esclavos de las pasiones. Dios nos ofrece la libertad de escapar de tal esclavitud, si lo buscamos.

Los beneficios del pacto (bendiciones) y las estricciones (maldiciones) se presentaron con mayor detalle en Deuteronomio. Deuteronomio, que significa el segundo libro de la ley, necesitaba repetir el pacto para una nueva generación porque Dios maldijo a sus padres (que habían vivido en Egipto) por su falta de fe para morir en el desierto (Deut 1: 20–37) . Aquí leemos primero sobre los beneficios:

Y sucederá que si obedeces diligentemente al SEÑOR tu Dios, cuidando de cumplir todos Sus mandamientos que yo te mando hoy, el SEÑOR tu Dios te pondrá en alto sobre todas las naciones de la tierra. Y todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te alcanzarán, si obedeces al SEÑOR tu Dios: Bendito serás en la ciudad, y bendito serás en el campo . . . (Deut 28:1-3)

Más tarde en forma paralelé, leemos sobre las estricciones:

Pero sucederá que si no obedeces al SEÑOR tu Dios, y no guardas todos Sus mandamientos y estatutos que hoy te ordeno, vendrán sobre ti todas estas maldiciones y te alcanzarán: Maldito serás en la ciudad, y maldito serás en el campo . . . (Deut 28:15-16)

Estas bendiciones y maldiciones se citan otra vez en Salmo 1: ¡Cuán bienaventurado es el hombre que no anda en el consejo de los impíos, Ni se detiene en el camino de los pecadores, Ni se sienta en la silla de los escarnecedores. (Ps 1:1) 

Recordar al pueblo, especialmente los lideres, de estas bendiciones y maldiciones era la responsabilidad principal de un profeta del Antiguo Testamento. Aquellos que cumplieron con sus obligaciones del pacto fueron considerados justos bajo de la ley (Phil 3:6).

Si Dios consideraba a Job justo, ¿por qué Job terminó sufriendo? (Job 1: 1)

Una respuesta a la pregunta de sufrimiento es que la fidelidad de Job fue pruebado por circunstancias malvado (Job 1:9) y confirmó que era cierta (Job 42:1-7). Una otra respuesta es que sufrimiento es una consecuencia de la necedad (Prov 1:7). La mejor respuesta es que el pecado trae sufrimiento, es parte de nuestra naturaleza, y se requiere la intervención de Dios para vencerlo, mientras leemos:

Yo sé que mi Redentor (Defensor) vive, y al final se levantará sobre el polvo. Y después de deshecha mi piel, Aun en mi carne veré a Dios; Al cual yo mismo contemplaré, y a quien mis ojos verán y no los de otro. ¡Desfallece mi corazón dentro de mí! (Job 19:25-27)

Esta  teodicea de Job revela la gloria de Dios y su amor por nosotros al proporcionarnos un redentor.

La posibilidad de un redentor se profetiza por Moisés (Deut 18:15) y expresa el perdón de Dios. En orar por el perdón de Dios, el rey David expresó más claramente la intervención de Dios en nuestra condition morale, como citó anteriormente en Salmo 51. David reconoció que intervención divina se requería para una relación humana con un Dios santo y trascendió. Ser humano significa ser impío y mortal, no santo e inmortal (trascendente), como Dios.

Más tarde, Dios intervinó mediante la muerte y resurrección de Jesucristo a expiar para nuestra pecado (1 Cor 15:3–10). En Cristo y por medio del Espíritu Santo, podemos vivir en obediencia de Dios (liberamos de la ley) y podemos venir antes de Dios en oración y adoración.

Un Corazón Limpio y Un Espíritu Recto

Ver también:

Gospel as Divine Template

Otras formas de participar en línea:

Sitio del autor: http://www.StephenWHiemstra.net,

Sitio del editor: http://www.T2Pneuma.com.

Boletín informativo: https://bit.ly/HangHome_2020

 

Continue Reading

Héroes o Niños de la Fe: Confesión de los Pecados

wedding-002Héroes o Niños de la Fe: Confesión de los Pecados

Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, Virginia Miércoles, 01 de Marzo, 2017. También, el Shadai de DC, Manassas, Viriginia Jeuves, 02 de Marzo. 2017.

Bienvenido

Bienvenido. Mi nombre es Stephen Hiemstra. Soy un voluntario pastoral y también un autor cristiano.

Introducción

Hoy es Miércoles de Ceniza cual es el primer día de la Cuaresma, que es los cuarenta días antes de Pascua. Porque Cristo murió por nuestros pecados, tradicionalmente Cuaresma es un tiempo de reflexionar sobre nuestros pecados y también sobre las disciplinas espirituales.

Nuestro texto de hoy, Salmo 32, enfoque en la tema de confesión de pecados, cuáles son ambos males cosas que hacemos y buenos cosas que no hacemos. Iniquidades, que son buenos cosas que no hacemos, son normalmente los pecados más doloroso.

Oración

Vamos a orar.

Padre santo. Gracias por tu presencia entre nosotros esta mañana. Agradecemos que tu palabra todavía mueva nuestros corazones y estimula nuestras mentes. Haga tu presencia especialmente claro en este momento y este lugar. En el poder de tu Espíritu Santa, abran nuestros ojos y danos oídos que oyen. En el precioso nombre de Jesucristo, Amen.

Texto

La escritura de hoy viene del Salmo 32 versículos 1-5. Escuchan la palabra de Dios:

 ¡Cuán bienaventurado es aquel cuya transgresión es perdonada, cuyo pecado es cubierto! ¡Cuán bienaventurado es el hombre a quien el SEÑOR no culpa de iniquidad, y en cuyo espíritu no hay engaño! Mientras callé mi pecado, mi cuerpo se consumió con mi gemir durante todo el día. Porque día y noche tu mano pesaba sobre mí; mi vitalidad se desvanecía con el calor del verano. Te manifesté mi pecado, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones al SEÑOR; y tú perdonaste la culpa de mi pecado. (Salmo 32:1-5 LBA)

 La palabra del Senior. Gracias a Dios.

Contexto

¿Qué necesito confesar? (2X)

Durante este año pasado, escribía una memoria de mi vida espiritual de algunas 300 páginas. Hubo historias de mi juventud, relaciones, crecimiento, educación, y profesión. En el medio de toda la vida, experiencia muchas cosas interesante y también hice pecados de varios tipos. Muchas veces la pena más profundo en mi vida viene cuando no podría hacer el bien cuando la oportunidad a hacer bien fue posible. Este tipo de pecado se describe en la biblia como iniquidad y como norteamericanos es el pecado que muchas veces grita lo más fuerte.

Por ejemplo, yo no podría aceptar, la oportunidad de ser un misionario en Latina América como joven de veintisiete años porque no tenía suficiente fe en Dios y page demasiada atención a mi vida personal—no fui listo. En un otro contexto, yo no podría proveer soporte emocional a una amiga mía después ella fue sujeto de abuso de su propia madre por rasión de alcoholismo—yo intenté, pero no tuve los recursos emocionales requiere. En cada caso, no fui obligado de hacer nada, pero la oportunidad de hacer algo mejor en Cristo fue perdida.

En muchas veces, iniquidad es el pecado más doloroso porque no tenemos la capacidad de hacer una buena cosa cuando la vida requiere un héroe de la fe y somos todavía solamente niños de la fe. Por esta rasión, Cuaresma también tiene un enfoque por las disciplinas espirituales que ayudarnos a crecer más capacidad de hacer cosas buenas en la vida común.

¿Qué necesitas tú confesar? (2X)

Análisis

Salmo 32 fue escrito por Rey David después su adulterio con Betsabé  y el asesinato de su esposo Urías el hitita en 2 Samuel 11 y  12. Su confesión fue recordada en Salmo 51. Pero, en Salmo 32 describió la experiencia de David con su confesión.

¿Qué dije David? (2X)

En versículo 1, David dije que a estar perdonaste es un bendición. Pero hay también una frase interesante: “cuya pecado está cubierta”. Esta frase es interesante porque los sacrificios no cubería los pecados intencionales, solamente pecados no intencionales.[1] Dios perdone David solamente por rasión de su oración y su perdón fue antes de la cruz de Jesucristo! Salmo 51 es una oración muy importante.

¿Qué más dije David?

David use diferente palabras para los pecados: pecado, transgresión e iniquidad. Un pecado fue tomado de la palabra en hebreo  (‎חֲטָאָֽה) que significa perder un objetivo como un arquero cuyas flechas se pierden un blanco. Una transgresión (פֶּ֗שַׁע) significa a romper una ley. Una iniquidad (עָוֹ֑ן) significa a hacer algo malo o una falta de hacer algo bueno. El pecado de David fue realmente dos cosas—adulterio y asesinato—y ambos son transgresiones de los Diez Mandamientos.

¿Qué más aprendamos de este salmo?

En versículo tres y cuatro, David hable de su depresión y culpa por tratando de ocultar su transgresión. Aun el rey David es sujeto de la ley de Dios y necesite su perdón. Y vemos que su confesión resulta en perdón y la bendición de Dios.

¿Qué necesitamos confesar? (2X)

Fínale

En el contexto de la iglesia en general, confesión es un sujeto que los católicos manejan mejor que los protestantes tal vez porque ellos enfoque más que los protestantes hoy días en las disciplinas espirituales, cuales son cosas como oración, estudios de la biblia, meditación y confesión de pecados. Confesión, como perdón, hace espacio en la vida para relaciones en la comunidad de fe y hace espacio en la vida para una mejor relación con Dios.

En la comunidad de fe confesión significa que nuestras relaciones en la comunidad son más importantes como nuestro orgullo personal. En un mundo competitivo este acto de confesión es inmediamente obvio y totalmente contra-cultural.

Confesión es también muy importante en nuestra relación con Dios. Nuestra vida en Cristo crece porque confesión empieza con la realización que no somos santo como Dios y le necesitamos.

Entonces, la pena de confesión parece en nuestra vida como un sacrificio dulce frente de un santo Dios y un signo que comunidad en Cristo es posible en este tiempo y este lugar.

¿Qué necesitamos confesar? (2X)

Oración Para Terminar

Oramos.

Santo Padre:

Gracias que te ama y darnos la oportunidad de confesar nuestros pecados y nos perdonas por medio de la cruz de Cristo. En el poder de tu Espíritu Santo, ayúdanos a perdonar los pecados de nuestros hermanos y hermanas en Cristo y también los pecados de personas que vemos cotidaría. En el preciosos nombre de Jesucristo, Amen.

[1]David reconoció si mismo que el tienia este problema: “Porque no te deleitas en sacrificio, de lo contrario yo lo ofrecería; no te agrada el holocausto.” (Salmo 51:16 LBA)

Continue Reading

Quién Es Dios Para Tí?

Por Stephen W. Hiemstra

The Crucifixion
The Crucifixion

La Iglesia Presbiteriana de Trinidad, Herndon, Virginia, 18 Febrero 2015

Introducción

Buenos tarde.  Bienviendo al Almuerzo para el Alma aquí a la Iglesia Presbiteriana de Trinidad.

Mi nombre es Stephen Hiemstra. Soy voluntario de la Iglesia Presbiteriana de Centreville.

Hoy es miércoles de Ceniza cual es el primer día de la Cuaresma.

Cuaresma comienza cuarenta días antes de Pascua.  Tradicionalmente cuaresma es un tiempo de reflexionar sobre nuestros pecados porque Cristo murió por nuestros pecados. Por esta razón, nuestro texto de hoy, Salmo 51, centra por este tema.

Texto:  Salmo 51

 Oración

Oramos.

Padre todopoderoso, Hijo amado, Espíritu de la Verdad.  Gracias por la paz y la sanación que sentimos en tu presencia. Agradecemos por la vida, muerto, y resurrección de tu hijo, Jesucristo, que hice esta realidad posible. Abren nuestros ojos a tu presencia aquí entre nosotros esta mañana. En el precioso nombre de Jesucristo, Amen.

Yo

¿Quién es Dios para ti? (2X)

Ante pocos años tuve un jefe que necesitó a decirme malas noticias. Él no quiere que yo continúe un proyecto mío favorito. Él me lo dijo uno, dos, tres veces. Y yo oído solo buenas noticias cada vez. Se necesario que él me dijo –NO, NO, NO– otra vez muy plenamente porque mis oídos oían solamente lo contrario –Sĺ, Sĺ, Sĺ.

Muchas veces oímos y veamos solamente las cosas que queremos. El reto es que necesitamos a cambiar el enfoque de nuestras actividades para crecer, para transformar nuestras vidas.

Nosotros

¿Quién es Dios para ti? (2X)

En la historia de Moisés y la zarza ardiente, Dios habló a Moisés exactamente el dolor en su propio corazón. ¿Cuál le dijo? Dios le dijo: regrese a Egipto y diga a faraón —“Deja ir a mi pueblo…” (2X) (Éxodo 5,1). ¿Porque? Porque Moisés quiere a salvar su pueblo de la esclavitud de los Egiptos pero tuvo miedo aun a decirlo. Por esta razón, Dios envía a Moisés a Egipto para hacer la misma cosa en su propio corazón. Y a ayudar a Moisés con su temor, Dios prometido: “¡Yo estaré contigo!” (2X) (Éxodo 3,12)

¿No somos exactamente lo mismo como Moisés?  ¿Esperamos hasta Dios nos dice y desde entonces tenemos miedo?

¿Cuál reto en tu corazón es Dios recordando a ti a confrontar o a solucionar? (2X)

Dios

Tal vez tu reto es que puedes oír, pero no puedes ver (2X). Tu concepción de Dios es demasiada pequeña.  Este reto es muy común, como encontramos hoy con la historia del Rey David.

David tenía un problema. Él dormía con una mujer casada, Betsabé. Cuando ella convirtió embarazo, él asesinó su esposo, Urías el hitita, por enviarlo “al frente de la batalla” con los amonitas (2 Sam 11,15). En sus propias palabras, David “merece la muerte” (2 Sam 12,5). Entonces, el problema de David fue que su pecado era intencional y no tenía ningún perdón bajo la ley de Moisés. ¿Qué puede hacer? (2X)

Antes de Cristo, el castigo por pecado bajo la ley fue muerte. Perdón limitado era posible por sacrificio. Pero, sacrificios de animales cubrían solamente pecados no intencionales. David correctamente entendió que su pecado merecería la pena de muerto. Alguien necesita morir.  El profeta Natán ofreció David perdón, pero también profetizó que el primer hijo de David y Betsabé moriría (2 Sam 12,14). En esta manera, la ley seria satisfecha (2X).

Pero, David no fue satisfecha que la ley representa la misericordia y amor de Dios.  Él pida al Señor por siete días por la vida de su hijo (2 Sam 12,18). Salmo 51 resume la petición de David a Dios y su argumento con Dios porque la ley no es consistente con la compasión y el amor de Dios mismo.

Vamos a leer pocos versículos de Salmo 51 otra vez.  Escuchan en ello por el argumento de David con Dios:

Versículo 1: Ten compasión de mí, oh Dios, conforme a tu gran amor; conforme a tu inmensa bondad, borra mis transgresiones.

En otras palabras, perdóname Señor por razón de tu amor y tu bondad. Nota que no es por razón de mi amor o mi bondad. La compasión es un atributo de Dios que viene directamente por su identidad. ¿Cuáles atributos de Dios son más importantes a ti? (2X)

Versículo 3: Yo reconozco mis transgresiones; siempre tengo presente mi pecado.

David admite sus pecados.  El perdón siempre requiere confesión (2X).

Versículo 4: Contra ti he pecado, sólo contra ti, y he hecho lo que es malo ante tus ojos; por eso, tu sentencia es justa, y tu juicio, irreprochable.

Urías el hitita fue muerto, pero el asesino transgredió la ley de Dios.  Claramente vemos que todas nuestras relaciones incluyen tres personas—nosotros, nuestro vecino, y Dios (2X). Hay tres partidos de cada una de nuestras conversaciones.

Versículo 5: Yo sé que soy malo de nacimiento; pecador me concibió mi madre.

En otras palabras, he ido pecador desde entonces siempre. El pecado es un atributo humano.  El perdón requiere intervención divina.  No puedo ser bueno como Dios nunca. Entonces, todo el mundo humano requiere el sacrificio y el perdón (expiación) de Jesucristo.

Es interesante que en esta oración de David, unos mil años antes de Cristo, veamos la obra y la justificación de Cristo.

Usted

¿Quién es Dios para ti? (2X)

Durante las semanas que viene hasta Pascua, reflexionen ustedes sobre la historia de David y su uso de los atributos de Dios en Salmo 51.  Porque nosotros son creado en el imagen de Dios, los atributos de Dios pueden por la influencia del Espíritu Santo se convierten en atributos de nosotros también.

¿Quién es Dios para ti?

Oración

Oramos.

Padre Celestial. Gracias por la obra de Cristo. Purifícanos cotidiano. No nos alejes de tu presencia; no nos quites tu santo Espíritu. En el precioso nombre de Jesús, Amen.

 

 

 

Continue Reading